Froome sentencia el ciclismo en una jornada para la vergüenza

La foto adjunta resume bien lo que fue la etapa: los ciclistas pasaron todo el día yendo de un lado del valle de Susa al otro lado, para volver finalmente a la montañas nevadas del fondo. En el durante pasaron algunas cosas que se ven muy raramente en el ciclismo contemporáneo, en una etapa que será recordada durante muchísimo tiempo por las diferentes familias que componen el ciclismo. En caso de duda o de zozobra, siempre nos quedarán los paisajes, prácticamente el único asidero en días así.

A la hora de escribir esto se puede enfocar el día de muchas maneras, pero el tiempo ha enseñado que lo mejor es narrar lo que sucedió tal y como se vio, porque después vendrán las interpretaciones, los uy, las lamentelle y la creciente plaga de los cuentaballitas. Hemos sido contemporáneos de uno de esos días que se viven cada muchos años, con una notable diferencia respecto a las últimas veces: ya no hay edad de la inocencia, y a la vista está con el vencedor.… Leer más