¿Qué será de la generación de 1990?

¿Qué será de la generación de 1990?

Siempre es difícil la clasificación de generaciones. En otros ámbitos -como la sociología- se tiende a usar los 30 años, que es el periodo entre el nacimiento y la supuesta edad de empezar a tener descendencia; la demografía acota más ese periodo; en la propaganda, se nos mete a todos en la supuesta “generación del Príncipe -ahora Rey-”, como si nuestra formación y aspiraciones vitales fuesen paralelas al ya nacido distinto, por mucho que el Texto Sagrado llamado Constitución diga que todos somos iguales. Mejor no entramos en la artificial y académica distinción de generaciones literarias españolas, esa del 98, 14 y 27, y tiro porque me toca.

En lo que al ciclismo atañe, una generación es el grupo de corredores que, nacidos en el mismo año o con uno o dos años por encima o por debajo (para una cohorte generacional de cinco años), compiten en los mismos años y disputan las mismas carreras.… Leer más

 

Carrera secreta: no tanto (III)

Citar a Mario Zorzoli en el mundo del ciclismo es citar a una deidad. Incluso más que Michelle Ferrari; al fin y al cabo, este último siempre se ha movido en el limbo de la alegalidad, mientras que el primero, que se mueve en el mismo ámbito profesional, siempre ha contado con el respaldo de la UCI, donde ha contado y cuenta con altísimas responsabilidades: es el pope del antidopaje desde el ámbito del organismo que gobierna el ciclismo, lo que no equivale a decir que sea el pope del antidopaje a secas.

Quizás le sirva al lector leer este post muy antiguo y muy revelador, post del que modestamente puedo decir que tuvo mucho alcance. Lo entienden ya, ¿verdad? En la frontera del dopaje y el antidopaje se tejen marañas de relaciones e intereses muy cruzados, que van más allá de la dosis que se considera dopaje y la que se considera terapeútica, por no abundar más en el tema.… Leer más

 

Uno que alza el brazo (y le huele el sobaco)

HesjedalPero tía, ¡qué fuerte!, no-me-lo-puedo-creer: un ciclista profesional en activo que alza el brazo para decir una cosa de sentido común y que pensamos muchos aficionados. Lo dice de aquella manera y como disparando a las nubes, pero lo dice con nombres y no esquiva el tema. ¿Un milagro? Tampoco es para tanto.

Ryder Hesjedal es de los pocos ciclistas canadienses de nivel, junto a ese tal Barry que cada vez que baja a un Mundial anda rondando los diez primeros y que en su tiempo fue uno de esos frecuentes trasvases entre el UsPostal y el T-Mobile, siempre a la búsqueda de la fórmula mágica de los azules. Por cierto, su año con los alemanes fue el peor de su trayectoria.
El caso que hoy nos ocupa tampoco es muy pulcro. Hesjedal debutó con el UsPostal en 2004 y en el tan recordado 2006 cambiaba al Phonak, un equipo que en la Operación Puerto tuvo un de tú a tú por la primacia de mayor número de corredores implicados.… Leer más