La triste costumbre de alegrarse por el final del Tour

La triste costumbre de alegrarse por el final del Tour

Se cerró una de las ediciones más tristes que se recuerdan del Tour de Francia, y un suspiro de alivio resonó clamorosamente entre los aficionados que quedan a este deporte. Seguimos instalados en la era Froome-Sky, apenas diferente a la de Armstrong-UsPostal, y el tedio y el aburrimiento son las notas predominantes a lo largo de las tres semanas de competición adulterada, con etapas pactadas, montañas sin ataques y cronos jibarizadas.

Froome lleva siete años seguidos siendo primero o segundo de grandes vueltas por etapas, al menos una vez cada año. Empezó en aquella Vuelta de 2011, y acaba de cerrar su tercer Tour consecutivo. Es completamente indiferente que no haya logrado ninguna etapa y que sea su primera victoria del año: LeMond ganó así en 1990, y lo único importante es la victoria. Para eso ha trabajado todo el equipo, capaz de colar a un gregario a un solo segundo del podio, y de tener el liderato de la carrera durante 19 de los 21 días de la misma.… Leer más

 

¿Quien teme a Valverde feroz?

Aunque Valverde sea un corredor que siempre está de buen humor y jamás deja traslucir otra sensación, se notaba que estaba incómodo con la situación producida tras la justa sanción a su equipo por la CRE. En su mentalidad, considera que es una injusticia. Jamás haría un tweet rastrero y de gitano como el de su compatriota Rojas, uno al que la misma incomodidad le deja mayores secuelas, quizás por la diferencia que existe entre ambos.

Me explico. Si Rojas quisiese evidenciar “lo que tiene dentro”, no podría hacerlo con una victoria, un grito al aire, un puño de “¡toma!”. No podría, porque no da para más, ni siquiera con el aceite fortificado de Michele Ferrari y otras cositas del tratamiento sirvió para que ganase un sprint de los competidos. Así pasó que en la reciente llegada a Igualada quedó décimo, batido en primer lugar por Bouhanni, y en el resto de lugares por muchos otros corredores.… Leer más

 

De Marchi agotó su gasolina

De Marchi agotó su gasolina

Más o menos hace un año que De Marchi empezó su generosa racha en forma. Fue en el Dauphiné 2014, donde ganó la clasificación de la montaña en base a lo que siempre ha sido su característica como corredor: meterse en fugas. En muchas fugas. En todas las fugas. Y cuando no está fugado, tiende a cerrar el pelotón, entrando en las posiciones de sprinters. Fue al Tour así, y ganó merecidísimamente el premio de la combatividad,  y después a la Vuelta, donde ganó la bonita etapa de Alcaudete. Entre una y otra carrera tuvo tiempo para fichar por el BMC ante la desaparición del Cannondale. Después, tuvo aún más tiempo para ser el corredor que marcase el ritmo en la última vuelta del Mundial de Ponferrada (nada menos) y ser 15º en Lombardía.

Cqranking.com no engaña: en 2014 De Marchi fue el noveno corredor del pelotón con más días de competición y el séptimo por km.Leer más

 

SuperSagan, incluso en la derrota

SuperSagan, incluso en la derrota

Estaba haciendo méritos suficientes para una entrada exclusiva, y hoy lo ha ratificado: Sagan es un corredor único. En sus capacidades, en sus excesos, en su número de victorias para su aun joven edad, en su manifiesta incapacidad para rematar todo lo que tiene rozando con los dedos y, el motivo principal de este post, por la increíble sucesión de puestos logrados en las siete primeras etapas del Tour, al alcance de muy pocos, esos a los que pertenece el campeón eslovaco.

2º-4º-2º-4º-4º-5º-2º. Ninguna vez tercero, ninguna vez primero. Siempre en liza, sea sprint masivo, etapa con 3.000 metros de desnivel acumulado como en Sheffield, pavés, lluvia o, como hoy mismo, etapa de 235 km. y más de 5 horas en la bici. Con más cabeza y con más equipo habría ganado al menos un par de etapas más, pero es su sino: también el año pasado ganó una única etapa, y porque en el Cannondale hicieron una CRE de 100 km.… Leer más

 

Un Giro para la decadencia

GiroYa hay Giro para 2014. Lamentablemente, está pergeñado por la auténtica calamidad para este deporte que ha supuesto Michelle Acquarone, que ojalá no vuelva jamás o, si se demuestran sus supuestos delitos, que acabe en la cárcel. Solo les pongo estos datos: el Giro del próximo año empezará en Belfast y acabará en Trieste, con ¡tres! días de descanso. Este es el legado de Acquarone: carreras que apenas se reconocen, monstruos en el altar del Dios dinero, el único que reconoce el calvo economista de menos de 40 años, pero tan antiguo como el tiempo.

Además, la carrera será un homenaje a ¡Pantani! en el décimo aniversario de su muerte, acaecida en un hotel de condón y dos horas, por sobredosis de droga. Un deporte que honra a Pantani no tiene ningún futuro, pero parece que es algo que ya está asumido por todos, y que nadie señala. Pantani no puede ser referente de nada positivo para este deporte, absolutamente de nada.… Leer más