La mano fría del pasado

UnearthlyenergyHa vuelto a pasar. Como en el famoso caso solomillo, una investigación de una televisión alemana ha descubierto un secreto del antidopaje. Ante las revelaciones de estos periodistas que realmente ejercen su labor y honran su profesión, el Comité Olímpico Internacional ha tenido que reconocer la veracidad de lo expuesto a la audiencia alemana, con toda seguridad el país más sensibilizado en torno a la lacra del dopaje.

Al parecer, los laboratorios acreditados de Colonia y Moscú han arrojado “cientos de positivos” tras reanalizar con nuevas técnicas muestras de orina conservadas de diferentes competiciones de alto nivel. Considerando que es el COI quien está detrás, se puede hablar de JJ.OO y campeonatos del mundo.

La sustancia que ahora se ha podido detectar es una vieja conocida, nada menos que el esteroide anabolizante Oral-Turinabol y el Stazanodol, que tuvo su mayor momento de gloria con el positivo de Ben Johnson en la final del hectómetro den los JJ.OO de Seúl 88. Fruto de la gran tradición química alemana, fue sintetizada por primera vez Alemania Oriental en los años sesenta, y está en la base del excepcional rendimiento médicodeportivo de sus deportistas.

Se suponía (en esta batalla sin fin hay que estar revisando el pasado constantemente) que este tipo de anabolizantes, y especialmente los fabricados en el antiguo bloque comunista, eran fácilmente detectables y habían sido superados tecnológicamente. También se decía lo mismo de la MIR y de todo el programa espacial soviético, y resulta que siguen teniendo records y los Soyuz son el vector de lanzamiento espacial más adecuado que existe. Cosas de la propaganda del bando vencedor.

El nuevo método de detección tiene el poco imaginativo nombre de “detección de metabolitos de largo alcance” y, según los responsables de los dos laboratorios antidopaje que han hablado ante las cámaras de Sports Inside (¡un saludo a Jordi Evolé y su periodismo de investigación y denuncia!), permite detectar esteroides anabolizantes hasta ¡seis meses después de su ingesta!, cuando antes la opción era -en algunos casos- de solo unas horas.

Seis meses, en casi todos los deportes existentes, incluye llegar hasta el conocido como periodo de carga, ese en el que los deportistas se pierden por lugares remotoso, lejanos a su tradición, cultura y aficiones, para ponerse ciegos de cara a sus objetivos de temporada. El método, que se supone ya validado y por eso se está utilizando, puede ser un bombazo en la lucha contra el dopaje y para desenmascar, a ojos de la opinión pública, el gran iceber del dopaje contemporáneo. Sin embargo, y como de cornadas está el cuerpo lleno, ya sabrán que habrá deportes que no se tocarán jamás, ni deportistas que podrán seguir durmiendo tranquilos. A ver a donde llega todo esto.

De momento, la cosa no empieza muy bien. El COI, de la mano de Arne Ljungqvist (responsable del departamento médico) ha confirmado lo que los periodistas han adelantado: ahora ya no cabe una solución entre bambalinas como la que querían pactar Contador y McQuaid con el clembuterol. Eso es mérito de los periodistas, y no de los investigadores del nuevo método ni, por supuesto, de las autoridades antideportivas y antidopaje, que no tardarán en apuntarse el mérito. Ljunqvist ha añadido que se realizarán controles retrospectivos de las muestras conservadas de JJ.OO pasados (dicen que han empezado con Turín 2006), pero a ver a donde llega.

Por lo que se sabe, muestras de “2012″ -año olímpico, aunque no se cita el evento de Londres- que en su día salieron negativas, han producido a raíz de la nueva técnica de análisis “cientos de positivos”, según Grigory Rodchenko, responsable del laboratorio acreditado de Moscú, que recientemente ha sido advertido por su falta de precisión. Una advertencia muy grave puesto que los JJ.OO de Sochi 2014 están a punto de celebrarse, y más cuando en los Mundiales de atletismo de Moscú 2013 ya hubo dos atletas positivos por estas sustancias “antiguas”.

Por su parte, Hans Geyer del laboratorio de Colonia, habla también de al menos cien positivos por Stazanodol “que de otra manera no hubiesemos encontrado”. Igual que nosotros nunca hubiesemos encontrado esto sin la labor de los periodistas de su país, prácticamente los únicos que hacen una labor activa para desvelar estos casos. O quizás sin el nuevo presidente del COI, precisamente un alemán bastante más comprometido que otros dirigentes del deporte mundial contra el dopaje.

Insisto: veremos en que acaba esto. El deporte, tal y como está montado en esta sociedad de las apariencias, la pacotilla y atiqueteimporta, no puede asumir “cientos de positivos” en los mejores eventos del mundo, aunque los deportes intocables lo vayan a seguir estando para salvaguarda de la mayoría de la masa y plebe. Una cosa es que salgan 10-20 positivos en un Mundial de atletismo en Moscú, y otra esto que se está manejando ahora mismo.

Como siempre, nuestro conocimiento de la deriva negativa del ciclismo ayuda muchísimo en estos casos: el Tour también tuvo su avalancha de positivos en 2008 (ricos, variados, con sustancias nuevas y antiguas), razón por la cual ya no hay ningún positivo en el ciclismo. Fíjense que el año pasado, en todo el ciclismo colombiano, sólo hubo uno. Las grandes figuras ya no dan positivo, simplemente desaparecen o tienen “años malos” -¡un saludo a Wiggins y Boonen!- y así el circo puede continuar. En el ciclismo, las medidas de hacer análisis retrospectivos han acabado en el silencio.

El olimpismo no se puede permitir algo parecido. De la misma manera, el olimpismo es el único de los estamentos del deporte que, por su propia naturaleza, se puede permitir algo parecido, pero sólo con una finalidad: combatir efectivamente el dopaje, y de la única manera que enseña todo lo aprendido. Sanciones de por vida y al primer positivo. Devolución de todos los premios y honores. Olvido damnatio memoriae del dopado. Cualquier otra solución camina hacia la hibridación ya existente entre deporte y dopaje.
***
Confirmado que el órgano de prensa de la UCI, cyclingnews.com publica una entrevista con Basso, un corredor carente de cualquier interés de cara al 2014. De nuevo la misma historia de doping, redención y propaganda.
***
Rasmussen habla en su libro de dos auxiliares del Rabobank que le ayudaron a transportar y ocultar sus drogas cuando era corredor del equipo. Esos dos auxiliares siguen en el Belkin, la continuación del Rabobank que siempre se ha presentado como limpia y sin anclaje con el pasado: por eso mismo SMS Sánchez sigue con el maillot del equipo hasta el 31 de diciembre de este año. Bueno, pues el nuevo equipo y bla-bla-bla ha decidido no aplicar ninguna sanción a Van Bommel y De Vos, los dos colaboradores necesarios. Quizás porque formaba parte de su trabajo de auxiliares. El ciclismo, señores.
***
Sigue adelante el caso de Landis contra Armstrong, aunque el juez se ha comprometido a resolver en menos de 30 días. O antes de fin de año.
***
Zomegnan finiquitado, Acquarone hibernado, pero el Giro sigue desparramándose: ahora se especula con una salida en 2017 desde ¡Suecia!
***
Ana Muñoz Merino -y tengo el tema pendiente, ya entenderán las razones- dejó su boutique en la Agencia Española Antidopaje, para afrontar la colección otoño-invierno en otra Milla de Oro hacia un puesto ministerial. En su exodus se debió llevar al becario que se encargaba de twitter, de tal manera que ahora el antidopaje español deja una bonita imagen con mensajes como este

 

El siguiente puede ser “come 5 piezas de fruta y verdura al día”. Y todo con dinero público.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

55 comentarios en “La mano fría del pasado

  1. He decidido cambiar de Nick, ya que el otro hacía referencias a Horner y Froome, y eso quizá no iba a estar bien visto.

    A ver que sale, aunque espero que no me toquen ni a Vonn ni a la natación.

    Un saludo.

     
  2. Una vez más, el deporte es un fiel reflejo de la realidad de nuestros días: ¿Dónde quedan esos caducos y estereotipados valores como la honestidad, el trabajo diario, el sacrificio y la limpieza? Las trampas y las drogas en el deporte eran cosa de ciclistas y de una sola disciplina, el ciclismo. Como siempre, la pasta y los honores, a cualquier precio, como en la hipócrita sociedad en la que nos desenvolvemos. Nada nuevo, salvo que, esta vez, no es cosa exclusiva y generalizada entre aquellos que dan pedales.

     
  3. O sea que según tú el mérito de esto es solo y exclusivamente de los periodistas? Pero sin embargo los científicos que seguramente hayan estado años y años investigando (Alemania de los países líderes en I+D en EU) no tienen nada que ver… Manda ** lo que hay que llegar a tragar.

    ¿Para cuándo algo de admiración hacia esas personas que descubren vacunas, tratamientos contra enfermedades hasta hace poco incurables, nuevos materiales que permiten que la sociedad evolucione…?

    Practica un poco de empatía… “Eso es mérito de los periodistas, y no de los investigadores del nuevo método …” ¿has leído tu artículo antes de publicarlo? Vergonzoso es lo primero que me viene a la cabeza.

     
    • Rebaja la artillería, o al menos su calibre. Te recuerdo el caso de Jordi Segura, el que descubrió el método para detectar los plásticos en la sangre, y como lo ningunearon y vilipendiaron, para al final decir “ah bueno, vale”. Te aseguro que conozco muy bien el trabajo de los científicos, y lo ingrato que es estar años y años sin saber el resultado, pero es su trabajo. Lo que yo quería incidir es en los periodistas que hacen su trabajo, porque son una minoría respecto a los que no lo hacen. Espero que así lo entiendas.

      Y no, nunca leo lo he escrito antes de publicarlo. Por eso sale con esas faltas, o con iceberg sin g.

       
    • Jejeje, Juan Antonio, ¿qué tal llevas la tesis? Imagino que eres uno de esos doctorandos que piensa que los científicos somos el ombligo del mundo…

       
  4. Lo que parece estar claro es que hace tiempo que se ha llegado al punto en el que una persona cualquiera con un entrenamiento mínimo y una preparación médica exhaustiva es capaz de derrotar en muchos ámbitos deportivos a un deportista profesional limpio.

    Es decir, que una persona que trabaje en una oficina y tenga unos periodos de entrenamiento a la semana, sí se prepara médicamente (barra libre o casi), puede batir a un deportista profesional con una preparación médica limpia y una dedicación horaria casi total.

    Y no me refiero a personas con unas cualidades impresionantes, sino simplemente con grandes cualidades . El ciclismo y sus burros lo han demostrado sobradamente.

    Por otra parte, siempre me he preguntado si en el ciclismo la generalización de desarrollos pequeños (el famoso molinillo) se debe a la mayor mejora del dopaje sanguíneo con respecto al dopaje en temas fuerza. O quizás a la menor detectabilidad de ese dopaje. (Entrenamientos de agilidad vs. de fuerza).

    En cualquier caso, creo que esta generalización es previa a los % imposibles de la vuelta o el giro.

     
    • Yo no exageraría tanto. En la frase “hacer de un burro un caballo de carreras” a menudo olvidamos que ese “burro” lo es en comparación con otros deportistas profesionales, no con ningún oficinista que en sus ratos libres hace rodillo.

       
      • Por exagerar, bueno… yo no tengo dudas de que eso va a ser posible gracias a la ciencia. Coger a un tío “cualquiera” y convertirlo en ganador de competiciones deportivas en pocos meses, incluso aunque no haya sido practicante de ese deporte previamente. Y aquí no me estoy refiriendo al ciclismo necesariamente.

        Ahora, la pregunta es cuándo o si ese cuándo es ya pasado. Eso ya es entrar en la suposición con poco fundamento. Aunque seguramente la investigación ¿militar? sepa ya mucho de esto.

         
    • Razón dice: Para llegar a ser profesional tienes que sobresalir y ganar competiciones.

      Si no te dopas–> no sobresales, no ganas.
      Si te dopas –> sobresales y ganas.

      Conclusión–> No hay deportista profesional limpio.

      Deseo que alguien debata esta conclusión (con ejemplos, razonamientos, como sea) porque son mis ídolos, porque me emocionó viendo como juegan, porque les imito, porque son referencia.

       
      • Mmmm, eso no es del todo cierto. Para pasar a pros no es estrictamente necesario ganar competiciones. Sí sobresalir, aunque esto no significa sólo ganar competiciones. Ha habido muchos corredores que han pasado sin apenas haber ganado nada (incluso sin haber ganado nada en absoluto). Por otro lado, son muchos los aficionados que se han hinchado a ganar cosas y no han logrado dar el salto. Básicamente el panorama es éste:

        1. Hay muchos aficionados que ganan muchas carreras en la categoría, los cuales pueden subdividirse en dos sub categorías, a saber: (1) los que se meten de todo, los cuales no suelen subir a pros porque ya están muy “quemados” y su capacidad de mejora es casi nula, ya que poco más se pueden meter (todo esto, obviamente, lo saben los técnicos de los equipos profesionales); y (2) los que se meten poco (admito que todo aquél que gana muchas competiciones en aficionados se mete algo, ya que compite contra otros bomberos), los cuales, a la hora de corres en la máxima categoría pueden optar por seguir metiéndose poco o nada y ser un corredor del montón para abajo o seguir “progresando” aumentando la dosis.

        2. Por otro lado, están los corredores que, pese a no ganar tanto (o nada en algunos casos), tienen buenas condiciones para el ciclismo y acaban siendo contratados por equipos profesionales. En general, estos corren limpios en aficionados (por muchas condiciones que tengas, si no te metes no serás un supercrack, ya que los que se hinchan a ganar en la categoría suelen ir hasta las trancas). La disyuntiva al pasar a profesionales es la misma que en el caso anterior: o seguir limpio y meterse lo mínimo, y ser un corredor también del montón (esta vez del montón de arriba, por condiciones físicas naturales), u “optimizar” el motor y “progresar”.

        La conclusión es que, en mi opinión, sí se puede ser profesional (incluso World Tour) yendo limpio. Eso sí, un profesional del montón (quizás ganar una competición o una carrera menor), nunca uno bueno.

        ¿En qué categoría metemos a Nairo Quintana? Yo lo tengo claro.

         
        • Me he dado cuenta de que mi expresión “o seguir limpio y meterse lo mínimo” del punto 2 de mi argumentación anterior puede llevar a la confusión de interpretar mi opinión en el sentido de “meterse poco=ir limpio”. Nada más lejos de la realidad. Debería haber puesto “o seguir limpio, o meterse lo mínimo”

           
        • Grandisimo comentario, sobre el que estoy 100% de acuerdo. Yo he tenido la suerte de competir en aficionados y creo haber visto a corredores de los dos tipos. He visto gente que competía en el Baqué de aficionados que eran autenticos “tiranos” en esa categoria ganando todo y reventando las carreras. En esa misma categoria he visto sufrir muchisimo a un tal Piti, que cuando la carrera era lo suficientemente dura estos “tiranos” lo dejaban tirado cual colilla. Eso sí, si no era lo suficientemente dura como para soltarlo, estaban perdidos por la clase que tiene este fuera de serie (y lo sigue demostrando ahora). De ese tal Piti ya conoceis su historia pasando por kelme y los curas. De los que en aficionados se lo pulian pasaron al baque profesional y su carrera ha sido un estrepito total.
          Si quereis cambiar el nombre de Piti por el de un chaval (pq tenia 2 años menos que piti) que sus siglas eran AC, lo mismo.
          Saludos

           
          • Lo de los equipos tiranizadores daría para un muy buen post, si el blog estuviese también dedicado a la categoría de aficionados. Anda que no darían que hablar el Olarra de la época del triplete tras triplete, el Banaka del inefable Etxabe, Cropusa y Ávila Rojas, por no irnos al más antiguo Porcelanatto. Y el actual GSport o, sobre todo, ese Froiz y su política de fichar ex pros, todos ya de categoría élite, sin dejar apenas respirar a los sub23

             
            • Estirando ya al máximo este tema del ciclismo aficionado y sus ex equipos señeros, aunque sé que el autor del blog no es muy aficionado a ciertos foros, pego aquí algunas batallitas sobre las cencerradas de Etxabe:

               
              • Gracias jgpallero

                Asi es, Olarra y el Banaka (un saludo para freire!) tambien daban para mucho. Esperemos que un dia Sergio nos deje su hueco para ver simplemente que lo que vemos en profesionales ya se está forjando desde abajo

                Saludos

                 
    • Siempre hablando de trabajo “cuesta arriba”, es más “sencillo”, energéticamente hablando, obtener 250w a 100rpm que esos 250w a 80rpm, además requiere menos masa muscular, y si tienes menor masa muscular, el peso es menor, con lo cual también eres un poco más eficiente cuesta arriba.

      A mayor peso, mayor potencia es necesaria para subir a la misma velocidad.

      Otra cosa es en llano, donde la inercia del conjunto ciclista-bicicleta es un factor decisivo, a mayor peso mayor inercia y por tanto es más sencillo mantener la velocidad constante. Por eso hay contrarrelojistas musculosos (y otros no).

       
      • Gracias por la respuesta, Luigi.

        Si, con 100 rpm es más sencillo lograr esos 250w. Pero para ir a 100 rpm hay que tener un corazón y un sistema respiratorio que lo pueda aguantar que igual no es necesario a 80 rpm.

        Si el potencial de mejora del rendimiento del sistema cardio-vascular es mayor que el potencial de mejora de la fuerza, es más que evidente que es mejor decantarse por cadencias altas. Lo cual también se añadiría la variable que has introducido de menor peso y, por tanto, mejor relación empuje/peso.

        Pero claro, por mejora del rendimiento me refiero a la mejora derivada de la utilización de “productos” exógenos y endógenos. Y en el campo profesional también a su legalidad y detectabilidad, obviamente.

        Pero vamos, esto son suposiciones sin ninguna base ni conocimiento especial y desde la base del “entrenamiento” propio.

        Lease entrenamiento = cicloturismo.

         
  5. Que grande este post! Me sigue sorprendiendo toda esta trama corrupta y eso es difícil para un fiel lector de 2005. Gracias por tu constancia Sergio.
    Por un lado esperanzador todos los avances contados con esos metabolitos a largo plazo y por otro lado, el hastío de lo de siempre, proteger al fuerte, el negocio multimillonario de todos los que viven del deporte, dirigentes y deportistas, vamos que esto no se acaba nunca.

    Como seguidor del triatlon, me vienen a la mente dos casos de actualidad que me hacen perder la fe. Por un lado Víctor del Corral, ganador de dos pruebas ironman, en 15 días!!!!. Y batiendo récords de tiempo, en uno bajando de 8 horas y récord español y en otro 8 h 2 min., brutal. Ambos internacionales y de franquicia ironman para el campeonato del mundo. Rompiendo todas las consignas fisiológicas de recuperación tras el ejercicio y de entrenamiento. No tengo fe. No me lo creo.
    Por otro lado, Gómez Noya, se va a preparar la temporada a New Zeland. Que tenga cuidado con sus metabolitos de larga vida…jeje

    Saludos y a seguir así

     
    • Y la Orden de Mérito Deportivo en categoría oro. Lo de Del Corral es algo que tiene atónitos a varios avezados observadores extranjeros. Y hasta aquí puedo leer.

       
    • Por razones de vecindad, me hace ilusion que le vaya bien a Victor. Pero a mi me hubiera gustado mas algo “creible” que semejante marcianada, no se, que hubiera ganado en Florida punto, por ejemplo. El triatlon, ese deporte limpio y puro…

       
  6. Enhorabuena por este Post. Estoy seguro que esta noticia va a ser un terremoto, y conducirá sin lugar a dudas a las sanciones de por vida.

    Si es así, bienvenido sea.

    En cuanto a lo de Ana Muñoz Merino, me recuerda en cierto modo al Sr. Lissavetzki, en sus maneras y en su fondo, otro/a trepa/o (toma antisexismo cateto).

    Simplemente deleznable.

     
    • Fíjate que a mí Lissavetzky, cuando empezó la Operación Puerto, hasta me caía simpático. Después, con la Operación Encubrimiento -que fue prácticamente paralela- y con su intento de aprovechar políticamente la “Edad de oro” del deporte español (edad de oro con Xabi Alonso RSOC, por poner un solo ejemplo) y su puta mierda de labor municipal en Madrid, simplemente me parece un mendigo andrajoso.

      Yo no estoy tan seguro como tu en las implicaciones de esta noticia, pero ojalá me equivoque y lleves razón.

       
    • Quizás el aumento a 4 años de sanción tiene algo que ver con todo esto. Llegarán hasta ahí, no creo que se atrevan con las sanciones de por vida.

       
  7. Hacía tiempo (bastantes meses) que no entraba en la web de Marca, me niego a darles visitas. Hoy he entrado en referencia a lo leído en este post, pensando de forma ilusa que podrían haberse hecho eco de la noticia. Para mi “sorpresa” (?) no había ningún contenido relacionado con el tema, simplemente la basura habitual en ese panfleto.

     
    • Yo hay algo que no entiendo bien de los pasaportes biológicos. Si tú empiezas a tomar muestras de un tío que se está dopando constantemente, ¿no resultarán naturales sus valores de dopado? No sé si me explico….

      Saludos.

       
  8. De vez en cuando la ciencia da un paso más grande de lo habitual y a muchos les sube un escalofrío por la nuca.
    Hace ya unos cuantos años, en una charla que nos dio el director de cierto centro médico regional de medicina deportiva en el incomparable marco de un curso de directores de nivel I (lo que aprendí compartiendo pupitre y copas con exprofesionales de los 90 no tiene precio) nos decía que alucinaríamos si supiéramos lo que ellos ven… pero que hay que tener en cuenta que para que un positivo sea positivo el índice de certeza tiene que ser prácticamente como la segunda ley de termodinámica.
    Desde entonces siempre me imagino a esos señores de bata analizando sangres y orines de atletas de todo tipo y partiéndose el ojete viendo que van más trucados que la moto de mi amigo Jose del Instituto -Pepe from the High School- (aquella gloriosa Rieju RS1 de 50 trucada a 125 con escape metrakit).
    También veo a todos esos deportistas clamar -muy serios- contra los tramposos que se dopan mientras saben que esos señores de bata (y todo el colectivo que les rodea) siguen descojonandose.
    Incluso a veces me imagino a esos científicos con ganas de hardcore haciendo pruebas a escondidas con… qué se yo, las muestras que se guardan de Tony, Miguel, Claudio, Zenon, Evgeni, Piotr…

    Lo malo es que en el mundo real, los que se rien de verdad son personajes como AC o como Manolo The Big Fat mientras que los personajes que han florecido en los últmios años a su alrededor (Ainaras, Culturas ciclistas y demás calaña) no paran de comerles la pol** (ups!) a estos pseudodeportistas de cartón piedra.

     
  9. En mi opinión Ben Johnson “valía” una marca de 9.6, ¿por qué? Su tiempo de 9.79 lo hizo con el rabo, con perdón, hasta las trancas de drogas (como los de ahora), pero si hubiese continuado un par de años más con ese nivel de progresión (atlética y toxicómana) se hubiese, como digo, acercado a la barrera de 9.60.

    Mi duda es si, por poner un ejemplo, Frankie Vandenbroucke, que en paz descanse, hubiese competido en nuestros días, con la cartilla correspondiente, podría haber competido con el keniata volador o el carnívoro de Pinto del 2009.

    ¿Hay muestras de Sergey Bubka, Blanca Fernandez Ochoa, Sebastian Coe o Emilio Sánchez Vicario??
    Reconozco que el que pillen a dopados o políticos corruptos me despierta un tremendo morbo.
    ¿Está mal que me alegre?

     
    • Es por eso que se habla de doping: el morbo.

      Todos los deportistas de elite, per se, van dopados. El cuerpo humano a pan y agua tiene un límite y, en mi opinión, todos lo sobrepasan.

      Pero ese hecho, en una competicion, solo resalta cuando algunos se exceden de lo “normal” o cuando hacen público que la maquinita ha pitado, vete tu a saber con que intereses de trasfondo.

       
    • Bueno, Ben Johnson estaba limitado sobre todo por su altura (1.75), su zancada era limitada. Probablemente aun con mas fuerza no hubiera podido mejorar su velocidad para llegar a 9.60, no hay que olvidar que era un hombre al que los 100 metros se le hacían largos.

      Precisamente la virtud de Bold es que han conseguido hacer correr a un caballo percherón de 2 metros, seguramente del mismo modo que en ciclismo han conseguido que los contrarrelojistas suban mas rápido que los escaladores de 1,60.

      Ojo, no hay que olvidar que sabemos hoy dia que los rivales del club Santa Monica de Carl Lewis iban mucho mas y mejor dopados que Johnson. Disfrutaron de la mejor mejor toxicologia de su epoca y a pesar de que nunca los pillaron no mejoraron año tras año indefinidamente. Carl Lewis por ejemplo conseguía con regularidad saltos enormes de 8.70 desde casi junior, pero nunca pudo dar el super-salto y superar los 8,90, como se esperaba.

      Si no me falla la memoria, en esa epoca que Vd. cita en algunos deportes no habia controles o solo les habia en muy pocas competiciones. Aparte de eso, muchos de esos deportes están basados en la habilidad (lo cual no significa que no haya doping). Si que seria interesante analizar con técnicas modernas no a Emilio, a Arancha, que era señalada como sospechosa en el mundo del tenis.

       
  10. Cazar a un Phelps, Bolt o similar…. esa gente tiene a 20 patrocinadores detrás que mueven mucha pasta. Es una utopía que saliera a la luz un positivo de alguno de estos.
    Si da positivo, una llamadita y ” a ver si tienes mas cuidado chaval” y como mucho una excusa para que nos descojonemos del tipo el solomillo estaba contaminado, el pastel de mi suegra tenía droga.. etc…

     
  11. Me gustaría que saliesen las muestras de Angel Acebes, adalid de justicia y verdad, en aquel infausto 11 de Marzo. Sospecho que “el pico” sería una broma comparado con su toxicidad neuronal.

    Pero me conformo con que se destape el límpido milagro del Sky, Mo Farah y sus blanquitos delfines voladores, los trisupermanes en bikini, los cybortenisas, pero sobre todo a los opio del pueblo: jurgolistas.

     
  12. Me alegra de que salga una noticia de estas de doping y no se limiten a apalear al pobre ciclismo, que sabemos que es malo pero los otros no son unos santos. De todas formas, a ver como sigue esto, sospecho que como dice Sergio, apalearan a otros burros por comer trigo y los deportes “leones” saldran inmaculados como siempre.

    Hablando de laboratorios alemanes, me pregunto que hubiera pasado si les hubieran dejado analizar las muestras del producto desconocido que incautaron a la “galga”

     
  13. Permitidme salirme un poco del tiesto,ero me ha llamado profundamente la atención la noticia que hoy publica Le Monde en referencia a la clasificación de su equipo nacional para el mundial de Brasil:

    TF1, televisión que pago 120 millones por los derechos, subió un 5% como consecuencia del 3-0 contra Ucrania. Sus expectativas para 2013, con la clasificación de les bleus, se han mejorado notablemente.

    L’equipe estima en 5 millones, sobre un total de 100 millones anuales, el impacto positivo de la clasificación para el mundial.

    De Nike y demás patrocinadores no se saben datos, pero la estimación de beneficios es alta. Sobretodo comparando el mercado ucraniano al francés, en el caso en el que NIke u otra empresa esté en ambos mercados.

    Pues bien, y esto es cosecha propia, ¿nos hemos de creer que el 3-0 es un resultado totalmente legítimo? Y no hablo de dopaje, solamente.

     
    • Por supuesto que no. Ucrania es una seleccion y mercado de segunda fila y el 2-0 de Benzema es en clarísimo fuera de juego.

      Pero esto es la misma historia de siempre, y más en fútbol.

      En ciclismo, los dos últimos casos de “dopaje de equipo” en grandes vueltas son: Karpin Galicia (Mosquera, García Dapena) y Vini Fantini (Di Luca, Santambrogio). Curiosamente, equipos de segunda fila.

      Relaciona.

       
      • Ahi le has dado, francia aun jugando en sila de ruedas, se come a Ucrania.
        Ademas, creeis que a Nike le importa si va Francia al mundial? patrocina a Brasil, q sera la campeona.

         
  14. Los positivos los hay Sergio, pero quien sabe cuantos se estarán encubriendo en todos los deportes. Para darte un ejemplo, en Colombia se comenta que hay por lo menos 17 positivos ocultados por la Federación Colombiana de Ciclismo. Los ciclistas del peloton interno Colombiano son reconocidos “camellos” en otros países (como el caso de la vuelta a costa rica) y el GW 1516 es posible conseguirse facilmente en Bogotá por 400 mil pesos (unos 180 euros).

     

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *