Dos escuelas: la de Cavendish y la de Manolo Saiz

De la etapa de ayer en el Tour poco que comentar: simplemente constatar que el macarreo que Cavendish ha llevado al mundo de los sprints crea escuela. Es el problema de este tipo de actitudes: o se cercenan de raíz, o se reproducen. La UCI fue condescendiente con el hooligan de la Isla de Man cuando provocó la caída de Suiza y en el Tour no han sido tan condescendientes con su lanzador.

Mark Renshaw es otro australiano rápido que, tras probar suerte en el Credit Agricole, pasó al Columbia y encontró que era mucho más rápido lanzando a Cavendish que lanzándose a sí mismo. Vamos, como le pasa a Navarro con Contador. Hay gente que sirviendo encuentra su vocación y motivación, quien sabe si también la misma alimentación que el líder.

En este caso, la alimentación es de la buena. En varias ocasiones han logrado hacer primero y segundo, como si el resto de rivales no existiese.… Leer más

Basso ya no es Birillo, es tentato Birillo

El sueño duró poco. En las primeras rampas del Mortirolo, en la misma zona donde Olano se quedó hace 16 años, Arroyo empezó a descolgarse del ritmo de los Liquigas. Bueno, sólo diez corredores aguantaron a rueda de la locomotora verde, guiada por Szymd y con Kiserlovski, Nibali y Basso. Un poco tremendo, pero un bonito homenaje de sus compañeros a Pellizotti. Con Arroyo sólo se quedó Urán, que fue marcando el ritmo de la misma manera que Gotti a Bugno en 1994: yo podría estar delante, pero aquí estoy con mi líder hasta que yo pueda ser líder.

Mientras por delante circulaba Garzelli, un corredor al que le encanta ir escapado, en el grupo de los favoritos el Mortirolo se iba cobrando sus víctimas: el siguiente fue Sastre. Después Vinokourov. No mucho después Evans. ¿Quien tiraba? Basso, y tras el sólo Scarponi y Nibali. A 40 kms. para meta Garzelli sólo tenía 1´30″ con Birillo, mientras Evans conseguía contactar intermitentemente con la maglia rosa virtual de tentato doping.… Leer más

Bajo el barro no hay ciclismo

Llueve mucho estos días por Italia central: el Tíber no llevaba tanta agua por estas fechas desde hacía 50 años, más o menos la época a la que hay que remontarse para encontrar imágenes de ciclistas embarrados de la cabeza a los pies, el dudoso y decadente espectáculo de este sábado en Toscana.

Se frota las manos el organizador, que a buen seguro ha incrementado el famélico share de los primeros días (las primeras etapas han llegado al 5%, cifras de badminton), gran parte de los aficionados y los ciclistas que han sacado ventaja de esta indecencia prehistórica. Y suerte que no se ha desgraciado nadie importante, porque entonces asistiriamos al típico teatrillo de lamentelle italianas.

La vergüenza se veía venir. A 32 kms. para meta, y justo antes de afrontar el primer tramo de caminos de barro, se cayó el líder de la carrera. Se fue al suelo Scarponi, un especialista en besar el asfalto, y ahí se llevó al pobre Nibali, todavía con su maglia rosa brillante.

Leer más

En la tierra de los canales y las caídas

En estos tiempos extraños que nos ha tocado vivir la bicicleta es símbolo de progreso y las clases acomodadas la adoptan como método de desplazamiento en los países avanzados. En esos países el coche pierde preeminencia y las carreteras se llenan de obstáculos a su velocidad y libertad de movimientos. El ejemplo es Holanda, país donde el Giro de Italia ha consumido sus tres primeras etapas.

En las calles de la capital de este país ejemplar en muchos sentidos se disputó el prólogo. Fueron ocho kms. y pico por la zona sur de Amsterdam, disputados en el tradicional clima del Mar del Norte: 9º grados, cielo gris y llovizna perpetua. La victoria fue para Wiggins por delante de un completamente desconocido corredor llamado Bookwalter, que marcó el mismo tiempo que su capitán Evans. Las diferencias entre los favoritos estuvieron dentro de lo normal y no hubo que lamentar ningún accidente.
A los escribas del gremio ciclista les encantó destacar la preeminencia de los corredores anglosajones y asimilados en los primeros puestos de la clasificación, cuando la noticia hubiese sido justo la contraria: que algún español (sólo doce partipantes en esta edición), italiano o francés se hiciese un hueco.
Leer más

¡Pero qué guapos estáis todos!

(Inspirar, espirar, inspirar, espirar, inspirar, espirar) Vinokourov ha ganado la Lieja-Bastogne-Lieja 2010 (diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro, tres, dos, uno) Ha ganado de la misma forma y con las mismas armas que cuando era el terror del pelotón: remando con las piernas y entrando en solitario. Ahora tiene 36 años para 37 pero en la foto (¡guapos!) no se nota: podría ser perfectamente de 2007 (pensar en nubes, pensar en nubes) o de cualquier año o realidad alternativa donde no hubiese legislación y autoridades antidopaje.
Es bien sabido, pero no está mal dejarlo escrito bien claro: el ganador fue pillado con una hemotransfusión en 2007 en pleno Tour, donde a pesar de tener la rodilla destrozada había ganado dos etapas: una crono larga y una de alta montaña, entre los elogios desmedidos de los mismo que hoy escriben “cumplió su sanción y no hay nada que reprochar”. Nunca reconoció su dopaje y de vez en cuando deja caer eso de “nunca di positivo”.
Leer más

La Flecha era Evans

Y eso que decía que no estaba tan fuerte como hace unos años y que su objetivo es el Giro. Ya en la Amstel anduvo fortísimo -en teoría para ayudar a Kroon- y hoy ha logrado una victoria incontestable en la Flecha Valona, pegándose el gustazo de dejar de rueda a Contador, el mismo que le hizo la pinza junto a Valverde en el Dauphinè 09. Felicidades Cadel.

A su labor de pionero del ciclismo australiano (el primero que sube al podio del Tour, el primero que gana un Mundial, ahora el primero que gana una clásica belga) une la de dar la primera victoria a su equipo, el neonato BMC. Y tampoco es mal detalle -yo no recuerdo cuando fue la última vez- que un campeón del mundo gane una clásica de las Ardenas. Es más: el año de campeón del mundo suele transcurrir sin victorias o con victorias pírricas.
Leer más

Se llama Peter Sagan

Venga, a la cola para llamarme de todo por no saber quien era Peter Sagan antes de que empezase la P-N. En el prólogo hizo quinto batiendo los tiempos de algunos de los mejores corredores del mundo. Era una prueba corta y nunca se sabe, pudo ser un accidente. Incluso con sus 20 años recién cumplidos en enero.

Sin embargo, ya se vio en la etapa de ayer que había algo más, porque sólo un arreón final de William Bonnet le quitó el triunfo de etapa, dejando fundido a SMS Sánchez en el sprint. Hoy se llegaba a Aurillac y pasó lo habitual en la P-N: etapa reducida por la nieve. Se quitaron los primeros 50 kms. incluyendo dos puertos de tercera, pero aún así fueron 150 kms. hasta Aurillac.
En la Cote de la Martinie, que se coronaba a seis kms. para meta, saltaron seis corredores: Contador, Martin, Voigt, Roche, J.
Leer más

Valverde corre en casa

Desde los pasos previos vengo diciendo que esta Vuelta la salva su magnífica participación. Ayer, camino de Murcia, tuvimos otro magnífico ejemplo de esta premisa básica en una carrera planteada con absoluto desprecio al ciclista, tanto de la organización como de la televisión que emite la prueba, ayer contentísima del peligroso descenso de la Cresta del Gallo. Cada vez que se sube este camino pecuario de infame asfalto arroja -este es el verbo apropiado- magníficas tomas de ciclistas cayéndose, muy apropiadas para el Telediario.

Les pondría el enlace, pero la flamante web de rtve.es -pagada por todos- ya no cuelga las piezas para el informativo, sino un resumen ad-hoc mucho menos combativo que la propaganda pura y dura de Nico de Vicente. A saber por qué. De salida se formó un grupo muy numeroso de 19 unidades con casi todos los equipos representados -Xacobeo descansaba, pero volverá a dar el zarpazo: al menos así lo hacía el Kelme- y, como no podía faltar, el murciano Fran Pérez entre ellos: con eso de que es del equipo del líder no pasó a ningún relevo, pero su apuesta telegrafiada sólo le valió para ser sexto en meta, sin ninguna posibilidad de jugarse la victoria.… Leer más

El descrédito de la Vuelta (I): pasarela a Vinokourov

VinoKlodenComo estaba cantado, Vinokourov correrá la Vuelta a España. Desde que en la salida de Mónaco del pasado Tour anunciase su retorno a la competición había presionado para ser incluído primero en su equipo, el Astana, y después en la terna que se jugará la Vuelta. Su tercera prueba tras dos años de sanción se saldó con una victoria en la crono del Tour de L´Ain. Al día siguiente abandonó y con este bagaje acudirá a la prueba española, donde es bastante probable que acabe jugando algún papel decisivo. De entrada, es el único campeón que estará en la línea de salida.

En la primera selección del Astana había quedado como primer reserva, pero una oportuna caída de su amiguísimo Kloden le ha borrado de la lista y, milagrosamente, ha abierto las puertas al corredor centroasiático. La doctrina oficial dice que si un corredor ha cumplido su sanción puede volver a competir, y estén atentos porque De Andrés lo repetirá varias veces.… Leer más

DiLuca y el calendario del dopaje por CERA

BS-05-07-030-031Mientras su equipo ya lo ha despedido con efectos desde el pasado 23 de julio y el CONI lo ha convocado para el próximo 26 de agosto, Danilo DiLuca no ha tenido a bien corregir sus primeras impresiones cuando la muestra A de sus análisis durante el Giro 2009 dio positivo: “sería un estúpido si hiciese algo así”. Se acaba de conocer el positivo de la muestra B y sólo hace falta secundar la frase de DiLuca.

Al día siguiente de su positivo el NAS registró sus casas y la de su médico Carlo Santuccione, casi casi como se hace en España cuando hay un positivo. Este mismo médico fue el responsable de que DiLuca fuese sancionado con tres meses a finales de 2007, porque aunque las sospechas sobre sus valores en las Tres Cimas de Lavaredo eran muy altas, no se pudo demostrar por qué su pipi había dado valores hormonales propios de un bebe sin desarrollar.… Leer más