El Armstrong de la regularidad

El Armstrong de la regularidad

Erik Zabel, uno de los ciclistas que marcan época, ha tenido a bien mejorar su confesión de dopaje realizada en 2007. Como entonces, no lo ha hecho por iniciativa propia -por aquel entonces fue víctima del dominó Telekom-, sino porque su nombre aparece en la lista de dopados del Tour 98 que hemos sabido a raíz del informe del Senado francés, aunque la UCI la conocía desde 2005.

El sibilino alemán ha recuperado súbitamente la memoria y lo que fue entonces una ridícula confesión de “una semana de EPO durante julio de 1996″ se ha ampliado a un dopaje continuo entre 1996 y 2003 (con todo lo disponible, incluyendo autotransfusiones en 2003), que en el fondo ni el mismo se lo cree: aunque fue profesional hasta 2008, y hasta ese mismo año obtuvo resultados de relieve aunque francamente decrecientes, pone fin a su relación con jeringuilla y la mandanga en fecha tan lejana para asegurar su palmarés, puesto que las sanciones deportivas no prescriben hasta 8 años de la infracción.… Leer más

 

Los controles funcionan (15 años después)

Los controles funcionan (15 años después)

La semana previa al inicio del Tour es, sin duda, la peor del año para cualquier aficionado al ciclismo. Las editoriales ajustan sus lanzamientos sobre libros relativos al tema (el de dopaje, por supuesto), periodistas trasnochados tiran de agenda y sacan entrevistas a viejos protagonistas, los actuales protagonistas dan entrevistas del tipo “son once contra once” y “no hay rival pequeño”, hay ruido mediático absurdo, y empiezan a aparecer los clásicos aficionados al ciclismo, los que sólo aparecen en julio y por el Tour de Francia.

Curiosamente, el caso de hoy no parece tener que ver con estos casos. Desde hace meses el Senado francés lleva a cabo una comisión de investigación sobre el dopaje en el deporte de ese país. Una comisión de verdad, no como las que se montan en su equivalente español: pública, transparente, con los representantes electos usando a fondo la capacidad que tienen para investigar, aportando pruebas y documentos y, especialmente, tomando declaraciones bajo juramento.… Leer más

 

Otra mierda de edición del Tour de Flandes

No es algo que pille por sorpresa al lector habitual del blog, pero a mí el Tour de Flandes me parece, año tras año, la carrera con más aspiraciones que más decepciona. No merece la pena ni hacer una previa -para eso ya está el E3- en una carrera que, además, ha sido notablemente empeorada por los organizadores.

Desde el año pasado se disputa con un circuito absurdo que deja la carrera bloqueada hasta la última vuelta al Oude Kwaremont-Patterberg, convirtiendo la carrera que los flamencos y algunos gilipolllas dicen que es la mejor del mundo en un criterium; puedo entender el superlativo de “la mejor del mundo” si eres un aldeano de la zona, pero no tanto en los pelotas que siempre se suman en cuanto hay banderas, multitudes y símbolos, quizás por su carencia de los mismos.

El Tour de Flandes es una de las carreras más importantes del mundo, pero ni es una buena carrera, ni es un bonito espectáculo -al margen de la entrega del público-ni, por supuesto, es la mejor carrera del mundo, un veredicto que no corresponde de antemano y que se tiene que dar al final de la temporada.… Leer más

 

La hipocresía de Aldag

El padre de Rudicio, modelo de Aldag

Rolf Aldag se despacha agusto en el Sueddeutsche Zeitung ante el conocido Andreas Burkett. El antiguo escudero polivalente de Ullrich (un percherón que tiraba en montaña y llano como un jefe de filas, y que la última semana del Tour se metía en escapadas a ver si sonaba la flauta), que después confesó su dopaje sistemático durante toda su vida deportiva y que, empero, era uno de los principales directores deportivos del superequipo HTC (doble campeonato del mundo en Copenhague, por ejemplo), ha tenido a bien desahogarse una vez fuera del mundillo.

Este es el requisito indispensable: se ve fuera y por eso raja. Cuando todavía estaba dentro, nada de nada, y cuando confesó públicamente su dopaje tampoco se vio especialmente perjudicado. Al igual que nuestro conocido y siempre recordado Igor González de Galdeano, cambió el sillín por el sillón del coche de equipo con una rapidez pasmosa, o vergonzosa si tenemos en cuenta su pasado.… Leer más

De Mosquera a Contador

Os novos, vosotros sedes o futuro….

Catorce meses, catorce, se ha tomado la RFEC para aplicar la sanción por el positivo de manual de Ezequiel Mosquera en la Vuelta 2010, carrera donde termino segundo y donde un compañero suyo que volaba dio positivo por EPO, además de por la misma sustancia que este corredor típico del pelotón español.

Por supuesto, no es casual que la sanción de dos años a Mosquera se conozca en la vigilia del juicio que el lunes comienza en el TAS por el famoso asunto del positivo de Alberto Contador en el Tour 2010. Estamos hablando de la misma Federación que pone seis meses a Sevilla, cuando el manual indica dos años, y que dice que combate el dopaje mientras se apresta a recibir como el hijo pródigo a Valverde.
Mosquera estaba en un limbo en el que, interesadamente, ni era culpable ni inocente; por una parte podía encadenar su discurso victimista, siempre tan caro a la gente de su naturaleza, y por otra parte la RFEC podía esperar una flauta mágica, un trueque, o algo para poder salvar la papeleta de que el gran animador de la Vuelta 2010 era un tramposo.… Leer más

Hoy es San Tourmalet

Puertos encadenados

Día de toma de la Bastilla, primer día de alta montaña en el Tour, la etapa más larga que queda en carrera (209 kms., casi 20 más que la siguiente), décimosegundo día de competición y una característica por encima de cualquier otra: se sube el Tourmalet como Dios manda (y aquí Dios es la tradición del ciclismo, que para algo el nuestro es el deporte que más venera la tradición).

En una imaginaria clasificación de los mejores puertos del ciclismo nunca faltaría el Tourmalet. Alguno incluso lo colocaría en primer lugar: el primer puerto salvaje subido en competición, escenario de múltiples batallas, su famosa última rampa y muchas otras características. A mí particularmente me gusta más el Galibier, del que en esta edición tendremos dos tazas, como con el café: una siempre sobra.

Sin embargo, el Tourmalet ha sido injustamente menospreciado en la última década del Tour: cuando no lo ponían muy lejos de meta porque el organizador quería llegar a Pau, lo ponían como final de etapa, como el experimento-rana del año pasado.… Leer más

Contador, El Padrino de Calabria y Sicilia

Bang, Bang

La metáfora periodística más utilizada hoy para titular la extraordinaria hazaña ejecutada por Contador en el Etna va sobre el volcán, desechando otras más propias de Sicilia y que, en mi humilde opinión, más se ajustan a un corredor que no debería estar compitiendo.

Ya que puede, tras haber intentado llegar a un acuerdo secreto con la UCI para que ocultase su positivo por clembuterol, lo hace de la manera habitual: como el auténtico capo del pelotón, ya sea en Calabria o en Sicilia.

El sábado se llegaba a Tropea, localidad semiturística de la depauperada Calabria. El final, como siempre, situado tras un final revirado con curvas de 180º, donde la colocación en el pelotón es vital. Atacó Oscar Gatto, antiguo joven italiano que pasó al profesionalismo con muchas expectativas y que estuvo en Gerolsteiner, y tras el se fue Alberto Contador.

Nadie esperaba su movimiento:  ni su director ni sus rivales.… Leer más

Un bronce y una cara de bronce

  

Medalla de segundo cuello



Mientras Riccò ya tiene fuerzas para negar que dijese que se había practicado una autotransfusión, y en el ciclismo italiano siguen saliendo voluntarios para apalearlo, se acerca una noticia del género que, en mi opinión, tiene más implicaciones.

A finales de enero se presentó el poderoso Katusha en plena Plaza Roja de Moscú. Para este año han fichado, entre otros, a los nada sospechosos por su trayectoria Paolini y Di Luca, pero esa es otra historia. Una de las estrellas del evento fue Kolobnev, el ciclista que nunca gana, que fue investido con la medalla olímpica de bronce de la carrera de Pekín, hace dos años y medio. Hay hasta un vídeo y todo.

Kolobnev, como recordarán, fue cuarto en la prueba. Nueve meses después se supo el dopaje por CERA del que fue segundo, Rebellin. Como en el COI no tiene reparos en quitar medallas y redistribuirlas de nuevo, aunque lleve su tiempo, suponemos que Cancellara ha enviado su medalla al ruso mientras el organismo olímpico le envíaba a su vez la plata birlada por Rebellin.… Leer más

El ciclismo en Alemania (y II): una Federación que combate el dopaje y que no tiene amigos

Regulando en la crono
 El pasado agosto Stefan Schumacher volvió a competir, tras cumplir dos años de sanción por sus repetidos positivos por CERA durante el Tour 2008 y en los JJ.OO. El alemán jamás ha reconocido haberse dopado y, aunque ha mantenido una exquisita omertà, sólo ha encontrado acomodo en el modestísimo Miche italiano.
Había aprovechado su verano de 2008 -ganó las dos cronos largas del Tour, estuvo a punto de ganar una de montaña con 4.000 metros desnivel, fue maillot amarillo- para firmar un supercontrato con el Quick Step, algo que tuvo sus efectos positivos porque jubiló a Bettini. Al poco salió la noticia de su positivo y su reacción: yo no se nada y he firmado mi contrato.
A saber en que acabó aquel contrato, pero el hecho es que su retorno ha sido en el Miche y con estos poco esperanzadores resultados. Eso sí, ya dice que su objetivo es el 2011.… Leer más

Dos de Luxemburgo y uno nauseabundo

Etapa reina de 169 kms. y diferencias en meta comparables con haber subido los colosos alpinos más clásicos. El desgaste, bastante arrojo y los hermanos Schleck en su mejor jornada atlética arrojaron una muy buena etapa con bastante intrahistoria e historia a secas: sin ser un día para recordar, la pareja luxemburguesa se encarama al podio desalojando a Armstrong y Wiggins. De Kloden ya se encargó su compañero Contador, y esto no es simplemente historia, sino una historia miserable.

De salida el Roselend y una escapada con los habituales de este Tour: Pellizotti, Casar, los hombres de naranja -¡cuatro!-, peones de los grandes equipos, Menchov y Hushvod, que en teoría iba a por los sprints intermedios. Siguiendo la tradición de su equipo (Haussler, Houlston, Gómez Marchante se fue ayer para casa) le tocaba su día bueno de montaña, y para allá que se fue. Subiendo con fuerza, parecía que se iba a contentar con el primer sprint y no, siguió hasta el segundo para completar unos cien kms.… Leer más