Un Giro muerto antes de su traca final

Había mucha confianza en que la crono del Giro recuperase algo del pulso de una carrera muerta por el extraordinario dominio del líder, capaz de ganar tres etapas con la maglia rosa, y de regalar la del día en la que la enfundó por primera vez. Sin embargo, y en un hecho bastante inaudito en la historia del ciclismo, el Giro de Italia llega a su tramo conclusivo completamente muerto, sin ninguna esperanza de cambio.

La crono resultó ser un espanto. La especialidad da para lo que da, pero es que en esta ocasión ni siquiera hubo un recorrido atractivo o unos paisajes evocadoras, simplemente unas rectas sin nada de público, unos pasos por pueblos y un final sin ningún gancho. Un esfuerzo de 40´, que era lo que los organizadores querían cuando planificaron el Giro con menos km. CRI desde 1974, esto es: desde hace 44 años.

La organización se ha tomado a broma la tradición y la historia de la carrera -ningún paso por encima de los 2000 metros, por ejemplo-, y los corredores han sabido coger el guante.… Leer más

Simon Yates también avasalla en la segunda semana del Giro

Simon Yates empezó el Giro logrando un séptimo puesto en la crono de 10 km. en Jerusalem. Fue todo un aviso de lo que iba a pasar, siempre y cuando le saliese bien el segundo día de descanso. A su compañero Chaves, como es sabido, no le fue tan bien y ahora está cerrando el pelotón de la carrera -en la etapa de Nervesa della Battaglia fue el último a 15´, a 5´ del antepenúltimo, y era totalmente llana- hasta un nivel que parece que nadie se da cuenta de lo que significa.

Sea lo que sea que a Chaves le sentó muy mal en el segundo día de descanso, y que probablemente usaba la fuerza de la gravedad para hacer fluir el líquido, a Simon Yates le ha sentado muy bien. Tanto que al día siguiente del espectacular hundimiento de su compañero de equipo y colíder se fue a ganar su segunda etapa en la carrera, de una manera muy evidente para cualquiera que lleve algo más de dos telediarios viendo el ciclismo.… Leer más

La alergia al ciclismo tumba a Chaves

“Segundo día de descanso, y primera encerrona de la carrera: una etapa de 240 km. por las Marcas y Umbria, en gran parte por territorios muy poco transitados por la carrera, y espectaculares. En una muy similar se montó la fuga-bidón de 2010, la que casi da la carrera a David Arroyo, y de ese recuerdo vivimos todos los aficionados. De que pase algo. De que no se vaya siempre a rebufo del Sky. No pasará nada, como casi siempre en este deporte, pero al menos el organizador pone el escenario y, lo que es más importante, la distancia”

Esto aparecía en el blog allá por noviembre de 2017, con motivo de la presentación y posterior análisis del recorrido del Giro 2018. Se insiste mucho en este espacio en la necesidad de que, si se da la ocasión, los ciclistas tengan recorridos propicios para inventar algo diferente al clásico final en cuesta o en montaña, que últimamente viene a ser lo mismo.… Leer más

Una verdadera etapa de montaña el sexto día

Era la tercera vez que se subía el Etna en esta década (para un total de cinco en toda la historia) y ha sido, con mucha diferencia, la mejor ascensión. El pelotón se ha tomado en serio la tercera oportunidad que ofrecía la espléndida Sicilia para el ciclismo y, con una etapa de vértigo, ha dejado constancia de que hay que volver frecuentemente a esta tierra, no necesariamente la primera semana. Miren el titular: sexto día, y diferencias de etapa de montaña. Lo de “verdadero” viene por todo lo que le rodeó.

Desde la salida se corrió como si fuese una de esas etapas infantas de apenas 100 km., con una primera hora con 47 km. completados -ir relativamente cuesta abajo ayudó, pero más que no se formase la fuga a pesar de los múltiples ataques- y, como en las dos etapas anteriores, atravesando por el medio esos grandes poblachones que hay en Sicilia, con todo el pueblo volcado en la carretera.… Leer más

Elogio de Sicilia, escenario de ciclismo

El ruido de Twitter, que por una parte ha hecho más llevaderas y amenas las etapas -además de complementar perfectamente la carrera en sí- hace que llegue de vez en cuando lo que comentan alguno de esos enemigos del ciclismo, esos que siempre están dentro sin saber muy bien qué cojones hacen, salvo vivir de este deporte sin aportar absolutamente nada.

Eurosport, la tele del cinismo que tan pronto te pone el Tour de Utah como el Giro, ha contratado este año a Javier Ares, un personaje odioso, futbolero y de la misma estirpe que Javier Mínguez (toros, vino, “el Madrid”, olor a sobaco), que al parecer el otro día, cuando por fin el Giro llegó a Italia, se dedicaba a despotricar en antena sobre el ciclismo, que al parecer está muerto.

Son siempre los mismos. Si la etapa no tiene sus cositas, y por esto se entiende a un corredor español haciendo el mulo, ya no hay ningún interés.… Leer más

Estudios científicos de encargo

No cuesta mucho encontrar declaraciones de Froome o de su entorno apostando por un ciclismo limpio, con tolerancia cero hacia los tramposos, además de que ya ha cambiado (el ciclismo que cambia). Sin embargo, llegada la hora de la verdad de tener que afrontar un positivo propio, han utilizado exactamente las mismas estrategias que los mayores embusteros de la historia de este deporte, y sin perder en ningún momento el rictus de no he roto ningún plato.

Ya era bastante malo tener que tragar con que haya tomado la salida en el Giro, donde el organizador ha intentado presionar a la UCI para que mantenga el resultado que pueda obtener Froome independientemente de la sanción que le va a caer cuando se salga del marasmo legal y de plazos donde se han metido por voluntad propia. Afortunadamente, la UCI de Lappartient ha dicho que no existe acuerdo de ningún tipo, pero ahí queda el intento italiano de intentar evitar un Giro 2011 bis, ese donde un corredor que no debería estar alteró la competición durante tres semanas, y al final el triunfo fue para el segundo clasificado, como se sabía desde la primera etapa.… Leer más

Un Giro salvado por el duelo Dumoulin-Froome

Un Giro salvado por el duelo Dumoulin-Froome

La gran pregunta del Giro que comienza mañana es si Tom Dumoulin podrá ser el primer corredor desde Miguel Indurain en ganar dos Giros consecutivos. Independientemente de la participación de Froome -que no debería estar en carrera, y para el que Vegni ha logrado un apaño con la UCI para que no pierda un posible triunfo como le pasó a Contador- , el hombre a batir es el vigente campeón. Un campeón que es capaz de decir que “si yo fuese Froome no estaría aquí. Su presencia no es buena para el ciclismo”.

Froome se presenta como ganador de las dos últimas grandes vueltas disputadas, pero en un contexto donde su equipo se ha arrastrado a niveles desconocidos, quizás por la cautela exigida tras revelarse la pantomima de los marginal gains a base de droga en vena. Aunque en el Giro del Trentino se permitió hacer ataques, no fueron suficiente para acabar en el podio (4º).… Leer más

Westra, otro corredor multiherramienta dopado

Primero fue Karsten Kroon, pero el no quería hacerlo, y ahora ha sido Liewe Westra el que ha confesado haberse dopado durante toda su carrera deportiva. Ambos corredores comparten nacionalidad, y nunca fueron compañeros de equipo. Aparentemente, son dos casos aislados, si es que todavía hoy existe alguien que siga el ciclismo y se pueda creer algo así.

Kroon, que ahora es comentarista Eurosport NL, le contó hace un año a un amigo periodista que sí, que se había dopado, y que lo iba a contar en breve para quitarse un peso de encima, siguiendo la tradición de tantos y tantos corredores de los Países Bajos que han hecho una maniobra similar. El problema es que no lo hizo -se está muy agusto en la Tele del Cinismo, un hervidero de dopados&flipados-, y el periodista lo ha contado ahora.

Por supuesto, el asunto recibió atención durante un día, uno solo: Kroon dijo que sí, “pero solo durante un breve periodo”.… Leer más

La primera victoria de Contador también fue una cronoescalada

Dentro de la sensacional temporada que estamos viviendo de ciclismo como deporte-espectáculo, el Tour de Romandía no se ha quedado atrás. La carrera suiza acostumbraba a ser un sopor rematado con una crono final que decidía todo, y este año, a pesar de seguir poniendo dos cronos en únicamente seis días, han conseguido lograr un carrerón por la concurrencia múltiple de varios factores.

El primero de ellos, el más impredecible, ha sido la meteorología. Se dan ediciones de Romandía completamente bajo el agua, y se dan las de este año, con días radiantes y la primavera en todo su esplendor, convirtiendo la prueba en la más bella de todas las que se disputan durante el año. Además, y de cara a la competición, que haya buen tiempo favorece la competición y que los ciclistas no ramoneen o vayan a completar el expediente.

El segundo, y es una tendencia marcada recientemente, es que la carrera que tradicionalmente servía de banco de pruebas para el inminente Giro de Italia ya no lo es: ahora los favoritos van al Giro del Trentino -disputado la semana anterior-, mientras que Romandía se queda para corredores que alargan el primer ciclo de temporada, y para corredores que tienen como objetivo el Tour de Francia sin pasar por Italia.… Leer más

La primavera de las victorias en solitario

Era fácil mejorar las ediciones anteriores de Lieja-Bastogne-Lieja, pero la resolución final de la muy venida a menos carrera belga dio para el momento y poco más: fue una fotocopia de lo vivido durante toda la primavera. Una vez gusta, tantas veces y con el mismo equipo aburre, da lugar a pensar en procesos médicos colectivos y deja, una vez bajada la excitación del momento, a un ligera nausea.

A pesar de la inmejorables lecciones sobre las posibilidades de la fuga que se han visto este año en París-Roubaix y Amstel Gold Race, una vez más el pelotón no dejó que la misma estuviese conformada por corredores peligrosos, ni siquiera de los equipos potentes. Conviene ir reflejándolo, porque después se olvida: fuga de nueve, con solo un corredor WT, el necesitado de rescate Löic Vliegen, y representado un equipo sin ninguna opción como el BMC.

Una vergüenza continua, y más cuando se vió que Jerome Baugnies del Wanty llegó fugado a los últimos 25 km.… Leer más