Un Mundial semiprofesional y no para jóvenes

bjrn-erik-nesse-dsc-2274[1]Fue Verbrugghe el que comenzó todo: dejó participar a corredores recalificados o que ya militaban en equipos profesionales, y así sigue el ciclismo. El Mundial sub23, que en teoría debería consagrar y presentar a las nuevas figuras de este deporte, se ha convertido poco a poco en una carrera apta para cualquiera que sea incapaz de ganar entre los grandes, pero con la cara dura suficiente para bajar de escalón y dar lecciones a sus compañeros. Que no lo son, puesto que no ha corrido en todo el año con ellos.

Es el caso ya comentado de Cortina, que ha corrido todo el año con profesionales -incluyendo todo el Norte, y la Vuelta completa- y que estaba entre los favoritos para la carrera de hoy. Y es el caso del primero y segundo, oro y plata, los únicos que han podido desmarcarse del pelotón en un circuito que se ha revelado como insidioso, pero escasamente selectivo.… Leer más