Si ni él mismo se lo cree, ¿por qué deberíamos los demás?

Si ni él mismo se lo cree, ¿por qué deberíamos los demás?

Entró en meta e inmediatamente se llevó las manos al casco en un gesto interpretado universalmente como de incredulidad. Después siguió con su zambomba de niñato y se fue a desplomar al suelo -de manera medida, como los malos actores- mientras era agasajado por la nube de fotógrafos. 18 años después un holandés volvía a ganar la carrera nacional por excelencia, y lo hacía vestido con el maillot de campeón nacional.

Allí donde el Rabobank había fracasado repetidas veces con Thomas Dekker, Freire, Mollema, Gesink y Karsten Kroon iba a triunfar un corredor que no milita en el equipo-enseña holandés que siempre ha habido y que siempre habrá, porque el ciclismo es un deporte muy querido y practicado en Holanda, a pesar de que llevan 40 años buscando al sucesor de Zoetemelk.

Quizás sonrió por eso. Al revés que en sus triunfos en Waregem o en la Flecha de Brabante, celebrados con alaridos y gestos adustos, el fenómeno Mathieu Van der Poel sonrió al entrar en meta, una sonrisa teñida por ese gesto de incredulidad que resume perfectamente el ciclismo de hoy en día, ya rendido sin remisión al nuevo ídolo que lo va a curar de todos los males.… Leer más

 

¿Qué ha pasado en Movistar?

¿Qué ha pasado en Movistar?

Está ya bastante avanzado abril y el equipo Movistar, que no hace mucho tiempo era “el mejor del mundo” según la clasificación UCI, lleva dos victorias en Europa: una etapa de una carrera francesa desconocida a cargo de Prades -debutante de 32 años en el equipo- y la etapa de Landa en la Coppi&Bartali. Son resultados ridículos para un equipo que, al margen de cualquier otra consideración, ejerce de selección nacional española, por eso del antiguo monopolio y por el intento bastante rijoso de hacer de casa de todos.

Como toda la prensa ejerce de pelotilla del equipo el hecho pasa de puntillas. Se piropea a Valverde por hacer puestos dignos de Flecha en las clásicas, y se esquiva el debate central: que el equipo no es el mismo desde el caso Jaime Rosón, un corredor que el año pasado estuvo corriendo con el equipo hasta el Dauphiné, y obteniendo la victoria en la Vuelta a Aragón (sí, existe).… Leer más

 

La “semana vasca”, debidamente contextualizada

La “semana vasca”, debidamente contextualizada

La semana vasca es una cosa que intentan vender desde hace unos años. Comenzaría con el GP Miguel Indurain, seguiría con la Itzulia y concluiría con el GP de Amorebieta, en un orden natural de las cosas donde dos carreras de segunda fila compiten con un “miniTour en abril”, una de las tantas barbaridades que pueden decir los locales cuando están de jarana y celebración.

La realidad, tan terca, indica que este año no hay ningún ganador de la Itzulia en la salida, y como ganador de una gran vuelta por etapas únicamente está Geraint Thomas. Vale que es el vigente ganador del Tour, pero no es precisamente el gran corredor de vueltas por etapas que uno se esperaría de un MiniTour, que es más de lo primero que de lo segundo. No obstante, la propaganda atrona con lo selectivo de las etapas y el recorrido.

Veamos. El GP Miguel Indurain fue una chapuza inmensa donde la carrera se neutralizó a 50 km.… Leer más

 

Schachmann a lo De Gendt

Al final está resultado una magnífica Volta a Cataluña, y una vez más lo es por la calidad de los corredores. Hoy, en una etapa que no ofrecía mayor atractivo sobre el papel, ha salido uno de los momentos ciclistas del año: la fuga del día ha llegado a meta y en los últimos 10 km. un corredor en solitario ha ganado la partida al pelotón. La maravilla ha venido a cargo de Schachmann, que ya fue al ataque en la primera etapa y también la segunda, y que todavía tenía fuerzas para la machada de hoy tras los dos días de montaña.

Se salía de la muy bonita Puigcerda y los organizadores hicieron pasar la carrera por Toses, para favorecer la formación de una fuga como la que se formó: cuatro corredores, los cuatro de nivel medio alto,  una jornada muy entretenida con final con gran premio, lo que no estaba en absoluto garantizado.… Leer más

 

Por fin Matthews

Por fin Matthews

Parece que algo ha cambiado en la Volta. El chapucerismo sigue, y de qué manera. Solo en la etapa de hoy se ha visto una moto de la Guardia Civil adelantando a Valverde en plena disputa del último sprint intermedio, y una bochornosa realización televisiva en la llegada, con la cámara apuntando al pelotón cuando todo se estaba disputando en cabeza. A 150 metros de meta, una toma panóramica de la mancha de colores del grupo es una tomadura de pelo.

Sin embargo, la meta fue bonita. También la etapa en todo su recorrido, aunque la escapada no fuese gran cosa (tres corredores, a cada cual cual más desconocido). Afortunadamente para el comentarista de TVE lo mejor vino por una caída. No porque se alegrase, sino porque en la misma se vio implicado Froome, y a partir de entonces le dedicaron una atención excesiva, incluso con una moto específica para un corredor que, por muy importante que fuese, tampoco pintaba nada.… Leer más

 

Un hombre de rutinas

Un hombre de rutinas

Que Thomas De Gendt tiene un jardín en Cataluña ya era evidente antes de la brillante primera etapa de la Volta 2019. Ya tenía tres etapas en su haber conquistadas en 2013, 2016 y 2018, y es la prueba donde más triunfos ha obtenido. Siempre había sido en etapas en mitad de la carrera, tras haber intentando infructuosamente la fuga en jornadas anteriores. Este año, como si el pelotón no supiese de sus intenciones, ha formado la primera fuga de la carrera, la ha dejado tirada y ha hecho los últimos 60 km. de la etapa en solitario, en una nueva exhibición de un corredor sin parangón en el ciclismo actual.

Solo el gran belga es capaz de convertir la insulsa -por manoseada, no porque no tenga potencial- etapa inicial de la Volta con final en Calella. Formó la escapada de salida junto con otros seis corredores, y llegaron a tener una ventaja de 4´ sobre un grupo controlado  por el Movistar con la única contribución de Erviti y Verona.… Leer más

 

Una etapa desperdiciada

En la etapa 18 del Giro de Italia 2018 ha llegado la escapada a meta. La primera vez en toda la carrera, a solo tres días del final. En puridad ya lo hizo en la etapa del Etna el sexto día, pero dado que realmente fue alcanzada por el grupo y después regalada, se entiende perfectamente lo que ha sido la carrera todo este tiempo.

Un mamoneo tremendo, y de esta valoración no se libra el día de hoy. Para un día que dejan irse a la fuga, esta alcanzó la diferencia de 17´, lo suficiente para que en el pelotón fuesen hablando, meando en las cuentas a 50 km. de meta, y haciendo todo tipo de detalles que indicaban que no era una etapa competitiva. Porque no lo fue: la media de la jornada se quedó en 39´77 km/h para el ganador de la etapa, pero considerando que el primero del grupo llegó 10´ tarde, la media bajaría a 38 km/h.… Leer más

 

Alaphilippe deja de dar golpes en el manillar

No era muy difícil lograr la mejor edición de la Flecha-Valona en muchos años, aunque al final todo se haya resuelto como siempre: el mejor colocado y el más fuerte -por este orden- en la subida final gana la carrera. Lo que hace diferente a este edición 2018, además de romper la racha de cuatro triunfos consecutivos de un corredor, es que el ciclismo ha intentado volver a ganar escapado.

Ya es hora de reconocer que la medida introducida por la UCI de quitar un corredor por equipo en todas las carreras WT está siendo extremadamente beneficiosa para el espectáculo, a la espera que también lo sea para un gran campanazo en una fuga. Se producen más movimientos antes de meta, y estos son capaces de desarbolar a los equipos, que se ven sin ese hombre que antes tenían y que ahora tampoco pueden sacar de la nada.

Es así, aunque parezca ridículo ponerlo en otro día de exhibición colectiva del Quick Step, saldada además con victoria.… Leer más