Chaves: ni treinta años y peleando etapitas

Chaves: ni treinta años y peleando etapitas

Todas las etapas de la afamada y bastante mitificada tercera semana del Giro se han decidido por una fuga. No se veía algo así desde la memoria de los tiempos, con todos esperando a la etapa de mañana, que tanto dicen que va a dar y que tan pocas expectativas genera entre todos los demás. La etapa de hoy ha tenido un nivel muy bajo -empezando por el ganador, un Ferrari en una chabola- y siguiendo por el pelotón, que ha ido encabezado por Lluis Mas (un gran corredor) hasta bastante avanzado el puerto final.

Era una etapa tipo Vuelta: 4 hora de esfuerzo en 150 km, con final en puerto tendido en el que entran todos agrupados, en la mejor tradición de los Pirineos y las etapas reina de Guillén. La fuga tenía once integrantes, después de que el extrañísimo Carboni se perdiese el primer movimiento y tuviese que enlazar desde el pelotón en una persecución de 40  km.… Leer más

 

¿Es Pogaçar el futuro dominador?

¿Es Pogaçar el futuro dominador?

Volvemos al tema de la generaciones, y lo díficil que es vaticinar en el ciclismo. Con la generación del 90 todavía dominando, los de la nueva generación que les dará el relevo (los nacidos a partir de 1995) disputarán esta temporada con 24 años o menos ya cumplidos, una edad en la que se empiezan a ganar cosas importantes, con los clásicos ejemplos de gran precocidad.

Está el mundillo del ciclismo algo revuelto con la repentina eclosión de Tadej Pogaçar, ganador de la Vuelta al Algarve como neoprofesional, y con sólo 20 años. Es una vuelta por etapas, es en Europa, y ha tenido rivales de nivel. Ya es más que otros ejemplos de precocidad extrema, brillantemente recogidos aquí -una de esas cuentas de ciclismo que hace más labor que cualquiera de los medios deportivos-, y donde se aprecia que los ciclistas que han ganado vueltas por etapas incluso más jóvenes lo hicieron en carreras de menor nivel, al menos competitivo.… Leer más

 

Más Quintana en Mas de la Costa

Más Quintana en Mas de la Costa

Un super Nairo Quintana dio ayer material para los próximos seis meses de su sueño amarillo, el proyecto irrealizado de ganar el Tour de Francia a Chris Froome, el corredor que ha ganado tantas veces la prueba y en los mismos años como el colombiano ha subido al podio. El último, el año pasado, con su director deportivo diciendo “contra ese equipo no se puede hacer nada”, y así pasó lo que pasó: tercero en el podio sin realizar ni un solo ataque, ni siquiera el último día en el Joux Plane y con la segunda plaza a veintipocos segundos.

Hubo un tiempo en que Quintana atacaba en la base de los puertos y le daba igual lo que pasase por delante o por detras. Se podría decir que cuando era joven, si no fuese porque ayer mismo cumplía 27 años y lo hacía ganando de nuevo con esa estrategia. En los dos últimos años ese Quintana había desaparecido, para gran dolor de todos los aficionados al ciclismo, porque muchas veces es mejor caer intentando algo así que sumar otro podio.… Leer más