La Sanremo tradicional no existe

Una de las mejores noticias de este inicio de temporada, y sin duda lo seguirá siendo al final de la misma, es que finalmente no habrá subida a Pompeiana en Sanremo, el venenoso legado que dejó el ladrón de Michelle Acquarone en la que es la mejor carrera de un día del calendario. Se supo hace dos meses, y hace tres semanas fue confirmado por los organizadores: debido a los temporales de este invierno -y al ruinoso estado de conservación de las carreteras italianas-, no podía pasar una carrera ciclista por ese invento.

Tampoco por Le Manie, la subida a 90 km. meta introducida en 2008 y que había provocado más caídas de favoritos (Freire en 2011, por ejemplo) que cortes en el pelotón, supuestamente para lo que se había introducido. Es la mala conciencia de esta gente que no cree en el ciclismo y lo único que piensa es un espectáculo futbolísticamente entendido, en vez de potenciar los elementos tradicionales de una carrera única: meter más y más subidas sólo desvirtuaría la Sanremo, al convertirla en otra carrera más para el mismo perfil de corredor.… Leer más

 

Una carrera a la deriva

Único puerto de hoy. Sin asfaltarDecían las viejas parcas, esas que escriben en los periódicos, que el Giro comenzaba tras la crono de Saltara: mentira, una vez. Esa frase manoseada y muchas veces vacía se tiene que emplear cuando las grandes carreras se dedican a hacer excursiones por otros países, pero en el Giro cada etapa cuenta, mientras exista esa etapa.

Ayer, por ejemplo, la organización tenía en plantel una espectacular etapa de 254 km (la distancia del Tour de Flandes) entre el pueblo de nacimiento de Verdi en Parma -se cumple el bicentenario del nacimiento del genio italiano- y Cherasco, el pequeño pueblo piamontés donde últimamente acaba el Giro del Piamonte. La etapa es necesaria en una gran vuelta, a pesar de lo cual miren como la saluda a primera hora este ciclista:

Estamos hablando de todo un ganador de Sanremo, que se queja de una etapa de fondo y resistencia, y con un puerto pedalabile final.… Leer más

 

Como si no se hubiese ido Zomegnan

Recorrido del Giro de 2013

Esta vez no hubo lío, al revés del año pasado, con la presentación del recorrido del Giro 2013: ni el Tour filtró su recorrido, ni ambas grandes rondas se solaparon en su puesta de largo. RCS Sport aprovechó el tirón del Lombardía para presentar su carrera-estrella este domingo, y ahí están las reacciones.

La más difundida consiste en afirmar que es un recorrido para Wiggins, y todo porque tiene tres cronos (CRE, CRI y cronoescalada), la más importante de ellas una individual de nada menos que 55 kms, una distancia rara vez vista en el Giro de la última década -salvo la inolvidable de Cinque Terre del Giro 2009-, todo un guiño al corredor británico.

El ciclista pergeña en su campaña de honrar los lugares sagrados del ciclismo; al contrario que Armstrong, que vivía únicamente para el Tour, Wiggins corre Paris-Roubaix, Mundial, Giro -lo hizo en 2010, y dice que eso le costó el Tour- y ahora va a ir a los 6 días de Gante.… Leer más

Un Giro mucho mejor

El domingo se presentó lo que quedaba del Giro de Italia, aunque el butrón de la filtración del Tour ya le había quitado cualquier protagonismo. Para acabar la operación, al día siguiente se presentó oficialmente la carrera francesa, por lo que la relevancia del recorrido del Giro ha durado esto: un día. No ha habido ni expectación previa asociada al Lombardía, ni posterior.

Sin embargo, el recorrido está ahí para el que guste del ciclismo. Maniatado de salida por la estúpida excursión de tres días a Dinamarca -herencia pesada de la desastrosa hégira de Zomegnan, una auténtica calamidad para la carrera y una persona que despreciaba a los ciclistas-, la ronda vuelve a Italia en la cuarta etapa -tras una de descanso-, ¡con una CRE de 32 kms. en Verona!.

Se puede decir que el Giro ha conseguido lo que la Vuelta había intentado en los últimos años de otro desgraciado personaje del ciclismo, Victor Cordero: convertir una carrera de tres semanas, con una historia que rebasa las capacidades de estos dos siniestros sujetos, en una carrera de quince días.… Leer más

Líbranos de los innovadores

El rumor corría desde mayo, en plena disputa del Giro de Italia. Angelo Zomegnan, el director de la carrera, no iba a vivir la edición 2012. Lo que era un rumor se confirmó el martes, justo al acabar el Tour de Francia, y lo hizo de una manera que no deja lugar a la duda.

En la propia Gazzetta informaron del suceso de esa forma tan sutil y típicamente italiana: según la versión oficial “Zomegnan ha decidido dejar la caravana rosa”, para al parecer dedicarse a dirigir el Mundial 2013 en Florencia. Vamos, que deja la sección de ciclismo de RCS Sport, pero no deja el ciclismo, cambiando un puesto de alta responsabilidad y presencia por un puesto testimonial, temporal y efímero.

Angelo Zomegnan ha sido despedido. Y lo ha sido por la inmensa cadena de errores, funambulismos, jaimitadas y sandeces que han caracterizado su gestión desde septiembre de 2004, cuando asumió el cargo.… Leer más

 

“Al Giro, nunca más”

Al día siguiente de inventar un nuevo género periodístico -o psiquíatrico-, el gran Josu Garai prosiguió informando a sus lectores con su estilo y habilidad característicos, esta vez con un artículo estadístico precidido de un gran titular:

Contador pierde el aurea bien se podría haber empleado cuando salió lo de A.C (“nada o igual que Igor”) en los papeles de la Operación Puerto; también cuando, enajenado, se golpeaba el pecho al grito de “¡Astana al Tour! ¡Astana al Tour!”; cuando llegó a meta y dijo que no había visto lo de la cadena de Andy Schleck; o cuando se supo lo del plástico y el solomillo.

Un titular tan bueno se tenía que haber empleado para cuando realmente se perdió el aura de santidad que parece rodear a este ciclista -aunque noto últimamente que lo de cavernoma ya no sale, está suficientemente amortizado-, especialista en estar en el “momento equivocado, en el lugar equivocado” y tantas otras cosas que dan aurea, halo o simplemente cobertura o encubrimiento para otras cosas.… Leer más

 

Weylandt se merecía algo mejor



Periodistas de ciclismo españoles con el libro de ruta

 Para cuando ustedes lean esto, es muy probable que el pelotón ciclista del Giro 2011 haya cruzado la línea de meta encabezado por los corredores del Leopard, el equipo del único corredor que ya no está con sus compañeros: Wouter Weylandt. El belga falleció ayer porque en el ciclismo, a diferencia de otros deportes con los se compara en crudeza (marathon, por ejemplo), es probable que tengas una caida mortal de necesidad y pases al otro mundo, si es que existe.

Como es imposible idear un recorrido 100% seguro, y como pasa en la mayor parte de las cosas del mundo humano, toda acción se encamina a reducir esos riesgos inherentes al subirte a un aparato que se apoya sobre el mundo sobre 20 mm., que pesa 8 kgs y que alcanza velocidades de 90 kms/h. Como además estamos muy mal diseñados, y tenemos partes vitales del cuerpo expuestas de tal manera que es mejor reducir el riesgo, todo pasa por la prevención.… Leer más

Un carrusel de Vuelta

En fin, ¡qué pedazo de Vuelta! En prácticamente todas las etapas suceden multitud de cosas, la lucha por la general se cuenta por segundos y los favoritos se atacan mutuamente todos los días. A 50 kms. para meta el Caisse d´Epargne intentó mover la carrera subiendo el Alto del Caracol. Primero tiró muy fuerte David López, después atacó Arroyo con sus escasas fuerzas, y más tarde saltó SMS Sánchez con Kolobnev. No sirvió para nada, porque en meta el equipo más perjudicado por el ritmo fue el de los navarros, y no sirvió porque cuando jamás has movido la carrera en tus ventipico años de carrera, por moverla un día no se van a arreglar las cosas.

O quizás fue un sentido homenaje de Unzué al Alto del Caracol, donde perdió la Vuelta 2008 por no ir atento a Valverde y su chubasquero, todo culpa del murciano y no del navarro que nunca se equivoca.… Leer más

Bajo el barro no hay ciclismo

Llueve mucho estos días por Italia central: el Tíber no llevaba tanta agua por estas fechas desde hacía 50 años, más o menos la época a la que hay que remontarse para encontrar imágenes de ciclistas embarrados de la cabeza a los pies, el dudoso y decadente espectáculo de este sábado en Toscana.

Se frota las manos el organizador, que a buen seguro ha incrementado el famélico share de los primeros días (las primeras etapas han llegado al 5%, cifras de badminton), gran parte de los aficionados y los ciclistas que han sacado ventaja de esta indecencia prehistórica. Y suerte que no se ha desgraciado nadie importante, porque entonces asistiriamos al típico teatrillo de lamentelle italianas.

La vergüenza se veía venir. A 32 kms. para meta, y justo antes de afrontar el primer tramo de caminos de barro, se cayó el líder de la carrera. Se fue al suelo Scarponi, un especialista en besar el asfalto, y ahí se llevó al pobre Nibali, todavía con su maglia rosa brillante.

Leer más

Cómo reconocer a un pobre hombre

En diez días comienza el Giro de Italia, que tras una edición del centenario espectacular (recorrido, batalla hasta el fin, el líder a punto de perder la carrera ante un dopado y una caída) ha vuelto a caer en uno de esos males que tiene desde hace bastante años, la pésima participación de figuras extranjeras. E incluso italianas.

Con el CONI haciendo su trabajo -y también el que debería hacer su equivalente español, como sabe bien Valverde y el juez Serrano-, las figuras italianas en esta edición son Pellizotti, que nunca ha ganado nada importante, y una serie de corredores caracterizados por dos cosas: su avanzada edad y su pasado de dopaje, como son Basso, Garzelli y Scarponi. Cunego, que saldrá a la carrera a hacer amigos, ya ha asumido que lo de 2004 es imposible, aunque al aficionado le queda la duda de si seguirá conservando su certificado de hematocrito “natural” al 52% o ya se habrá curado, ahora que se ha avanzado tanto en la detección de EPO.

Leer más