Contador gana la Vuelta en un sprint en Almodóvar del Campo

ContadorAzafatasflipandoYa ven. Todos daban por descontado que Contador iba a machacar en Navacerrada y no fue así. Sin bonificaciones sólo sacaba 31″ a su compañero Leipheimer, y esta fue la diferencia que neutralizó el americano. Vale que Contador tenía 67 centésimas de las cronos a su favor, pero hagamos las cuentas detalladamente.

A.C ha ganado dos etapas en línea y ha sido tercero en otras dos, las cuatro de finales en alto. Eso suma 56″ (20″ x 2 + 8″ x 2). Por su parte, Leipheimer ha ganado las dos contrarrelojs, pero estas no tienen bonificación, en un claro agravio comparativo. Así, sólo suma de bonificación 12″ de su segundo puesto en Fuentes de Invierno. La diferencia entre ambos antes de la cronoescalada a Navacerrada era de 1´17″, a la que hay que descontar las bonificaciones ( 1´17″ -(56″ -12″) = 33″). Considerando que Leipheimer le remontó 31″, ¿dónde están los otros dos segundos?.… Leer más

 

Dedicado a Iban Mayo

PiepoliganaenHautacamEl titular podría haber sido perfectamente este. Gran parte de los argumentos expuestos son extrapolables: el mismo vencedor; dos de un mismo equipo entrando juntos en una reina de montaña; tres finales en alto disputados, tres victorias para un mismo equipo; unos que van con una marcha de más -Cobo casi se sale en una curva subiendo-, el resto que va con una de menos.

Sin embargo, quiero que mi primer recuerdo vaya a Iban Mayo, positivo por EPO en el pasado Tour con el maillot del Saunier Duval, algo a todas luces injusto. Menos mal que fue un caso aislado y el bravo equipo cántabro, dirigido carismáticamente por Matxín (“joven, pero de viejas costumbres”, escribió Arribas) pudo reponerse y tomar la salida en esta vibrante edición del Tour, el más limpio de la Historia. Tan, tan refulgente y blanco nuclear que hay que ponerse las gafas de sol para ver la tele.… Leer más

 

Hijo de su tiempo

AstarloaCampeonatodelMundo2003Desde hace un año y medio blogger ofrece la posibilidad de incluir etiquetas de entrada en cada post. Una vez escrita una etiqueta, la recuerda. Que a nadie le sorprenda que, al introducir “Astarloa” haya tenido que teclear todas y cada una de las letras de su apellido. El ciclista vizcaíno lleva desaparecido desde hace mucho tiempo, y ha vuelto a ser noticia de la peor de las maneras: ha sido expulsado del Millram por presentar valores hematológicos irregulares en la salida del Giro, donde abandonó antes de la segunda etapa. Problemas estomacales, dijeron. Y tanto, sobre todo todo los que tenemos que aguantar los aficionados.

Igor Astarloa hizo un día las maletas y se fue de aficionado a Italia: dicen que ganó una carrera e hizo entre los diez primeros en otras treinta. Eran finales de los noventa y se pueden imaginar el panorama de la época. Pasa a profesionales con el Mercatone Uno, un equipo destinado a consagrar a Pantani, y que lograba que fuesen como cohetes corredores como Forconi.… Leer más

 

Voigt, el ciclista más previsible

VoigtconGlaciardefondoEs una ocasión tan propicia como cualquier otra para poner esta bonita foto. Es Jens Voigt en la última Vuelta a Alemania, subiendo con su cuerpo no precisamente de escalador a una cima glaciar. Ganó la carrera y en la etapa anduvo bien cerquita. Este fin de semana ha ganado el Criterium Internacional por cuarta vez en su carrera, a sus treinta y muchos años.

La primera etapa fue para Ten Dam, que se escapó de inicio, acumuló 17 minutos de ventaja con un yanki y acabó llegando a meta solo, en el enésimo triunfo del Rabobank esta temporada. Vista que esta estrategia triunfa en corredores anónimos, que a nadie extrañe que a Voigt le siga funcionando lo de escaparse de inicio y que no le cojan. Lo volvió a hacer en el sector de montaña del domingo, su especialidad en esta carrera y en el País Vasco. Tres corredores de comparsa, incluyendo el australiano Gerrans que se llevó la etapa, y para el la general.… Leer más

 

Este es el ciclismo que habeis querido

VCSconZaballa La propaganda arrecia y conviene no ceder en estas horas aciagas para el ciclismo. Los nombres y los códigos de la Operación Puerto se pavonean con chulería en el pelotón, ante la indiferencia generalizada de los periodistas y algunos aficionados que ven que el mayor mérito de la Vuelta al País Vasco es que llena las cunetas de sus congéneres.

Ayer volvió a ganar Voigt. Se metió en una escapada, cogió minutos y por detrás nadie pudo hacer nada. En las últimas cinco ediciones ha ganado cuatro etapas, y en 2006 fue batido por Voeckler en un desenlace que solo se repetiría una entre mil veces. Siempre escapado. Siempre con la aquiscencia del pelotón, que deja ganar a un corredor de 35 años que da lecciones de moralidad a los de la Operación Puerto cuando gana la Vuelta a Alemania con tres etapas, incluyendo finales en alto y contrarreloj.

Voigt es el mismo corredor que el año pasado regaló la etapa reina del Giro a Gárate, a los pocos días de que se desvelase lo de la sangre congelada, lo de su jefe de filas y los fuertes rumores de que toda la preparación de su equipo estaba supervisada por Eufemiano.… Leer más

 

¿Qué pasó en Tortona?

SerranoTortonaA Marcos Serrano algo le sentó mal. Se disputaba el Giro de Italia y un corredor experimentado como el gallego se había dejado unos minutillos el día anterior, en la etapa de Sestri Levante: al día siguiente se llegaba a La Thuille después de subir el terrible San Carlo, y había que echar una mano al jefe de filas Scarponi. Como había hecho siempre. Con Escartín, con Heras, con Olano, con Beloki y como iba a hacer en junio en el Tour para el siguiente líder, Vinokourov. Vida de gregario de 34 años que en los últimos años se había ventilado una Milán-Turín y una etapa del Tour en la última semana, siberias de por medio.

Hizo los rituales previos para prepararse, esos que hemos sabido a raíz de la Operación Puerto, pero mientras a Scarponi le sirvieron para hacer quinto en la etapa a él lo enviaron directamente al hospital.… Leer más

 

¿Por qué Simoni no reclama lo que es suyo?

basso_simoniGiro2006 Esta imagen condensa uno de los momentos de la temporada. Si me fuerzan, de la historia reciente del ciclismo. Hacía unos días que se había iniciado la Operación Puerto y el grueso del pelotón disputaba el Giro de Italia. Basso había empezado a regalar las etapas a Piepoli y Voigt a venderlas a Gárate, pero el día del Mortirolo la codicia le pudo y, tras engatusar a Simoni, le dejó en la subida final a Aprica para poder enseñar como una folcklórica la foto de su hijo recién nacido. Como un escudo ante lo que pudiese venir de España. Como un talismán para intentar salvar la primera ocasión en que podía ganar una gran carrera.

Lo que no esperaba Basso, y se ve en su cara de pánfilo y torcuato, es la reacción de Simoni, que se saltó todas las leyes de omertà en el pelotón y le acusó, herido porque quedaba como un tonto tras esperar en el descenso a Birillo, de ser un “extraterrestre”.… Leer más