Stybar, digno ganador de Strade Bianche

Stybar, digno ganador de Strade Bianche

Para analizar la novena edición de Strade Bianche, la carrera iniciada en 2007 con una de las pocas victorias profesionales de Kolobnev, hay que diferenciar -como tantas veces en el ciclismo- entre lo que es pura y dura propaganda, y la carrera en sí misma. Lo primero es abundante, extenuante, con vago vínculo con la realidad y lo segundo es que es una carrera tirando a normalita, con duración de etapa de Gran Vuelta (apenas 200 km.) y que en su nómina de vencedores incluye al ruso antes citado, al kazajo Iglinski, el sueco ese retirado con 30 años o a Moreno Moser. Todos corredores de probada trayectoria, y de los que no se acordará ni su familia pasados unos años.

Se llega a leer que Strade Bianche es “el sexto monumento”, lo que es una tomadura de pelo, y un menosprecio bastante grave a carreras como la Gante-Wevelgem. ¿Que atractivo tiene Strade Bianche?… Leer más

 

De TeleTenis a TeleCiclismo

De TeleTenis a TeleCiclismo

Si no hay televisión en directo, el ciclismo muere. Este inicio de temporada siempre es buen momento para recordar este principio básico de un deporte que consume ingentes recursos de realización televisiva (motos, helicópteros) y de organización, especialmente cuando los aficionados de la línea más dura están tragándose bodrios realizados en el Golfo Pérsico o en suculentas partes del Mediterráneo.

Bodrios en diferido y resumidos, puesto que muchos no tienen tele; y cuando la tienen, es para enseñar vastas extensiones desérticas sin público ni ningún otro aliciente. La diferencia se notará esta semana, cuando coincidan en el calendario Algarve, Omán y Andalucía. La primera no tiene retransmisión en directo, las otras dos sí. También mucha mejor participación. De hecho, Andalucía ha vuelto a contar con tele en épocas muy recientes, y ahí está una de las claves de su afianciamiento, además de no haber cedido en los tiempos más duros ni un sólo día de competición.… Leer más