Lo que queda del Tour (I): Pinot, desaparecido en combate

Lo que queda del Tour (I): Pinot, desaparecido en combate

Apenas habrán pasado nueve meses desde el último Tour disputado, y parecen eones. Tal es el poder de la rutina y la propaganda, que hace que demos por normal que uno de los favoritos a ganar la edición de 2020 está actualmente desaparecido, porque el ciclismo es ansín.

Thibaut Pinot había acabado segundo en aquel Dauphiné de cinco etapas, las cinco acabadas en alto. No había ganado por un mal cálculo de la fuerzas de Daniel Felipe Martínez el último día, y aún así fue considerado como la mejor actuación en una vuelta de prestigio del corredor francés: si ha sido capaz de acabar segundo en el pequeño Tour, qué menos que hacer un gran Tour. Por francés. Por trayectoria. Por superar el abandono de 2019, justo cuando parecía que podía aspirar a algo más que el podio.

Pues no. Se cayó el primer día de las caídas en Niza y, aunque llegó a París, fue una sombra del corredor que se esperaba.… Leer más

Un Giro pobrísimo

Un Giro pobrísimo

Después de un comienzo de temporada espectacular -con algunas de las mejores ediciones de la historia en Itzulia o Tirreno, por poner un par de ejemplos-, había muchas expectativas depositadas en un Giro de Italia que tenía una participación sensiblemente mejor a la de otros años. Con más de la mitad de la carrera disputada, el balance no puede ser peor.

Etapas fumadas continuamente, etapas con prestigio histórico o sobrevenido regaladas a la fuga, continuamente ganadores que jamás habían ganado en una gran vuelta y, lo que es peor que todo, el pelotón deseentiendose continuamente, lo que explica los anteriores puntos. No hay hambre de ganar, y uno se pregunta de qué hay hambre. No de ciclismo, desde luego.

El insulto de la Ravenna-Verona se cumplió punto por punto, con imágenes del líder de la carrera riéndose y de charleta a 30 km. de meta. La fuga fue para los estajanovistas designados como tales, que un día tras otro se escapan sabiendo que jamás van a llegar: parece como si la victoria de Van den Hoorn el segundo día hubiese exorcitado al pelotón, y ahora es todo cuestión de pasotismo total, o jugar al gato y al ratón con los fugados.… Leer más

Pagar por esto

No entiendo por qué una región o país paga un pastizal -a veces, hasta el 50% del presupuesto total- por albergar las primeras etapas de una gran vuelta. Rara vez se ve de manera espectular la zona, rara vez se ve espectáculo, y dudo muchísimo de ese retorno siempre estimado en “mil millones de espectadores de 180 países diferentes”.

Se está viviendo estos días en la bellísima región del Piamonte italiano que, no contenta con pagar por los tres primeros finales del Giro 2021, también albergará dos etapas en el final de la carrera. En total cinco etapas totales o parciales, una cuarta parte de la carrera. Una exageración, sin correspondencia alguna con la inversión que habrán hecho.

Vean si no el prólogo de ayer en la bellísima Turín. En las dos últimas horas de emisión no se mostró nada de las muchísimas bellezas que puede ofrecer la ciudad-capital, que se concentraron antes de las tres de la tarde, cuando la probabilidad de un espectador conectado para ver una crono eran bajísimas.… Leer más

Pogacar gracias a Matxín

De la escapada el que más lejos llegó fue Oier Lazkano, un corredor de 21 años con hechuras para superar el techo de cristal del Caja Rural. La etapa estaba dentro de los parámetros normales, con un tramo llano-paisajístico por la llanura alavesa, con sus pueblos castellanos y ninguna casa fuera de los núcleos habitados.

Esos parámetros indican que habrá una fuga, y que será neutralizada en los kilómetros finales. Es una pena que un corredor con la planta y proyección de Lazkano no intentase su aventura en un terreno más propicio, ahí donde un buen rodador -en la fuga también iba Mikkel Honoré, por ejemplo: se nota que Deceunick no tiene rematador- puede plantear un órdago al pelotón, y de vez en cuando ganar.

Donde nunca pasará algo así es una etapa con un final tan duro como el de la montaña de Llodio descubierta hoy, una cuesta de cabras  con final en una ermita.… Leer más

Rodar y ganar

Rodar y ganar

Que Deceuninck haya vuelto a ganar en Harelbeke no es ninguna sorpresa. Estamos hablando de la misma prueba que Boonen ganó cinco veces, o que el equipo había ganado en las dos últimas ediciones a cargo de Terpstra y Stybar. Es la prueba por excelencia de Lefevre, en donde se despliega de manera más efectiva su única táctica: tres o cuatro corredores capaces de ganar, y el primero que lo intenta se lleva la palma.

Se han oído cosas aberrantes sobre lo realizado por Asgreen el viernes pasado. A mí no me ha parecido para tanto. Las capacidades del danés son sobradamente conocidas. No es inferior a ningún corredor del pelotón en el llano, el terreno donde se decide esta prueba, y la gran mayoría de las citas del norte. De hecho, se podría decir que es superior a los corredores que aspiran a ganar en esas carreras, y lo es en gran parte por el equipo en el que corre.… Leer más

¿Chaves? ¿En serio?

Resulta difícil creer que tras las dos etapas de montaña de la Volta el mejor corredor haya sido Esteban Chaves. En el fondo, la Volta no se puede quitar de encima ese marchamo que tiene con este tipo de corredores, y eso contando que el colombiano ha logrado cosas importantes. La pena es que fueron en otra vida.

Ayer fue segundo, y hoy ha ganado la etapa reina con un ataque a siete kilómetros de meta -lejano, en los estándares actuales-, resistiendo el ritmo de caza del trenecido Ineos. El mejor corredor de los Pirineos es uno con el que nadie contaba, uno que había anticipado el rápido declive de la generación de 1990 ya en 2018, con su recordadísimo blancazo en el Giro de Italia.

Blancazo permitido y auspiciado por su equipo, en el que ha militado siempre, al margen de sus cambios de nombre, hasta el actual de Bike Exchange, tan próximo al de una ONG como el de Manuela Fundación.… Leer más

Alaphilippe a lo Freire

Alaphilippe a lo Freire

Si ayer el Jumbo hizo doble en París-Niza y Tirreno-Adriático, hoy ha sido el turno del Deceuninck, de una manera más colectiva (la manada de lobos, ¿no?) y coral, como corresponde a su espíritu. Tanto la victoria de Alaphilippe, como por supuesto la del mediocre Bennet, responden a los sacrificios de los compañeros más que al mérito propio.

Y si otra cosa tienen en común ambas etapas es que han sido una mierda. A 50 km. de meta no había ni fuga, ni ritmo competitivo, ni nada, simplemente corredores yendo a orinar y el Duo Cómico de TVE insistiendo en la peligrosidad de cunetas, tránsitos por poblaciones, y el resto de palabras hueras con las que llenan la retransmisión cuando el pelotón decide hacer una etapa de piernas caídas.

En la carrera francesa se ha llegado con media hora de retraso. No hubo ningún aliciente, y el interés residía en ver los pinchazos y cómo, a pesar de todos los protocolos que pone la UCI para la seguridad de los ciclistas, los equipos siempre intentan que continue el esclavo cuando se ha caído.… Leer más

Otra carrera de Alaphilippe-Van Aert-Van der Poel

Otra carrera de Alaphilippe-Van Aert-Van der Poel

La epidemia del Covid-19 no se nota en Strade Bianche porque nunca ha habido público en los tramos sin pavimentar que caracterizan la prueba. Nadie, salvo los ciclistas, quiere tragar el polvo que levanta el trajín de la carrera, y es por eso que da lo mismo que la prueba se haya vuelto a disputar a principios de marzo, porque el resultado, el efecto visual, y su transcendencia son siempre lo mismo.

Un entretenimiento hecho carrera, y aupado a lo más noble del calendario por obra y gracia de los ciclistas, que al final son los que engrandecen una prueba. Todo se volvió a romper en el mismo punto que año tras año: a 50 km. de meta, en el tramo de Santa María, y otra vez por obra de Alaphilippe, empeñado en empresas que no hacen falta.

Tampoco le sirvió de mucho. Formó un grupo muy selecto con Van Aert, Alaphilippe, Van der Poel, Bernal y su compañero neoprofesional Pidcock, Simmons -que venía de la fuga-, Gogl, la revelación Geniets, y el merckxiano Pogacar.… Leer más

Empieza la temporada 2021

Como este sábado empieza la temporada ciclista con la disputa de la Het Volk, la ocasión es propicia para repasar de manera general lo que han dado de sí la mayoría de las carreras ciclistas disputadas hasta ahora, un mero trámite para que los corredores entrenen con dorsal, y para calentar las piernas.

En una serie de post no muy antiguos se contaba como habían desaparecido algunas de las carreras más destacadas de febrero, y sin que nadie las extrañase mucho, seducidos por el espejismo del desierto pérsico. Después también desaparecieron en gran medida estas carreras, con el resultado de volver al punto de partida: la mayor parte de las carreras disputadas en esta fase del calendario vuelven a estar en Francia.

¿Por el clima? ¿Por que tiren de chequera? No, porque incluso en la época más oscura del ciclismo a dos velocidades, los franceses siguieron manteniendo un calendario increíble de citas ciclistas, muchas veces disputadas únicamente por corredores locales.… Leer más

Triste cierre a una gran Vuelta

En la llegada a la Puebla de Sanabria hubo un sprint masivo, donde no llegó Bennet porque es un corredor mediocre. El equipo dejó a Bagioli para pastorear al inútil irlandés hasta meta, en un día de perros con frío, lluvia y viento, un clima al que no está acostumbrado por su procedencia.

Bagioli podía haber ganado ese día. Ya ven quien ganó, o quien quedó segundo, o tercero, un compañero de equipo al que le dieron su oportunidad. El joven italiano, debutante en una gran vuelta, había disfrutado de la suya en Suances: tercero, y era un final mucho más exigente, pero asequible.

Al día siguiente de la humillación zamorana, Bagioli abandonó la carrera. El equipo no facilitó mayor información. Quedaban tres días para llegar a Madrid y, a diferencia de su compañero Steimle, no se cayó en ninguna cuneta de Las Hurdes. Se piró de la carrera en Cáceres, que no está cerca de ningún aeropuerto conocido, ni nada que se pueda relacionar con abandonar la carrera prematuramente.… Leer más