“Un tonto callado a veces parece listo” (BABAYU)

“Un tonto callado a veces parece listo” (BABAYU)

Los hechos están relatados aquí. En su tiempo, y su circunstancia. No hay que modificar nada. Ayer el protagonista quiso ampliar, henchido de orgullo por retirarse con un positivo, algunos datos desconocidos: que el día que le hicieron el control estaba en Oviedo -cinco días antes estaba en Polonia, en la exhibición marciana de su compañero Teuns en la vuelta local-, y que la cantidad detectada de la sustancia dopante era de un nanogramo.

Samuel Sánchez es un hombre cuyas entrevistas arrojan material para llenar una escombrera. A su condición de asturiano por nacimiento -a ver quien remonta esa bola de partido de fanfarronería y ganapán- une unas excepcionales cualidades, casi únicas, para mostrarse como un auténtico babayu. Se retira con un positivo, y va por ahí todo orgulloso porque no le han metido la mano en la cartera, y porque ya solo le quedan dos meses y medio de sanción.… Leer más

Primer exciclista de la Quinta de 1990

Primer exciclista de la Quinta de 1990

¡Pobre Sho Hatsuyama! El ciclista japonés del Nippo le ha tocado pagar hoy el excesivo protagonismo de su compatriota Hiroki Nishimura en la primera etapa. Como ya les habrán informado en su medio de propaganda, este corredor quedó fuera de control en la etapa de solo 8 km., al perder 4´36″ con Roglic, por encima del 30% permitido para una etapa de este tipo.

Este tipo de noticias imbéciles son muy del gusto de los periodistas -recuerden el caso paradigmático de Moussanbani, camino de ya de los 20 años y todavía recordado-, con una mezcla de compasión y colonialismo hacia los japoneses, que siempre colocan un corredor en una gran vuelta (y los organizadores encantados, porque así tienen presencia en ese importante mercado) por los intereses empresariales nipones en el mundo de la bicicleta.

Nishimura fue protagonista a pesar suyo. Aterrizó la noche anterior en Italia, y no pudo pegar ojo de la emoción de salir en el Giro.… Leer más

Mucho Giro para poco Landa

Mucho Giro para poco Landa

“Si fuera mis rivales estaría cagado”. De esta manera tan explícita se ha referido Simon Yates a la edición apenas comenzada del Giro de Italia. Como ya apuntado, su decisión de salir el último de los favoritos en la crono del primer día ya indicaba mucho de su estado de euforia actual, pero verbalizarlo de esa manera…en fin, supongo que será un efecto secundario del tratamiento recibido para ganar el Giro de Italia.

Unas declaraciones de ese tipo, en un deporte tradicionalmente pacato como el ciclismo -y ojalá sea así siempre- tienen que traer consecuencias, como en su día las padecieron Wiggins o Armstrong. Quizás no en el mismo momento en que eyaculan verbalmente los restos de la droga que llevan en el organismo, pero con el tiempo, inevitable juez en este deporte .

Como pronto, a Simon Yates no le llovió en el recorrido. Su apuesta, en todo caso, queda ahí.… Leer más

Veremos que queda de ellos

Veremos que queda de ellos

El post entronca con este otro de no hace mucho tiempo. Kiryinenka ya está sanito del corazón, y las aguas discurren plácidamente en el nuevo Ineos, que de nuevo sólo tiene el patrocinador, puesto que el maillot es prácticamente calcado al del Sky.

El equipo afronta su primera prueba importante de cara al oligarca que ha dejado una migaja de su fortuna para que pueda continuar la estructura que ha dominado seis de los últimos siete Tour de Francia: el Giro. No es precisamente la prueba que mejor se le da, habiendo fracasado en su intento de conquista con Uran, Porte, Landa, G. Thomas y casi con Froome, que solo logró salvar un Giro calamitoso con una jugada únicamente explicable por el dopaje, ese del que tanto reniegan.

Un año después, y no solo por la circunstancia sobrevenida de la baja de Bernal, el equipo se presenta en la salida de Bolonia con una extraña formación donde imperan no ya los jóvenes e inexpertos, sino los jovencísimos y totalmente inexpertos.… Leer más

Meno male che il Giro c´è

Meno male che il Giro c´è

Son tan, tan altas las expectivas con el Giro 2019 que es imposible sustraerse a la marea de aficionados que ven en la carrera la mejor cita del calendario, una edición mítica antes de disputarse y la posibilidad de ver una carrera abierta, habida cuenta de que Sky sale sin un lider claro, tras la decisiva baja por una caída de Bernal cuando estaba entrenando. Una caída de esas que nadie ve, en un corredor que se ha caido cuatro veces de manera grave en los últimos 14 meses.

Bernal, en todo caso, habría tenido que superar una fenomenal montaña antes de ganar este Giro: se pierde en la noche de los tiempos el último corredor que ganó la gran ronda italiana habiendo ganando previamente la París-Niza, especialmente la de este año con una etapa de montaña de verdad, y un puerto final de 40´subido a 6 w/kg. No tengo ninguna duda de que Bernal -y su equipo- hubiesen hecho mucho en el Giro, pero ganar…

Eso ya queda en el territorio de la especulación.… Leer más

Mi favorito para el Giro: Mikel Landa Meana

Mi favorito para el Giro: Mikel Landa Meana

Este año tiene que ser el de Mikel Landa en el Giro. Al quinto intento, después de debutar en 2014, inflar su burbuja en 2015 (y todavía sigue saliendo el aire) y fracasar de manera rotunda en 2016 (blan-ca-zo) y en 2017, afectado por una caída antes de empezar la subida al Blockhaus. Por eso, y por cumplir 30 años el próximo diciembre, este debe ser el año de esta estrella del ciclismo.

Su aproximación a la carrera ha sido la de siempre: un invierno en el que por mononucleosis o por lo que sea ha empezado la temporada tardísimo. Antes por lo menos ponía la excusa del bichito ese que nadie ve, esta vez ha sido una caída en la primera carrera del año de la que ha tardado más de un mes en reponerse, y eso que había recurrido a esa sangre enriquecida de sus paisanos vascos. Sí, esos que se han hecho millonarios gracias a los deportistas y la AEPSAD, que pleiteó hasta la AMA y el COI para que esa terapia no fuese considerada dopaje.… Leer más

En la mejor tradición danesa

En la mejor tradición danesa

¡Era todo ilusión! En el ciclismo, siempre es así. El cambio de recorrido de la Lieja había desatado un sinfín de pasiones sobre una carrera que vivía encadenada al final de Ans y su desarrollo telegrafiado en el 90% de las veces que se había subido a la maldita cuesta final desde su introducción en 1992.

Aquella victoria de Dirk De Wolf -un don nadie, y aún así la mejor victoria del Gatorade ese año y el siguiente- fue todo un anticipo de lo que acabó siendo un hazmerreir donde un corredor como Valverde ha ganado cuatro ediciones, con once años de diferencia entre la primera y la segunda. O donde Vinokourov pudo comprar un gregario de un equipo rival por 150.000 euros para ganar la edición de 2010 y satisfacer su ego.

Esa era la Lieja, la carrera más entronizada por los aficionados que sólo ven ciclismo de grandes vueltas, porque era dura.… Leer más

Si ni él mismo se lo cree, ¿por qué deberíamos los demás?

Si ni él mismo se lo cree, ¿por qué deberíamos los demás?

Entró en meta e inmediatamente se llevó las manos al casco en un gesto interpretado universalmente como de incredulidad. Después siguió con su zambomba de niñato y se fue a desplomar al suelo -de manera medida, como los malos actores- mientras era agasajado por la nube de fotógrafos. 18 años después un holandés volvía a ganar la carrera nacional por excelencia, y lo hacía vestido con el maillot de campeón nacional.

Allí donde el Rabobank había fracasado repetidas veces con Thomas Dekker, Freire, Mollema, Gesink y Karsten Kroon iba a triunfar un corredor que no milita en el equipo-enseña holandés que siempre ha habido y que siempre habrá, porque el ciclismo es un deporte muy querido y practicado en Holanda, a pesar de que llevan 40 años buscando al sucesor de Zoetemelk.

Quizás sonrió por eso. Al revés que en sus triunfos en Waregem o en la Flecha de Brabante, celebrados con alaridos y gestos adustos, el fenómeno Mathieu Van der Poel sonrió al entrar en meta, una sonrisa teñida por ese gesto de incredulidad que resume perfectamente el ciclismo de hoy en día, ya rendido sin remisión al nuevo ídolo que lo va a curar de todos los males.… Leer más

Colombia: oro, paz y EPO

Colombia: oro, paz y EPO

Hace ya cinco días que la UCI comunicó el positivo de Jarlinson Pantano. En este tiempo no se ha añadido nada a lo ya sabido: que la sustancia es EPO, que el control fue fuera de competición el 26 de febrero, y que el ciclismo ha cambiado, como cualquiera puede ver. El positivo de Pantano está lejos de ser uno más, aunque el corredor tampoco sea gran cosa.

El colombiano se hizo famoso al realizar dos Tour de Francia espléndidos: en 2015, en su primer año corriendo en Europa en el modesto IAM, estuvo en mil escapadas y acabó el 19º de la general; en 2016, aún mejor: ganó una etapa de manera bastante increíble, y después fue segundo en otra dos, nada menos que con final en Finnhaut-Emmoson y en Morzine, para repetir el mismo puesto en la general y acabar 3º de la montaña.

Era un bagaje magnífico, especialmente con un equipo que desaparecía, y es de suponer que ficharía por el Trek con un salario muy estimable.… Leer más

¡Todavía con el “salvar al soldado Contador”!

Punks and a Cyberman walk along Lothian Road, Edinburgh, helping to publicise a Dr Who exhibition in 1983En los primeros años de este blog era una frase recurrente, al nivel de “están todos, menos Valverde”. Al revés de esta, usada por persona interpuesta anónima en un recurso habitual del Otrora Prestigioso Periodista, la de “Contador lava el lactato muy bien” para justificar la ráfaga de ataques en el Peyresourde 2007 la sacaba Arribas directamente de la boca de su médico de equipo, el galeno vasco Pedro Celaya.

Fíjense la fecha, apenas acabado ese Tour que fue a caer al corredor madrileño por eliminación no deportiva de un rival. Quedaba el triunfo, y una vez más Arribas acudió raudo y veloz a proporcionar la coartada médica-periodística. Eran otros tiempos, que en el ciclismo que cambia siempre son los mismos: tiempos en los que, a pesar de que un año antes se demostró que todos los favoritos a ganar el Tour tenían que ir puestos hasta las cejas, El Sistema se sacaba de la manga un nuevo monstruito que venía limpio, y el médico no tenía problemas en hablar de esas cosas.… Leer más