Chaves: ni treinta años y peleando etapitas

Chaves: ni treinta años y peleando etapitas

Todas las etapas de la afamada y bastante mitificada tercera semana del Giro se han decidido por una fuga. No se veía algo así desde la memoria de los tiempos, con todos esperando a la etapa de mañana, que tanto dicen que va a dar y que tan pocas expectativas genera entre todos los demás. La etapa de hoy ha tenido un nivel muy bajo -empezando por el ganador, un Ferrari en una chabola- y siguiendo por el pelotón, que ha ido encabezado por Lluis Mas (un gran corredor) hasta bastante avanzado el puerto final.

Era una etapa tipo Vuelta: 4 hora de esfuerzo en 150 km, con final en puerto tendido en el que entran todos agrupados, en la mejor tradición de los Pirineos y las etapas reina de Guillén. La fuga tenía once integrantes, después de que el extrañísimo Carboni se perdiese el primer movimiento y tuviese que enlazar desde el pelotón en una persecución de 40  km.… Leer más

 

El Giro de las fugas

El Giro de las fugas

No hay día en que no llegue la fuga en el Giro. Si llega en una etapa como la del Mortirolo, si llega en la etapa reina de Lago Serrú, ¿cómo no va a llegar en la insulsa tercera semana de puertos tendidos y etapas de 220 km. en descenso? ¿Cómo no va a llegar con un equipo extradominador y unos equipos de sprinters diezmados, o que ni siquiera confían en los escasos hombres rápidos que quedan en carrera?

De lo que han servido estas dos etapas es para demostrar, por si alguien no le queda claro tras las citas del mes de abril, la superioridad del terreno llano sobre la montaña a la hora de dar espectáculo. La etapa de ayer vio una fuga numerosísima de 18 corredores, muchos de ellos buenos o muy buenos: De Gendt, Chaves, Jungels, Neilandts, Formolo -el mejor situado en la general, un corredor tipo Nardello que ata top-ten en generales yendo en fuga- y dos nombres en los que nadie repararía.… Leer más

 

Desde el Mortirolo se ve Verona

La etapa del Mortirolo no ha sido la mejor del Giro, e incluso tendrá que esperar al final de la carrera para saber si está entre las tres mejores. Ni ha sido buena, ni ha sido decisiva, ni ha tenido ningún tipo de aliciente para algo tan cacareado y, hasta cierto punto, esperado por los aficionados, incluso después de la supresión del Gavia.

De salida se montó otra fuga de ventitantos corredores a la que el Movistar tuvo siempre a la distancia exacta de 4´40″, para después dejarla ir hasta los 6´ a las faldas del Mortirolo. De manera increíble, acabó llegando a meta, después de únicamente perder 2´ en la mítica subida, que por primera vez desde 2003 se ha afrontado con lluvia y frío.

Una fuga donde el equipo del líder había metido a Amador, el Astana a tres corredores (Bilbao, Villella y Hirt), el Bahrein al fratello y Caruso -felizmente recuperado de su cagalera, y tanto-, el Mitchelton a Nieve con un gregario, Roglic a su valioso Bouwman, y el líder de la montaña, el italiano Ciccone.… Leer más

 

Roglic ya tiene gregarios de altura

Roglic ya tiene gregarios de altura

Nibali está mayor, y como todos los campeones italianos en su decadencia, intenta ganar carreras fuera de la carrera. El viernes, todavía con el aliento de Roglic en el cuello tras la tremenda jornada en Gran Paradiso, un periodista le puso un vídeo donde se veía un diálogo de carrera entre los dos ciclistas. El siciliano se pasó una toalla por la cara, torció el gesto y puso voz al vídeo:

“Si quieres vienes a mi casa y te muestro mi galería de trofeos”. Como norma general, no acepten una invitación a domicilio de un siciliano con el que hay algún tipo de disputa; como norma ciclista, cuanto menos se hable en carrera con según qué tipos de personajes, mejor.

Visto que Bettini ofreció un maletín lleno de dinero a Astarloa en el Mundial 2003, o que Pereiro fingió saber inglés para vender aquella etapa a Hincapié, lo mejor es la actitud de Zakarin, que en la misma etapa evitó cualquier diálogo con Nieve -que había adelantado por el borde del precipicio, de manera bastante macarra-, y que la carrera ponga a cada cual en su sitio.… Leer más

 

Un Gran Zakarin domina el Gran Paradiso

Un Gran Zakarin domina el Gran Paradiso

Zakarin es un corredor para la historia. Pase lo que pase será el primer ganador de la historia del Tour en Finnhaut-Emmoson, y también en la primera vez que el Giro de Italia ha llegado al Gran Paradiso. Son pequeños destellos de un corredor único, que pasó a profesionales tras haber cumplido una sanción de dos años por dopaje en categorías inferiores.

Eso, y su premio homónimo, bastan por sí solo. Además, es un corredor al que le gusta ir al ataque -en muchas etapas es el único de los favoritos que ataca, aunque solo sea para quedarse- y hoy ha co-protagonizado un ataque desde la salida con otros 25 corredores, alguno de ellos también favorito para la general final, como Mollema.

El frisón comparte la misma característica de valiente con el ruso de las estepas: también ha ido al ataque con mucha mayor valentía que otros considerados más ciclistas, y hoy su asalto era por la general.… Leer más

 

Cambio de cromos en el Giro

Se esperaba mucho del primer puerto del Giro de Italia y no ha decepcionado en absoluto. Se ha visto más que en todas las etapas precedentes, además de una bonita etapa típica de la carrera italiana, dividida entre la lucha por la etapa, la lucha por la general y un cambio de líder bastante inusual a estas alturas de la carrera.

Que un equipo traspase el liderato a otro corredor del mismo equipo a la altura de la etapa 12 de una gran vuelta es algo de jefazo o de dominio absoluto. No es el caso, y sí lo es de una brillante actitud táctica de Matxín, sin duda inspirado en la etapa de Módena, no en vano la sede mundial de Panini está en esa ciudad italiana.

¿Cómo defender el liderato de Conti cuando ni el mismo puede, ni hay equipo? Pues enviar en la fuga del día -masiva, excesiva, así como los 15´ que alcanzaron- a su compañero Polanc, un esloveno ganador de dos etapas de media montaña en el Giro, y que al final de la jornada lidera la carrera con mayor autoridad que la que ha tenido Conti en esta semana de rosa: nada menos que 4´ sobre Roglic.… Leer más

 

Esperando el Montoso

Pocas veces una gran vuelta por etapas había esperado tanto para subir su primera montaña. Es el experimento de los experimentos: no contentos con poner dos cronos antes de la montaña, los organizadores han demorado todavía más la primera subida con un día de descanso convertido en dos (140 km. de etapa) y una etapa llana de 220 km. para completar la llanura padana.

No pasó nada, como previsto. Fuga desde el primer kilómetro con tres continentales, y charleta en el pelotón hasta que quedaban siete kilómetros a meta. Al menos el ritmo ha sido mucho más vivo y han acabado prácticamente en el tiempo previsto. El espectáculo era tan lamentable que hasta Knees del Ineos ha intentado irse, porque sabe que en su equipo y en una carrera normal jamás podría hacer eso.

Ventoso intentó colocar a Marezko para el sprint ya pasada la barrera de los tres kilómetros, otro signo evidente de la poca chicha de la etapa y la velocidad.… Leer más

 

Demaré ennoblece una vulgar etapa del Giro

Mientras los ciclistas cruzaban ramplonamente la llanura padana hasta Módena, los enemigos del ciclismo tenían la imaginación en montañas nevadas (¿se subirá? ¿no se subirá?), batallas nada garantizadas y etapas para las que todavía quedan bastantes días. Con un ojo en el monitor -y porque están obligados- y con el otro en la previsión meteorológica, exactamente igual que todos los años con la Roubaix. Que lllueva, para que haya barro. Que la carretera esté abierta, para que suban entre paredes de hielo de varios metros.

La belleza intrínseca de etapas como la de hoy, ciertamente fumada por el pelotón, pero que ha tenido espectaculares precedentes no hace muchos años -como aquella ganada por el Bardiani en bloque, en una buena exhibición de preparación médica-, no necesita explicación. Es tan ciclismo un recorrido llano como uno de montaña, y si hubiese habido una montonera con un favorito estarían hablando del hay que estar atentos, cada etapa cuenta y todo ese arsenal de frases hechas.… Leer más

 

Demasiado ciclista esloveno dopado

Todo comienza con Martin Hvastija. Fue el primer ciclista esloveno conocido: ganó tres etapas del Circuito Montañés en 1997, en plena #EPOGoldenAge, y eso le abrió las puertas del primer contrato profesional para un corredor de su país, con el modestísimo Cantina Tollo. Nunca ganó nada importante y era un especialista en escapadas donde lo único que destacaba era su gran planta.

Con él llegaron todos los demás, con unos principios extrañísimos. Quizás el más recordado de esos finales de los noventa sea Andrej Hauptman, que ganó el bronce en el Mundial de Lisboa 2001, únicamente batido por Freire y Bettini, ahí es nada. Tras esa presentación fulgurante, y con solo 26 años, uno pensaría en un futuro prometedor en el ciclismo, pero nada más: al año siguiente cuarto en el Mundial, y un quinto puesto en Atenas 2004 fueron su único bagaje como corredor, donde parecía rendir más con la selección que con la casa comercial, muy a lo Kolobnev.… Leer más

 

Roglic se ajusta a lo esperado en la crono

D68E1L1XkAMjQfF¿Será suficiente? Esa es la gran pregunta que queda tras el experimiento de este año en el Giro. Al prescindir de cualquier en final en alto hasta la etapa 13º, la carrera italiana ha vuelto a tener dos cronos antes de la montaña, por primera vez en mucho tiempo. Eso ha atraído a la carrera italiana a contrarrelojistas repelidos del Tour y su estúpida moda de hacer recorridos para la generación de escaladores franceses, con un resultado muy claro.

Roglic, el único gran contrarrelojista superviviente tras la sensible baja para la carrera de Tom Dumoulin, ha enviado a todos los escaladores puros por encima de los 3´, y todavía tendría la crono final de Verona como colchón (un minuto más de margen, y con matices: el esloveno petardea bastante en las cronos de final de gran vuelta). De momento, se cumple el guión previsto por la organización cuando diseñó el recorrido.… Leer más