Vuelve la peste naranja

La capacidad del ciclismo para sorprender con situaciones vergonzosas para este deporte parece no tener fin. A los conocidos casos de ciclistas humillándose personalmente de las maneras más ignomiosas para un adulto, y organizadores e incluso la UCI comportándose como enemigos del propio ciclismo, se une ahora lo que parecería una broma macabra, si no fuese porque está a punto de hacerse realidad.

No hace falta recurrir a la memoria para acordarse del Euskaltel, el malhadado equipo que desapareció a finales de 2013 de una de la más maneras más gloriosas que se recuerdan: habiendo fichado una serie de corredores que no entrarían ni en la primera escapada del Mundial, estos lo agradecieron dejando un reguero de positivos, sin duda un homenaje sincero a González de Galdeano y su salbutamol.

Robert Vrecer, esloveno, dio positivo por clomifeno en la Vuelta a Polonia; Serebryakov, ruso, optó por la tradicional EPO en marzo; el marroquí fue despedido después de agosto por bajo rendimiento, y el griego agradecía al equipo haberle dado la oportunidad de realizar el sueño de su vida: participar en una Roubaix, donde consiguió acabar.… Leer más

 

Tenía que ser en Savona

Tenía que ser en Savona

La riviera ligur ofrece muy poco lugares donde la montaña se separa de la costa, y uno de ellos es Savona. Con una planicie notable, la ciudad tiene 100.000 habitantes por ser el puerto más meridional de Mitteleuropa, que llega hasta el Mediterráneo a través de aquí -por eso está lleno de autopistas, vías férreas e industrias de transformación- y de la vecina Génova, que dista 45 km. Savona es una ciudad muy fea, y con una historia particular con el ciclismo.

En 1969, y cuando la carrera se detenía en la bulliciosa ciudad -imagínenselo: era el momento álgido del miracolo economico italiano-, la joven estrella Eddy Merckx era expulsado de la carrera por un positivo en toda regla. El iracundo belga clamó en vano contra la injusticia, y se fue al Tour para conseguir la victoria más aplastante que haya habido nunca en el ciclismo. La imagen de Mercx, que por entonces sólo apuntaba todo lo grande que iba a ser, sollozando en la cama del hotel, forma parte de la historia del ciclismo.… Leer más

 

Óscar Freire: Opera selecta (y II)

No hacer nunca

Sanremo 2004
Sinceramente, una de las fotografías más icónicas del ciclismo. Un clásico para siempre y para enseñar en todas las escuelas de ciclismo. Erik Zabel, Mr. Sanremo (durante cinco años seguidos fue 1º-1º-2º-1º-1º) llevaba dos años sin oler la carrera, en parte por caídas. Vestido con el maillot de campeón alemán, y tras un sprint imperial que le iba a colocar en la fabulosa cifra de cinco victorias en La Clasiccisima, el experto alemán cometió un fallo para la historia del ciclismo.

Se puso a alzar los brazos sin haber cruzado la línea de meta. Freire, que venía embalado, aprovechó para estirarse al máximo y consiguió superar al desdichado alemán en el último metro, dejando una estampa que, insisto, pasarán décadas y la veremos igual que vemos las de Van Steenbergen y Van Looy: la misma cara de sorpresa, el mismo momento fugaz, los dos grandes campeones, el momento de la decepción.… Leer más

Óscar Freire: Opera selecta (I)

Esto no es un repaso exhaustivo de la carrera de Óscar Freire, sólo algunos momentos destacados que considero que son mis favoritos. He intentando huir dentro de lo posible de los grandes momentos en la mente de todos, e incluso incluyo algunas derrotas. Por supuesto, el orden de las reseñas no va es función de su importancia o de que me gusten más o menos, sino simplemente de cómo han ido viniendo a la cabeza.

Este sí es un suelo empedrado. Y curvado. 

St. Moritz-Ascona o la etapa de la Vuelta a Suiza donde se saltó una rotonda

La edición 2006 de la Vuelta a Suiza estaba saliendo muy bien a Freire, (3º, 5º y 4º en los sprints disputados), pero se acababa la carrera y el cántabro no se quería ir de vacío en la primera ocasión en que disputaba la carrera de su país de residencia.

Como ya tuve ocasión de escribir sobre esta gran victoria en su momento, simplemente añadir que es muy poco justo con uno de sus grandes momentos reducir la victoria al famoso salto de la rotonda, cuando fue una fuga larguísima, con un recorrido muy duro y rivales muy difíciles, incluyendo un pelotón que se echaba encima, como muestra la magnífica fotografía.… Leer más

Graziano Gasparre tiene cáncer ¿a quien le importa?

Graziano Gasparre tiene apenas 34 años y un sarcoma extirpado de urgencia hace pocos días. Graziano Gasparre fue un joven talentoso que pasó a profesionales en 2001 en loor de multitudes y futuros éxitos, para acabar siendo un ciclista del montón más bajo del pelotón, un ciclista del Amore & Vita retirado en 2009 a la edad de 31 años.

Al revés que muchos otros compañeros de generación y profesión, que han hecho de la visita al médico por achaques una cita constante de su agenda, y seguramente por la gravedad de su caso, Graziano Gasparre ha querido decir bien alto y claro lo que cree que es la causa de su mal: el dopaje sistemático al que se sometió durante sus años más mozos.

No lo ha hecho de viva voz, sino a través de Ivano Fanini, el patrón del Amore Vita y el primero que denunció en Italia, con pelos y señales, el mal extremadamente radicado del doping, recibiendo a cambio insultos, querellas, amenazas, risas y el clásico tratamiento de enajenado y loco.… Leer más

Sinkewitz rompe un tabú

SinkewitzauscultandoaUllrichPor si había alguna duda, Patrick Sinkewitz forma ya parte del reducídisimo grupo de corredores en activo (o con edad de estarlo) que han confesado su dopaje en términos razonables: no una semanita en 1996 y porque le engañaron, no, sino el dopaje sistemático y organizado. Así, al igual que Jaksche (el único de los implicados en la O.P), Simeoni o Manzano, el corredor alemán entra a formar parte de la historia del dopaje. Como testimonio y como cobaya, pero con una peculiaridad.

Sinkewitz ha declarado, en una entrevista al imprescindible Sueddeutsche Zeitung de Andreas Burkert (el que ha ocupado el trono que le correspondería a Carlos Arribas, tras la abdicación de este), que ya se dopaba con 20 años, lejos aún de los profesionales. Rompe así un tabú, el de las categorías inferiores virginales y pasando la gitana prueba del pañuelo, con tanto de exhibición y algarabía pública. Por poner un ejemplo, el muy mentiroso y taimado Jaksche (baste recordar su actitud antes de la confesión), en el momento de su outing, siempre se guardó muy bien las espaldas de su época pre-profesional, y eso que pasó con esos mismos 20 añitos, y nada menos que en 1998, cuando hasta Simone Borgheresi hacía segundo en una crono gracias al EPO, esa sustancia en boca y en vena de todos.… Leer más