Una atención especial para…

¡Ya está aquí! ¡Casi a final de enero! ¡La época que nos ha tocado vivir obliga a esto! El domingo empieza la temporada de ciclismo con el Trofeo Luis Puig -rebautizado para la ocasión de manera que agradaría a los alcaldes vacunados contra el Covid-19- y, aunque todos sabemos que no se van a disputar ni la mitad de las carreras anunciadas, aquí está un clásico de este blog, uno de esos que no necesita rebautizarse

Barceló: el corredor español tuvo problemas en la patata el día que la Vuelta llegaba a su pueblo. Se emocionó, y tal. Después tuvo un extraño asunto con que el seguro no quería pagar su operación. Ahora tiene todos los ojos encima para ver si es tan bueno como dicen (no lo es), o si se va convertir en un bailarín de jotas antes de los 30 años.

Bisseger: el talento suizo que brilla contra el crono, escala con los mejores -ganó una etapa en L´Ain en 2019- y se mueve de maravilla en carrera tuvo un 2020 un poco decepcionante.… Leer más

Primaz(ía) Roglic

Confirmando su mediocridad, Sam Bennet entró hoy el último en la meta de Suanzes. El último, porque también fue el primero que se descolgó, incluso antes del testimonial puerto que se subía después de salir del horror de Torrelavega.

La etapa no era dificil. Había un continuo sube y baja, como todas las veces que se han hecho etapas por la rasa costera cantábrica. El ritmo era relativamente alto -había que tirar abajo una fuga de 12´ con corredores completamente anónimos-, pero nada que no pudiese aguantar el supuesto ganador de la etapa de ayer, que se disputó a velocidades similares.

¡Será esa mentalidad de campeón! ¡Te descalifican, y al día siguiente entras el último! ¡Moral de victoria y de vindicación de las cualidades propias y ajenas! No se le veía muy apenado cuando Leipins fue a pedir explicaciones, para verse amedrentado por Morkov.

Ahora queda por ver si continúa en carrera, porque solo tiene la semietapa de Madrid para demostrar sus cualidades, sin duda innatas y no de un corredor mediocre, llorón, y que se ve afectado psicológicamente por ser descalificado, hasta el punto de no seguir el ritmo del pelotón.… Leer más

Otro gregario del Sky para ganar el Giro

Entre los múltiples lamentos que puede dejar este Giro (los que se han quedado en casa cuando se ha celebrado la grande más barata en décadas o el plante mafioso del pelotón, por ejemplo) el principal siempre será que no se haya podido celebrar la etapa prevista para hoy.

El apaño provocado por el cierre francés ha dejado una etapa muy pobre, donde sin duda han pasado cosas, pero muchas menos de las que cabría esperar con Agnello e Izoard. Bueno, al menos hubo hubiese pasado exactamente igual: el Ineos controlando con un corredor -ponga aquí el nombre que quiera-, para que después se lleva la general otro.

Antes de la primera subida a Sestriere -la más fácil, desde Pinerolo y pasando al lado de la maravilla de Fenestrelle- el ritmo lo llevaba el Astana, pensando en una remotísimas opciones de que Fuglsang pudiese hacer algo, o directamente porque siempre hay alguien que le hace la carrera a los demás.… Leer más

Tour cicloturista a Francia (con regalo final para que gane un Ineos)

Tour cicloturista a Francia (con regalo final para que gane un Ineos)

Poco antes del Tour 2019 el Pravda de el Tour de Francia titulaba “Ahora o nunca”, con una foto a toda portada de los ciclistas franceses más destacados del momento. Fue nunca y no ahora, como lleva siendo desde 1985, pero con una notable salvedad: Alaphilippe se quedó a apenas 200 km. de ganar la carrera, después de dos semanas como líder y únicamente vencido por los puertos de más de 2000 metros.

¡Qué más da que el Ineos lleve ganando siete de los últimos ocho Tour de Francia! ¡Qué más da si hay cuatro franceses (Barguil, Pinot, Alaphilippe, Bardet) a los que favorece la media montaña  y que no haya cronos llanas! ¡Vamos a volver a hacer un Tour asqueroso, indigno de la tradición de la carrera! Aún más: ¡vamos a hacerlo todavía más asqueroso, con solo una etapa por encima de los 200 km., y que esta sea la etapa larga más corta de toda la historia del  Tour!… Leer más

Gilbert aprovecha la falta de competencia en la Vuelta

Gilbert aprovecha la falta de competencia en la Vuelta

El atorrante Carlos de Andrés repitió en no menos de cinco ocasiones “es como la Lieja”.  Se trataba de una etapa normal y vulgar de la Vuelta, cuyo único atractivo es que acababa en Bilbao. Se realizó en 3h 40´, por si alguien quiere seguir con la misma argumentación del cansino locutor de TVE. No, no es como la Lieja, ni la Vuelta es como las demás grandes vueltas: es todo de cartón-piedra, una competición muy devaluada en su día a día y en la lucha por la general, y que apenas se sustenta porque ahora, por fin, va a haber público en las cunetas.

La fuga se formó pasados los 100 km. de carrera, básicamente llanos hasta bajar a la cuenca cantábrica. Cuando consiguieron irse 19 corredores, el pelotón paró, incluyendo todo lo habitual en estos casos. Era tan poco el ritmo competitivo y el acuerdo, que hasta en la fuga varios corredores se detuvieron a orinar, cosa rara vez vista cuando la etapa está disputada.… Leer más