Feo inicio del Tour de Francia

Dusseldorf 1956 tourism poster designed by Harald GutschowNo era un prólogo, no. Cuando la otra contrarreloj del Tour está puesta el penúltimo día y solo tiene 23 km., que el primer día de carrera tenga 14 km. de lucha individual tiene la importancia que cada uno le quiera conceder, pero jamás será un prólogo. Era la primera etapa del Tour, y se pudieron sacar bastantes conclusiones: Froome es el corredor más fuerte, y los demás solo son aspirantes.

El poderío de Froome, ya visto en la carrera desde 2012 de manera ininterrumpida salvo por una caída, se asienta en su increíble capacidad propia o motorizada, y en su equipo, que coló a otros tres corredores entre los diez primeros, algo que no pasaba desde la crono inaugural de Mónaco, en el Tour 2009. El famoso Astana de Armstrong y Bruyneel, una cueva de Alí-Babá bien conocida, por si alguno quiere establecer paralelismos.

Es tal el poderío del Sky en el Tour de Francia, que el gran Geraint Thomas ha ganado la crono con una ventaja asombrosa para solo 14 km., y se ha permitido decir que “podía haber ido más rápido”.… Leer más

 

Ciclistas desaparecidos: se buscan

Hoy vamos a hablar del ciclismo que cambia, tantas veces anunciado y tantas veces postergado. Situémonos: estamos en el año 2013. Parece una tontería, pero esto del ciclismo que cambia viene desde, al menos, 1998 y el caso Festina.

Seguro que en 2014 habrá una nueva ocasión para el manido tópico de el ciclismo que cambia, pero puede que no tengamos tan buenos termómetros como el que siempre ha proporcionado el peripatético Michael Rogers.

De trayectoria espeluznante y permamentemente indultado por su condición de australiano y, en su momento, también por ser representante del ciclismo que cambia, se libró del escándalo del T-Mobile 2006 por…por…bueno, por las cloacas del ciclismo.

Eso sí, pasó dos años en la nevera de manera oficiosa, volviendo fulgurantemente para los JJ.OO de Pekín 2008, donde voló en ruta y en crono, especialmente si se tiene en cuenta que venía de la nevera, y sin ningún resultado previo.… Leer más

Una Sanremo como un Mundial

La edición de 2011 de la Milán-Sanremo pasará a la historia por haber sido la mejor de los últimos años, superior incluso a la de 2006 ganada por Pozzato. No falto de nada y hubo ciclismo enorme, ese que suele surgir cuando se ponen los ingredientes necesarios, entre los que figuran la distancia de la prueba y la entrega de los ciclistas.

La carrera se vio condicionada por las múltiples caídas que se produjeron en el descenso de Le Manie, la estúpida subida introducida en 2008 para dar mayor dureza al recorrido, pero eso está a 90 kms. de meta. Entre los caídos estaba Oscar Freire, vigente campeón de la prueba, que se pegó una buena costalada el solito, dejando la rueda maltrecha y también el freno. Al final de la bajada tenía 2´40″ de desventaja sobre el grupo principal.

No estaba solo. Con el que se quedaron otros favoritos como Hushvod o Farrar, y una buen puñado de corredores.

Leer más