La triste costumbre de alegrarse por el final del Tour

La triste costumbre de alegrarse por el final del Tour

Se cerró una de las ediciones más tristes que se recuerdan del Tour de Francia, y un suspiro de alivio resonó clamorosamente entre los aficionados que quedan a este deporte. Seguimos instalados en la era Froome-Sky, apenas diferente a la de Armstrong-UsPostal, y el tedio y el aburrimiento son las notas predominantes a lo largo de las tres semanas de competición adulterada, con etapas pactadas, montañas sin ataques y cronos jibarizadas.

Froome lleva siete años seguidos siendo primero o segundo de grandes vueltas por etapas, al menos una vez cada año. Empezó en aquella Vuelta de 2011, y acaba de cerrar su tercer Tour consecutivo. Es completamente indiferente que no haya logrado ninguna etapa y que sea su primera victoria del año: LeMond ganó así en 1990, y lo único importante es la victoria. Para eso ha trabajado todo el equipo, capaz de colar a un gregario a un solo segundo del podio, y de tener el liderato de la carrera durante 19 de los 21 días de la misma.… Leer más

 

¿Eso han sido los Alpes?

Dos días en los Alpes, el Tour en un pañuelo, y el primer día la fuga con 30 corredores (de donde salió el ganador de la etapa) y el segundo 50, una auténtica animalada jamás vista, que incluso llevaba al estupor a alguno de sus integrantes. El ciclismo y sus pactos, incluyendo el de no agresión en la montaña. Apenas queda una crono con una longitud digna de una vuelta de una semana, y la montaña se ha acabado con los dos primeros de la general sin haber atacado, simplemente aguantando. El tercero si lo ha hecho, para no tener jamás más de 30 metros de ventaja.

Incluso cuando se buscaba consuelo en otras clasificaciones más disputadas, el infortunio hizo que Kittel se cayese al inicio de los Alpes y abandonase la carrera, dejando la regularidad a Matthews, que ya no tenía necesidad de escaparse y dar aliciente, uno al menos, al aburrídisimo espectáculo.… Leer más

 

Contador El Patriota, catalizador de los demás

Siguiendo el esquema de “un Tour para atacantes” con el que se presentó el recorrido de la edición 2017 los organizadores, los mismos que son incapaces de azuzar a los equipos para que las etapas llanas no sean una filfa pactada de antemano, había puesto para hoy una etapa de 100 km. para estimular que pasase algo, siquiera un ataque entre favoritos: algo. Bien, pues no ha pasado nada, simplemente ataques de corredores que quieren subir en la general y segundos espadas, y absolutamente nada entre los que lideran la clasificación.

Baste decir que el ataque de donde salió la fuga que llegaría a la meta se produjo a dos kilómetros de coronar el primero de los tres puertos del día, un extremadamente arbolado Col de Latrape. El protagonista era Alberto Contador, el siete veces ganador de grandes vueltas, y que está prolongando artificialmente su carrera deportiva. Especialista en este tipo de recorridos con distancia de juvenil, en donde jamás logra lo que se había propuesto en la salida, no ceja en su empeño, y cada vez adopta un nuevo ropaje para justificarse.… Leer más

 

“Los organizadores tienen lo que querían”

Zas. Zas. Zas. Tres caídas han dejado fuera del Tour al segundo, al quinto y al décimo de la general. ¿Ataques? Si, decenas. Incluso cienes. De un equipo local hasta la cejas, en la más pura tradición del ciclismo francés en la carrera de Francia (¡un saludo al Europcar y al inolvidable Christopher Kern!), y del Astana, un equipo que no necesita presentación, incluso en sus acciones más traicioneras. Pero al final del día, lo realmente significativo ha sido la eliminación de favoritos por caídas.

Que las caídas forman parte del ciclismo es un mantra que se repite una y otra vez para justificar a los bienpensantes, el problema es cuando las caídas están buscadas por el organizador. De la etapa entre Nantua -por cierto, menudo sitio más bonito- y Chambery se había dicho que sería “la etapa reina del Tour” (¿¿¿el noveno día???), y que los descensos serían tan decisivos como las subidas: se buscaba lo que pasó, y ahora los organizadores tienen el papelón de un Tour que sigue dominado por el tirano del último lustro, acosado por corredores de tanta valía como Aru, Fuglsang, Uran o Bardet.… Leer más

 

M.A López, una Vuelta a Suiza con 22 años

M.A López, una Vuelta a Suiza con 22 años

Uno no sabe como calificar la Vuelta a Suiza 2016: el nivel competitivo ha sido bajísimo -por ejemplo, no había ningún ganador de gran vuelta participando, salvo Scarponi- y el resultado ha sido bastante emocionante, por las fuerzas tan igualadas y por los continuos cambios en el podio, realmente infrecuentes en una prueba de este prestigio. Al final, el más fuerte ha sido el colombiano Miguel Ángel López, con 22 años y cuatro meses de edad, y en su segundo año de profesional.

Kelderman, que disputó la etapa de Sölden como líder con 16″ sobre Barguil y 19″ sobre Talansky, se hundió en el terrible puerto austríaco, una animalada que encima se subió tras 210 km. de etapa. Le pasó a LaTour el día anterior, y en el puerto más duro de la carrera -uno de los más duros de Europa- al enésimo holandés que fracasa yendo de líder, tras los recientes ejemplos de Dumoulin y Kruijswijk.… Leer más

 

Para Poels es la Luik-Bastenaken-Luik

Para Poels es la Luik-Bastenaken-Luik

Ni el frío ni la nieve impidieron lo que es una carrera -otra más- que se decide en el último momento, a pesar de las apelaciones a la épica, al ciclismo de otros tiempos y a lo que fuese, siempre al remolque de las calamidades que puedan sufrir los ciclistas. La 102º edición de la Lieja-Bastogne-Lieja fue salvada por un ganador a la altura de su leyenda, y perteneciente por derecho propio a la historia de la carrera.

Poco más hubo: un desvío del organizador -que es el mismo que anuló una etapa en París-Niza, y que en julio también organiza esa carrera conocida como Tour de Francia, donde jamás se anulará una etapa por altas temperaturas- en el km. 45 de la carrera para evitar la zona con mayor nieve, y que se tradujo en 5 km. menos para la prueba, fue lo más destacado de las seis horas previas a la traca final ya en las calles de Lieja.… Leer más

 

+ 1 etapa en el Tour

El pelotón volvió a ramonear camino de Gap, y dejó que la fuga del día con 24 corredores alcanzase la ofensiva diferencia de 20´. Por el Sky volvía a tirar Stannard, el mismo día en que su compañero Kennaughqué abandonaba en los primeros compases de la etapa, tras ser incapaz de aguantar el ritmo del pelotón en el llano. Se iba muy rápido (primera hora a 53´6 km/h de media, impulsado por un fuerte viento de culo) y, al parecer, tenía problemas respiratorios desde hace dos días. A lo peor, una de esas chest infection que tanto acosan a Froome, y para las que suele disponer de TUE.

Con un desarrollo de etapa así, hubo dos carreras en el mismo día. O tres, si contamos el posetapa y todo lo que rodea a este deporte achacoso, en una edición del Tour donde hasta un corredor como Rubén Plaza se da el lujo de ganar una etapa.… Leer más

 

Perder lo mismo que lo ganado en la etapa reina (y quedarse tan contento)

Perder lo mismo que lo ganado en la etapa reina (y quedarse tan contento)

Llevamos dos días de la Vuelta a Galicia, esta mini-ronda de cinco días con la que Guillén y Olano -que sigue diseñando los recorridos en la sombra- quieren cerrar la Vuelta 2014. No falta de nada: etapa de montaña, otro final en alto, un repecho antes de meta, un sprint y una crono de esas típicas en vueltas de una semana. Tampoco falta el elemento más característico de la Vuelta desde hace unos años: la incertidumbre sobre la victoria final hasta el último momento.

El primer día de la Vuelta a Galicia fue una etapa insulsa con más de 2800 metros de desnivel, pero sin ningún puerto puntuable. Así es la orografía gallega, y eso que las carreteras han mejorado mucho en estos años; muchas de ellas tenían pintadas todas las rayas reglamentarias. Se llegaba a La Coruña por primera vez en muchos años, y casi no se llega a disputar el sprint cantado.… Leer más

 

El Dauphiné termina en alto

El Dauphiné termina en alto

A partir del domingo, la mayor parte de la mejor yeguada del pelotón se dará cita en el Dauphiné Libere, tradicional Feria de Monstruos del ciclismo que cambia. Allí se juntan los descendidos de la Montaña Mágica de El Teide con los -pocos- que van a venir del Giro, y que unas veces lo hacen mal, y otras bien, como el afamado campeón español Dani Moreno, ganador en 2012 de dos etapas, 3º en el podio en 2013, y totalmente anónimo en el Giro, siguiendo esa larga tradición ciclista de desaparecer cuando el jefe se va, y que tan recordados ejemplos dejó en el equipo ONCE.

Además, este año es un Dauphiné diferente. Sostiene el gran periodista Juanfran de la Cruz que ASO intenta “Vueltizar” sus carreras: cada vez más finales en alto y cronos más cortas. Ya ven el esperpento que ha sido este año la Paris-Niza, sin ningún final en montaña, y sin ninguna crono.… Leer más

 

A la Volta sólo le queda el futuro

A la Volta sólo le queda el futuro

No puede ser que una vuelta por etapas WorldTour reciba el maná de los últimos cuatro primeros del Tour de Francia, el segundo del último Giro, el ganador de la Vuelta y los ganadores de las dos últimas carreras de similar categoría y formato disputadas y todo se acabe decidiendo por un ataque de peseta en el último km. de la segunda etapa. De siete programadas, tres de las cuales han ido a parar al mismo sprinter. Como en los tiempos en que Cipollini y Petacchi engordaban su palmarés en Volta y Setmana.

El recorrido de la Volta ha fallado de cabo a rabo, y no ha proporcionado ninguna emoción ni disputa por la general, a pesar de la exigua diferencia final (apenas 4″, que emparentan con la que separó a Escartín de Casero en la edición de 1997): por culpa de este recorrido se ha malbaratado la excelente participación de salida -al menos de corredores para la general, otra cosa es los sprinters-, que seguramente no se volverá a reunir en cuanto a cantidad y calidad en un buen montón de años.… Leer más