Vidas paralelas de Talansky y Adrien Costa

Vidas paralelas de Talansky y Adrien Costa

El ciclismo se ha desplazado paulatinamente hacia la esfera anglosajona, alejándose de su núcleo fuerte italiano-francés-centroeuropeo. Si en los ochenta LeMond y Hampsten eran relativamente exóticos, con Armstrong y el dominio del UsPostal-Discovery Channel y el actual del Sky esa tendencia se ha hecho dominante, especialmente en su vertiente de mediática con tentáculos como cyclingnews y otros medios de la misma esfera cultural donde, de manera poco sorprendente, privilegian la cobertura de los corredores más cercanos.

Por eso no extraña que corredores como Chad Haga tengan un blog en el portal más leído de ciclismo, que sepamos la vida, obra y milagros de Benjamin King, y que se considere algo relevante las mongoladas que pueda decir un buscavidas como Gaimon, una especie de Parches de Calor estadounidense. Lo anglosajón se lleva los focos, tenga interés o no, y de manera no casual, cuando realmente sucede algo importante no le dan ninguna relevancia.… Leer más

 

M.A López, una Vuelta a Suiza con 22 años

M.A López, una Vuelta a Suiza con 22 años

Uno no sabe como calificar la Vuelta a Suiza 2016: el nivel competitivo ha sido bajísimo -por ejemplo, no había ningún ganador de gran vuelta participando, salvo Scarponi- y el resultado ha sido bastante emocionante, por las fuerzas tan igualadas y por los continuos cambios en el podio, realmente infrecuentes en una prueba de este prestigio. Al final, el más fuerte ha sido el colombiano Miguel Ángel López, con 22 años y cuatro meses de edad, y en su segundo año de profesional.

Kelderman, que disputó la etapa de Sölden como líder con 16″ sobre Barguil y 19″ sobre Talansky, se hundió en el terrible puerto austríaco, una animalada que encima se subió tras 210 km. de etapa. Le pasó a LaTour el día anterior, y en el puerto más duro de la carrera -uno de los más duros de Europa- al enésimo holandés que fracasa yendo de líder, tras los recientes ejemplos de Dumoulin y Kruijswijk.… Leer más

 

¿Habrá una era Chris Froome?

¿Habrá una era Chris Froome?

Ha acabado el Tour del Centenario (de ediciones) con el triunfo del corredor predestinado: el segundo del año pasado, el dorsal número uno porque el vigente campéon no ha participado, se lleva su primer Tour con 28 años de edad y un dominio incontestable en montaña y contrarreloj, con tres etapas incluídas. Venía siendo el mejor corredor del año y lo ha refrendado, tras haber sido 2º-2º-4º en las últimas grandes vueltas en las que había participado.

¿Marcará Chris Froome una época en la carrera francesa? Por edad y características -incluyendo el parásito bilharzia- parece que sí. Desde luego, la carrera lo ha acogido sin ninguna de las garantías de sentido común que debería adoptar después del caso Armstrong y, en general, del dopaje masivo del pelotón durante los últimos 20 años de carrera. El Tour es una empresa y no una ONG, y tiene una necesidad empresarial de venderse como un producto limpio y con futuro, a pesar de lo cutrongo y retrofuturista de la ceremonia de ayer.… Leer más

 

Bailarán sobre su tumba

Su mejor victoria, la G-W 1997: miren que rivales

Mientras ustedes leen este humilde blog, el ex-ciclista Philippe Gaumont se debate entre la vida y la muerte tras haber sufrido un ataque cardíaco a los 40 años de edad, una edad siempre temprana para estar bailando con la parca.

Gaumont fue un excelente corredor profesional en los años de la droga a go-go: fuerte, experto en clásicas, buen contrarrelojista, escasamente ganador, pésimo escalador, y siempre enrolado en equipos franceses, esos que ahora que nos venden (de nuevo) que hubo un ciclismo a dos velocidades, y que ellos eran inocentes.

Gaumont debutó en el Castorama en 1994 con 21 años, en 1996 estuvo en el Gan una única temporada y desde 1997 hasta su retirada en 2004, en el Cofidis, marca comercial que sigue patrocinando un equipo ciclista. No son años casuales: su carrera está jalonada de diferentes hitos que hacen de su testimonio algo muy valioso.… Leer más

Volver a Lure con el cronómetro en la mano

Reloj médico ruso, cualquier día mide hematocrito

Hoy la París-Niza vuelve a Lure, la montaña pegada al Ventoux que ya se subió en 2009, con notable exhibición de Alberto Contador. Parecía que el cliente de Pepe from Valencia iba a ganar la carrera, pero un extraño comportamiento táctico en otra etapa acabó entregando la general a su amigo Huerta SMS Sánchez. Algunos aficionados, de la misma cuerda que los que elogian a Pantani, siguen considerando esa edición de la carrera hacia el sol como una de las mejores carreras ciclistas de la última década.

En verdad tuvo de todo: mal tiempo, etapas a cuchillo y el inesperado desenlace, habida cuenta de que el Contador pre-solomillo ganaba todos los finales en alto que disputaba, y el 90% de las vueltas por etapas en las que tomaba parte. Parecía que en Lure el ciclista vegetariano a la fuerza ya había hecho todo el trabajo, y de qué manera.… Leer más

Wiggins el cronoescalador (y sprinter)

Al sprint. Y celebrando como un experto.

Esto es el ciclismo: es el deporte que nos gusta, y ¡lo que hay que tragar con esta afición fuera de la razón!. Aquí va el enésimo caso de corredor que, viniendo de la nada más absoluta (de la pista) se transforma en escalador, sprinter y favorito número uno a ganar el Tour de Francia, tras una transformación asombrosa. Se llama Bradley Wiggins y ayer ganó el Tour de Romandía.

Al igual que en marzo ganó la París-Niza, el británico se ha impuesto en la segunda vuelta de prestigio que conquista -de prestigio y de las otras, puesto que no tenía ninguna- con un dominio de la cronoescalada al nivel de los mejores escaladores del pelotón. Para guinda, ganó la primera etapa de la carrera con un arte todavía desconocida en su repertorio descubierto con 33 años: al sprint. Al sprint. Al sprint.… Leer más