Los Vosgos, a la altura de lo esperado

Los Vosgos, a la altura de lo esperado

Dos etapas de los Vosgos, y dos etapas más al saco de los buenos días de ciclismo que ha deparado la mejor primera parte del Tour que se recuerda. No ha habido crono, no ha habido prólogo, no ha habido CRE y no ha habido puertos de más de diez km., y sin embargo todos los días han sido trepidantes, las diferencias en la general más que notables y, lo mejor de todo, para hoy se espera la traca final con la seductora y última etapa en los Vosgos, tras diez días de competición de verdad e ininterrumpidos.

El sábado llegó la fuga, y el domingo también. Qué fugas, señores. Camino de Gerardmer, donde en 2005 llegó el Tour y el recordadísimo sprint entre Kloden y Weening -la gente no se acuerda tanto de cómo ese día el único Discovery que pasó el puerto previo fue Armstrong, sería que tocaba refill-, la fuga se formó en el km.… Leer más

 

El Armstrong de la regularidad

El Armstrong de la regularidad

Erik Zabel, uno de los ciclistas que marcan época, ha tenido a bien mejorar su confesión de dopaje realizada en 2007. Como entonces, no lo ha hecho por iniciativa propia -por aquel entonces fue víctima del dominó Telekom-, sino porque su nombre aparece en la lista de dopados del Tour 98 que hemos sabido a raíz del informe del Senado francés, aunque la UCI la conocía desde 2005.

El sibilino alemán ha recuperado súbitamente la memoria y lo que fue entonces una ridícula confesión de “una semana de EPO durante julio de 1996″ se ha ampliado a un dopaje continuo entre 1996 y 2003 (con todo lo disponible, incluyendo autotransfusiones en 2003), que en el fondo ni el mismo se lo cree: aunque fue profesional hasta 2008, y hasta ese mismo año obtuvo resultados de relieve aunque francamente decrecientes, pone fin a su relación con jeringuilla y la mandanga en fecha tan lejana para asegurar su palmarés, puesto que las sanciones deportivas no prescriben hasta 8 años de la infracción.… Leer más

 

Achús

La relación sentimental que mantienen Brazofuerte y A.C -porque se profieren sentimientos mutuos- tenía una cita furtiva este fin de semana en la paradisíaca Córcega. El Criterium Internacional, prueba que hace décadas -al igual que el G.P de las Naciones- contaba en el palmarés de un ciclista casi como de clásica se tratase, pasaba de disputarse en Alsacia-Lorena a la isla mediterránea, manteniendo la estructura de dos días y tres etapas.

Y algún cambio, claro: la etapa de montaña pasaba a disputarse el primer día y la del sprint en el sector matinal del domingo, incrementando la primera su kilometraje. Así el sábado se subió el Alto de l´Ospedale, la típica subida revirada, complicada y entre chalets de segunda residencia con balcón al mar. Vamos, el territorio predilecto de Contador, que ha hecho del Col d´Eze uno de sus cotos particulares.

El Astana impuso un fuerte ritmo primero con Dani Navarro y después con Vinokourov -no hay más en el equipo-, esperando el salto de su Amado Líder que hasta entonces no había dado muestras de flaqueza.… Leer más