Sagan deja un hueco irremplazable

Peter Sagan es un corredor único:  te puede rellenar las tres semanas de competición de una gran vuelta. Lo hace en las etapas llanas, lo hace en fugas, lo hace en sprints intermedios, y llega a la última semana con capacidad para seguir haciendo lo mismo, pero con montaña. También ayuda su faceta extradeportiva, quizás la más incómoda de un superciclista que al mismo tiempo es un personaje de sí mismo, quizás ya devorado por él.

Por eso mismo el genio de Zilina ha protagonizado las dos últimas etapas del Tour. Dos etapas auténticamente del Tour, con sus pros y sus contras: recorrido longilíneo evitando las grandes ciudades, fuga consentida, final programado. Ya nada se deja al azar, y precisamente Sagan es uno de esos pocos corredores que se saltan el guion, que improvisan cosas, que mejorar el nivel de cualquier carrera en la que participa, pero que ya no podrá hacerlo en el Tour.… Leer más

 

Después de 300 km (20 años) el más fuerte es Demare

Después de 300 km (20 años) el más fuerte es Demare

En Liguria siempre tienen una partida de dinero reservada para solucionar las ravine o frane, que en tan corta y útil palabra, expresan lo mismo que en nuestra complicada forma equivalente en castellano: “corrimiento de tierra”. Por las características del lugar, y todos los años se ve en el tercer sábado de marzo, las carreteras roban terreno a la montaña, y de vez en cuando la montaña baja a por lo que era suyo. Una de estas ravine hizo que la Sanremo de 2016 llegase a los 300 km. de longitud, y quizás ayudase a la victoria de Demare, un corredor con el que pocos contaban y que ha hecho un carrerón.

La noche previa había dejado piedras de gran tamaño, además de dos heridos, poco después de la bajada del Turchino. Era ya la Aurelia, y la organización improvisó un desvío de 9 km. por la autovía, que en total supusieron 4 km.… Leer más