Sprint masivo en la jornada “terrible” y “durísima”

Lo que debería haber sido una etapa normal en una gran vuelta ha devenido, en la propaganda de El Ente, en una “clásica”, una “etapa de las que van a quedar en el recuerdo”, un “van muertecitos” espetado por el segoviano, y épica trastornada en base a exagerar el frío y la lluvia.

Ha sido una etapa tirando a normalita. Lo excepcional era la distancia -dicen que la tercera etapa en lo que va de siglo donde se hacen 230 km-, tanta y tan mal planificada -esta etapa era un sustituto de las portuguesas- que ha obligado a adelantar la salida media hora.

El pelotón ha salido de Mos (Pontevedra) a las 10:00 de la mañana, y ese ha sido el único parecido con una “clásica”. La razón de una salida tan temprana radica en que había viento de cara, y se corría el riesgo de que, si se tomaban la etapa en broma, llegasen de noche.… Leer más

Roglic ya tiene gregarios de altura

Roglic ya tiene gregarios de altura

Nibali está mayor, y como todos los campeones italianos en su decadencia, intenta ganar carreras fuera de la carrera. El viernes, todavía con el aliento de Roglic en el cuello tras la tremenda jornada en Gran Paradiso, un periodista le puso un vídeo donde se veía un diálogo de carrera entre los dos ciclistas. El siciliano se pasó una toalla por la cara, torció el gesto y puso voz al vídeo:

“Si quieres vienes a mi casa y te muestro mi galería de trofeos”. Como norma general, no acepten una invitación a domicilio de un siciliano con el que hay algún tipo de disputa; como norma ciclista, cuanto menos se hable en carrera con según qué tipos de personajes, mejor.

Visto que Bettini ofreció un maletín lleno de dinero a Astarloa en el Mundial 2003, o que Pereiro fingió saber inglés para vender aquella etapa a Hincapié, lo mejor es la actitud de Zakarin, que en la misma etapa evitó cualquier diálogo con Nieve -que había adelantado por el borde del precipicio, de manera bastante macarra-, y que la carrera ponga a cada cual en su sitio.… Leer más