Gargano, zona de cambio de líderes

Gargano, zona de cambio de líderes

Al sexto día el Jumbo entregó el liderato. Roglic ya estaba siendo el corredor que más días aguantaba el liderato tras ganar la primera etapa desde el año 2003 (¡Petacchi!), y era un desgaste inútil para un equipo que viene a ganar la general, pero que ni de coña es el Sky, el equipo que fue líder durante todo el Tour 2017 (una semana con Thomas, y el resto con Froome), sin que nadie se extrañe porque esto es ciclismo.

La carrera llegaba al Gargano con una larguísima etapa de 235 km., tipica de la zona, que ha aparecido más veces en el Giro en la última decada que en todos los años precedentes. Baste recordar en 2008, cuando Visconti se puso líder -aguantó ocho días, y su ego ocho años- en una escapada-bidón de verdad donde también iba Gárate. La última vez que llegó la carrera a la maravillosa península calcárea ganó la etapa Gorka Izagirre, y un tal Valerio Conti fue maglia rosa virtual durante toda la etapa.… Leer más

 

Lo estándar es Stannard

Lo estándar es Stannard

Fantástica edición 2014 de la Het Volk, la carrera ideada como un pequeño Tour de Flandes y que muchas veces resulta mejor que su referente, en gran medida porque es la primera gran cita de la temporada, los corredores salen con muchas ganas y porque tiene los elementos clásicos que, justamente mezclados, producen esa cosa que nos gusta tanto y que se llama ciclismo, al margen del resultado final.

Ese es uno de los óbices de la Het Volk: disputada a finales de febrero, hay muchos corredores favoritos para abril que ni la disputan (estoy pensando en el mejor cliente de Luigi Cecchini) y desde el año 2000 no la gana alguien que después gana también en el auténtico mes del ciclismo belga. Tiene su lógica en cuanto a preparación y nivel, y también es muy agradable ver a otros corredores de perfil más secundario lucirse en la carrera. Por algo es lo único que ganó Flecha en el Norte.… Leer más

 

Los controles funcionan (15 años después)

Los controles funcionan (15 años después)

La semana previa al inicio del Tour es, sin duda, la peor del año para cualquier aficionado al ciclismo. Las editoriales ajustan sus lanzamientos sobre libros relativos al tema (el de dopaje, por supuesto), periodistas trasnochados tiran de agenda y sacan entrevistas a viejos protagonistas, los actuales protagonistas dan entrevistas del tipo “son once contra once” y “no hay rival pequeño”, hay ruido mediático absurdo, y empiezan a aparecer los clásicos aficionados al ciclismo, los que sólo aparecen en julio y por el Tour de Francia.

Curiosamente, el caso de hoy no parece tener que ver con estos casos. Desde hace meses el Senado francés lleva a cabo una comisión de investigación sobre el dopaje en el deporte de ese país. Una comisión de verdad, no como las que se montan en su equivalente español: pública, transparente, con los representantes electos usando a fondo la capacidad que tienen para investigar, aportando pruebas y documentos y, especialmente, tomando declaraciones bajo juramento.… Leer más

 

Todo es Giro, todo es ciclismo

Metan a un puñado de los mejores corredores del mundo -un puñado pequeño, pero es lo que hay-, el recorrido adecuado en el país adecuado y sale ciclismo. La fórmula es tan fácil y tan antigua como el propio deporte del ciclismo, que sigue insistiendo en inventos cuando la receta es bien conocido.

Ha sido llegar la carrera a Italia y destaparse en todo su esplendor. El primer sprint en Fano fue para Cavendish, un paréntesis hacia el carrusel de los siguientes días: el viernes se llegaba a Porto Sant´Elpidio -el Giro sólo había estado en una ocasión anterior, con victoria de Cipollini (1992)- a través de la tradicional etapa por las colinas costeras de los Apeninos y llegó la fuga.

Fue una fuga dentro de una fuga, la tradicional exhibición de un Homo-Savio de cada Giro: corredores que a duras penas se pueden tener encima de la bici sin caerse, o circular en pelotón, y que todos los años tienen su momento de gloria en ese equipo apestoso llamado Androni, o Diquigiovanni, pero al que es mejor referirse como el “equipo de Savio”.… Leer más

Si se dopa el gregario…

El vodevil de la P-N y sus francachelas varias ha dejado en un segundo plano a la Tirreno-Adriático que, ofendida en su honor, también ha querido aportar su montaña de arena y roña al descrédito del ciclismo. Pasito a pasito, palada a palada, nos vamos poniendo bien cerquita del boxeo y de la WWF.

El sábado se llegó a Chieti en una maratoniana jornada de 240 kms. y seis horas y media en la bici, perfecto para el fondo de la Sanremo de dentro de una semana. Escapada de inicio y hete aquí que se mete Pozzato. Según contó al acabar la etapa, era la segunda vez que iba fugado en su vida y la primera vez que coronaba puertos en cabeza; también dijo que se había emocionado al pasar con el maillot de campeón de Italia por las zonas afectadas por el terremoto de L´Aquila. Genio y figura, ya les digo.

Leer más

Se llama Peter Sagan

Venga, a la cola para llamarme de todo por no saber quien era Peter Sagan antes de que empezase la P-N. En el prólogo hizo quinto batiendo los tiempos de algunos de los mejores corredores del mundo. Era una prueba corta y nunca se sabe, pudo ser un accidente. Incluso con sus 20 años recién cumplidos en enero.

Sin embargo, ya se vio en la etapa de ayer que había algo más, porque sólo un arreón final de William Bonnet le quitó el triunfo de etapa, dejando fundido a SMS Sánchez en el sprint. Hoy se llegaba a Aurillac y pasó lo habitual en la P-N: etapa reducida por la nieve. Se quitaron los primeros 50 kms. incluyendo dos puertos de tercera, pero aún así fueron 150 kms. hasta Aurillac.
En la Cote de la Martinie, que se coronaba a seis kms. para meta, saltaron seis corredores: Contador, Martin, Voigt, Roche, J.

Leer más