El estado real del ciclismo (V): Andorra, un nuevo santuario

¡Qué pena lo de Andorra! ¡Qué pena más grande que un país de risa, un fósil de la Edad Media que vive del secreto bancario y las mafias vaya a ser conocido ahora por el dopaje! Una cosa lleva a otra, porque cuando tus recursos naturales son 468 km2 -menos que el término muncipal de Madrid, por ejemplo- y 78k habitantes, de los que la mitad son mano de obra inmigrante, el auténtico recurso es la legislación. Esa legislación propia y privativa de los estados soberanos. Ese es el milagro de Andorra.

Hasta el año 2006 ni un solo profesional ciclista o del deporte se había planteado vivir en el Pequeño Principado. La fiscalidad, el recurso que ahora esgrime muchos como la razón principal para mudarse, era exactamente la misma que ahora: un 10% sobre la renta y un 10% en sociedades, cuando en el país que ejerce como potencia tuteladora (al igual que Suiza sobre Liechtenstein, o Francia sobre Mónaco) puede llegar al 49% y al 25% respectivamente.… Leer más

 

¿Qué harías TUE (IV)?: Cummings se sigue riendo

Verdad es que los campeonatos nacionales son siempre lo mismo: se disputan realmente el belga, el italiano y el francés, y el resto son pruebas con más o menos nivel, llegando incluso al choteo del español, un pierde-paga entre los Movistar, que sume a la prueba en la más burda irrelevancia, rayana en la personalidad del presidente federativo.

En España esta vez le tocó el palito largo a Jesús Herrada, el bueno y más joven de los hermanos conquenses, del que se espera mucho en el próximo Tour, y donde podrá lucir en pequeñito la bandera de su país, con lo grande que le gustaría llevarla. Ganó en Soria, la lógica continuación de su anterior nacional ganado en Bembibre, y poco más se puede decir de una prueba que no se emitió en directo, siguiendo la gran tradición de la RFEC.

Mucho más interés tuvo la prueba belga, con un precioso circuito por Amberes donde el talento Naesen consiguió ganar en un apretado sprint a Van Marcke, el Flecha local.… Leer más