Biba Balberde

Uno de enero y este deporte maravilloso que es el ciclismo ofrece uno de sus momentos únicos, irrepetibles, difícilmente comparables en otro deporte como fecha singular. Antes de la revolución de Internet había que esperar a la primera revista de febrero o a que algún periódico publicase a los corredores nacionales -y sólo estos-, hoy en día con twitter, facebook y demás instrumentos el uno de enero se convierte en una fecha entrañable para cualquier aficionado al ciclismo.

Por el maillot, la bici y la cara, la estampa de la decadencia

La razón no es otra que la presentación de los nuevos maillots de los equipos, así como ver con la nueva indumentaria a los corredores que, a fuerza de verlos durante toda la temporada, se terminan identificando con su equipación como si fuese una segunda piel. Eso pasa en el ciclismo, y pasa el uno de enero por razones contractuales aunque no se dispute carrera de relieve desde hace dos meses y medio: en otros deportes este momento se extiende durante semanas.… Leer más

El TAS garantiza el pasaporte biológico

Sólo quedan Menchov y el Coliseo

Ayer el TAS comunicó, pero sin dar a conocer la integridad de la sentencia, que admitía el recurso de la UCI contra la sentencia exculpatoria del TNA italiano a favor de Franco Pellizotti, por los valores de su pasaporte biológico.

El TNA es un órgano dependiente del CONI que en octubre pasado exculpó al corredor italiano, cazado de manera indirecta poco antes de la salida del Giro del año pasado, y presentado como gran pieza cobrada a beneficio del programa antidoping estrella de la UCI.

Ni gran pieza ni nada. Al margen de la supuesta relevancia del corredor, bastante discutible, lo mejor del caso estaba en los tiempos tomados y en que era el enésimo del Liquigas, el equipo de los prodigios y los resultados colectivos. En Italia se formó una fronda para defender a su corredor, y la exculpación del TNA (basándose en el artículo 3.1… Leer más

En el año V de la era A.C

Productos de la huerta murciana
En fin, otro año más con un titular clásico de este modestísimo blog. Ya el año pasado empezaba así. Vivimos en la época de A.C, y ni la conjura del solomillo puede hacer que el simpático corredor Alberto Contador Velasco deje de ganar en el 95% de los finales en alto que disputa,ni en el 95% de las vueltas por etapas en las que toma la salida.
Estamos, sin lugar a ninguna duda, ante un fenómeno paranormal. Como todos los años, está seis meses sin tocar la bicicleta, esta vez dicen que de manera inducida pero el año pasado fue lo mismo. Vuelve en febrero en la Vuelta al Algarve y acaba tercero en el final en alto, y cae al cuarto puesto final tras una crono discretita, aunque su mayor muñidor, creador de metáforas y coartadas lo calificó como una crisis de ansiedad, o estrés, o algo así, porque como ya dije en su momento, nada humano le derrota.
Leer más

El ciclismo realmente existente (I): Basso gana su segundo Giro sin haber devuelto el primero

Fotos como la de hoy son un tesoro. Aunque es de hace cuatro años, reflejan una época presente y un ciclismo que no cambia, y si cambia es para integrar en el sistema todo lo que primero expulsa, previamente digerido pero con las mismas manchas. Basso en plan caudillo saluda a su aficción tras ganar la etapa del Mortirolo del Giro 2006, mientras debajo Simoni habla con los periodistas y le llama dopado, bajo la metáfora de extraterrestre.

A Birillo le importa una mierda. Para él, salir guapo y hablar de su familia son sus principales preocupaciones. Ha ganado, y eso es lo que cuenta. Que diez días antes incautasen 4´5 litros de sangre suya en una serie de pisos-patera en Madrid le trae sin cuidado: ya se apañará algo. Y en cuanto a Simoni, son simples palabras, nunca podrá probar nada. El Giro es mío y nadie me lo va a quitar.… Leer más

Al final de la escapada

Cuando despertó, la bolsa de sangre todavía estaba allí. Hoy ha terminado la larga fuga de Alejandro Valverde que, como tantos otros ciclistas, negó la realidad aquel 22 de mayo de 2006 y, de una manera particular, se enzarzó en una batalla desigual con un resultado escrito de antemano.

¿Batalla desigual? ¿Era Valverde un indefenso deportista sometido a los embates de los intereses ocultos de fuerzas extrañas? No, desigual porque Valverde, a diferencia de otros compañeros suyos, siempre contó con el apoyo judicial, periodístico y político dispuesto a decir de todo con tal de hacer olvidar que había una bolsa de sangre que tenía el código 18.- Valv. (Piti).

Uno puede entender que una persona mienta si se encuentra en determinadas situaciones, pero que siga mintiendo con una prueba como una bolsa de sangre en su contra…si Valverde se metió en esa loca huida hacia delante fue porque tenía sólidas garantías que la compromedora prueba nunca saldría del limbo legal en la que se encontraba.… Leer más

Ahora si eres realmente Frei

FreiGavazzi, Vázquez Hueso o Thomas Frei son algunos de los ciclistas que jalonan estos primeros balbuceos de temporada en cuanto a lucha antidopaje se refiere. El primero por cocaína, el segundo ha pedido analizar la muestra B y el tercero, sorpresa, sorpresa, se ha salido del coro casi unánime de todos los pillados y, con voz propia y autorizada, ha recuperado su dignidad como persona.

Al suizo le hicieron un control por sorpresa (¿no lo sabían? hay controles avisados, y no sólo a los que ganan carreras) el 21 de marzo y el resultado se supo hace poco, arrojando otro jarro de agua fría a su actual equipo, un BMC que sólo ha asomado cabeza gracias a Evans. Positivo por EPO.
La historia de este corredor sin victorias y que sólo consiguió un resultado entre los diez primeros cuando ya había pasado el análisis (9º en la segunda etapa del Trentino: abandonó la carrera cuando le comunicaron el positivo siendo 6º en la general: lo cuenta el mejor en su twitter) no pasaría de ser una más de un corredor que, con 25 años y ningún resultado, da un empujoncito a su carrera, con el resultado de que el empujón lo echa fuera del profesionalismo.
Leer más

Uno que alza el brazo (y le huele el sobaco)

HesjedalPero tía, ¡qué fuerte!, no-me-lo-puedo-creer: un ciclista profesional en activo que alza el brazo para decir una cosa de sentido común y que pensamos muchos aficionados. Lo dice de aquella manera y como disparando a las nubes, pero lo dice con nombres y no esquiva el tema. ¿Un milagro? Tampoco es para tanto.

Ryder Hesjedal es de los pocos ciclistas canadienses de nivel, junto a ese tal Barry que cada vez que baja a un Mundial anda rondando los diez primeros y que en su tiempo fue uno de esos frecuentes trasvases entre el UsPostal y el T-Mobile, siempre a la búsqueda de la fórmula mágica de los azules. Por cierto, su año con los alemanes fue el peor de su trayectoria.
El caso que hoy nos ocupa tampoco es muy pulcro. Hesjedal debutó con el UsPostal en 2004 y en el tan recordado 2006 cambiaba al Phonak, un equipo que en la Operación Puerto tuvo un de tú a tú por la primacia de mayor número de corredores implicados.
Leer más

Corre para la historia, hace historia

Algunos -los de siempre- ya lo daban por muerto y en franca regresión. Sin embargo, si algo se puede asegurar de Oscar Freire es que es un sempervirens: entre su primera gran victoria en 1999 y la última de ayer mismo han pasado once años, una horquilla de años de rendimiento al máximo nivel con muy pocos equivalentes en la historia del ciclismo.

Y es que ayer Freire conquistó su tercera Milán-Sanremo, la carrera en la que nunca ha bajado del séptimo puesto y en la que, cuando las piernas de los demás flojean, las suyas vuelan. Jamás ha perdido sus señas de identidad y todavía se consideran sus victorias “una sorpresa”: sorpresa para los iletrados de este deporte, no para sus rivales que lo sufren y padecen, los que tendrán que decir a sus nietos “si, podía haber ganado más, pero coincidí en el tiempo con uno que ha sido tres veces campeón del mundo y de la Sanremo”.… Leer más

Garzelli vuelve al puestómetro

La última vez que Stefano Garzelli ganó una vuelta por etapas fue en 2004 en la Vuelta a Aragón. Consiguió la carrera, que ya no se disputa y nadie parece extrañarla, tras colarse en el sprint final y ganar por el puestómetro a Menchov, ante la expresión tonta del duo cómico de RTVE. Ahora tiene 36 años y medio, además de un pasado típico de alguien que pasó al profesionalismo a finales de los noventa.

Desde que fue expulsado del Mapei por un positivo mientras disputaba el Giro 2002 como líder y claro favorito al triunfo final (había ganado la etapa de Lieja, que por paradojas del destino fue para Santi Pérez, entonces en el Kelme) pasó a militar en equipos menores, salvo el bienio 2005-2006 en que compitió sin gran éxito en el Liquigas. Parece que era su lugar natural.
Y bien que se encontraba ahí. Con un nivel increíble para su edad, el ciclista calvo ha acumulado ¡20!
Leer más

Si se dopa el gregario…

El vodevil de la P-N y sus francachelas varias ha dejado en un segundo plano a la Tirreno-Adriático que, ofendida en su honor, también ha querido aportar su montaña de arena y roña al descrédito del ciclismo. Pasito a pasito, palada a palada, nos vamos poniendo bien cerquita del boxeo y de la WWF.

El sábado se llegó a Chieti en una maratoniana jornada de 240 kms. y seis horas y media en la bici, perfecto para el fondo de la Sanremo de dentro de una semana. Escapada de inicio y hete aquí que se mete Pozzato. Según contó al acabar la etapa, era la segunda vez que iba fugado en su vida y la primera vez que coronaba puertos en cabeza; también dijo que se había emocionado al pasar con el maillot de campeón de Italia por las zonas afectadas por el terremoto de L´Aquila. Genio y figura, ya les digo.
Leer más