Proclamado con inasequible desaliento el VII Premio Zakarin™

¡Siete ediciones! ¡Ya siete ediciones del Premio Zakarin™! ¡Cómo pasa el tiempo! El galardón que eclipsa al Velo d´´ Or, y que nació con firme vocación de continuidad y plena autonomía respecto del blog matriz, alcanza su madurez como ciclista tras siete temporadas consecutivas en el profesionalismo.

Ha sido la edición donde el Jurado ha mostrado más discrepancias, y donde se han tenido que ejercer los derechos de prelatura, corresponsabilidad y displicencia para finalmente llegar a un veredicto; muy alejado del quorum o del voto popular de la encuesta (¡1400 votos!), pero veredicto.

Bajo la única premisa de otorgar el galardón a aquel que mejor encarne los valores de el ciclismo que cambia la ocasión ha sido propicia para el debate, la crítica y, finalmente, el desaire generalizado, que sin embargo tampoco ha sido tenido en cuenta.

Es por eso que, en vista de los méritos acaecidos y acreditados durante la temporada 2021, el Jurado tiene a bien proclamar ganador del VII Premio Zakarin™ a Don:

Thomas Pidcock

(Gran conmoción) (indignación generalizada) (dos seguidores se están arrancando la camisa ahora mismo, y uno de ellos tiene una cinta de pulsómetro)

Son muchos los méritos que concurren para que el corredor inglés obtenga una distinción tan apreciada, y serán expuestos de la manera más persuasiva posible. Neoprofesional de 21 años, ha competido en carretera durante 37 días, incluyendo una gran vuelta entera, tres Monumentos y el Mundial. Los restantes 12 días han sido en carreras diversas, con una constante: en casi todas ha dejado su impronta.

¡Yeah!

El caso de Pidcock apela a la raíz misma de el ciclismo que cambia. Estamos ante un ciclista predestinado -múltiple campeón en categoría inferiores y disciplinas diversas, desde el Giro Sub23 en 2020 hasta el Mundial Junior CRI- que pasa a profesional y, en su primera carrera grande, deja una impronta indeleble que ya le situó en la terna de favoritos para el Zakarin™.

Se disputaba la Milán-Sanremo, la carrera de fondo por excelencia, y encabezando el pelotón de favoritos en el descenso del Poggio estaba Pidcock, profesional desde hacía un par de semanas. Para hacer eso hace falta mucha confianza, saber bajar bien, y tener un fondo inexplicable en alguien de 21 años.

Ya había dado un serio aviso cuando, a finales de febrero, fue tercero en el disputadísimo sprint de la trepidenta edición de K-B-K. Una semana después, quinto en Strade Bianche. En el sprint de Vía Roma solo pudo ser 14º, encerrado entre corredores de gran porte porque, ya es hora de decirlo, Pidcock mide 1,70m, y los que lo hemos tenido cerca podemos afirmar que mide menos.

Que la edad y la altura no sean óbice alguno

Tras foguerse en otras clásicas de pavés – fue fundamental en el triunfo de su compañero Van Baarle en Waregem- y subir con los mejores muchos muros del Tour de Flandes, llega a abril y pega el gran campanazo en Flecha de Brabante, ganando el sprint nada más y nada menos que a Van Aert. En la óptica de este espacio y, concretamente, de este Premio, fue un auténtico paso de testigo entre el VI Premio y el VII Premio.

Sin experiencia palpable, midiendo poco más que Cacaíto Rodríguez, gana el sprint a la mole belga, un suceso What the Fuck? relatado en su momento aquí. No contento, una semana después volvía a hacer exactamente lo mismo en Amstel Gold Race, pero el jurado tenía ganas de dar la primera victoria en 20 años en la carrera local al equipo de la casa, y dijo que Van Aert había ganado el sprint; un sprint tras 218 km., en una carrera muy disputada y exigente. Con 21 años, de neoprofesional.

Conviene apuntar también que Pidcock es multiherramienta. Sprinta, tiene fondo, escala -sexto en Flecha Valona, y eso que se cayó-, va fuerte contra el crono y encima practica con gran éxito otras modalidades circenses del ciclismo: la ya habitual de CX, donde gana pruebas de la Copa del Mundo y medallas mundiales, y el ciclismo de montaña.

Tras sufrir una fractura de clavícula en junio, hecho muy apreciado entre el la facción del Jurado menos díscola, consiguió recuperarse en tiempo récord y acudir a los JJ.OO de Tokyo para ganar el oro en BTT, precisamente la presea que ambicionaba el Nietísimo. Hasta incluso la inane prensa británica destacaba esta sucesión de hechos, muy en la línea de Hayman, nuestro glorioso II Premio Zakarin™. Lo que no destacaron tanto es que se rompió la clavícula en Font-Romeu, famoso centro pirenaico internacional de dopaje.

El británico podía haber acabado la temporada ahí mismo, en Tokyo, y nadie hubiese dicho nada. Sin embargo, los que llevan su carrera deportiva consideraron oportuno que tomase la salida en la Vuelta a España, donde básicamente estuvo de paseo -caballitos incluídos- salvo un día, el de la llegada a Villuercas, donde se vió a un corredor que sabía moverse bien, subir, y candidato ya firme a llevarse el galardón más significativo del ciclismo. Acabó cuarto.

Subiendo es lo único que tiene elegante

Su objetivo era el Mundial, donde acudió fuera de los focos tras una Vuelta más o menos anónima, si podemos considerar anónimo acabar su primera grande con 22 años recién cumplidos. Ahí volvió a demostrar que los alquimistas y demiurgos han logrado uno de sus experimentos más logrados: con Alaphilippe ya fugado y su grupo de perseguidores destacados, no se conformó con entrar en el pelotón, atacó, y consiguió entrar por delante de los Van Aert, Van der Poel y Colbrelli. Sexto final en un Mundial de 6 horas disputado a 45 km/h de media.

Curiosamente, a pesar de ese manifiesto estado de forma, no quiso tomar la salida en la Roubaix de una semana después, a pesar de ser una carrera que ha ganado como junior (2017) y como sub23 (2019, con 19 años e, insisto, 1,70 metros oficiales). ¿Qué pasó? ¿Qué misterios habría? ¡Podría haber sido su gran noche!

Pues pasó una cosa que -contengan las risas, por favor, especialmente los más iniciados en el ciclismo que cambia– ¡que le dolían las rodillas! ¡Ajá! ¡Que toda la temporada de su debut ha padecido un terrible dolor de rodillas! ¡Imagin´énse si no le llegan a doler! ¡No se puede ser más ciclismo que cambia!

Por último, y aunque esto ya transcienda aún más los límites de este espacio que las consideraciones ya realizadas al CX y al BTT e incluso el atletismo (corre los 5km en 13 minutos), el Jurado ha tenido muy en cuenta que Pidcock es el vigente campeón del mundo de e-bikes, esto es, de bicis eléctricas. El ciclismo ya es como el boxeo, y tenemos a alguien unificando campeonatos mientras la populesca fuma puros, señoritas en bikini suben con carteles al ring, y el cubo de los escupitajos rebosa de puro lleno. Es el momento de indicar el último mérito tenido en consideración, y no es baladí: es británico y corre en el Ineos. Es más, su entrenador dice que no necesita entrenar, que es así de bueno just-porque-sí. Chúpate esa marginal gain.

Sin que sirva de precedente alguno, el Jurado ha tenido a bien explicar por qué el prestigioso galardón que hoy se concede no ha ido a parar a otros que prefería la gente, siempre al albur de la manipulación, George Soros, la 5G y la lascivia. ¿Colbrelli? No deja de ser un italiano que siempre ha estado ahí, y que madura más allá de los 30. Sus méritos palidecen ante los de Pidcock ¿Caruso? Pues lo que acabamos de exponer ¿Cavendish? Por favor, bastanteya le ha regalado la UCI en los últimos quince años.

Además, estos tres corredores han logrado lo que han logrado por estar militando en los equipos que militan. Como especial reconocimiento a esta labor médico-colectiva, los accesit de este VII Premio Zakarin™ tienen unos destinatarios muy claros, y que espero no causen tanta controversia como ha causado el premio principal.

¡No te vengas arriba! ¡Que es solo un accesit!

Primer accesit para Zdenek Stybar, corredor del Deceunink. El checo iba como un toro al Tour de Flandes -había sido quinto en Harelbeke con un carrerón- y, dos días antes de la carrera, su equipo comunica que tiene una anomalía cardíaca y que le han tenido que hacer una ablación. Ya es casualidad, ¿eh? En ese equipo, y en esas vísperas. Afortunadamente, su dolencia súbitamente sobrevenida desapareció igual de pronto, y para junio ya estaba compitiendo de nuevo. De hecho, completó la Vuelta y fue séptimo en el Mundial. ¡Si es que el corazón ya no es lo que era!

Segundo accesit, pero que representa a todo un equipo, para Mark Padun. Es cierto que este accesit podría haber ido para Caruso, Colbrelli, Mohoric y su etapa de 250 km. a 45 km/h (o su gestito de la boca cerrada), a Teuns y su etapa ganada a Pogacar, a Tratnik-Zoncolan o a Jack Haig, pero Padun supera con creces a sus compañeros con su doblete en Dauphine. Lo mejor de todo, las declaraciones que dejó para la posteridad, y el hecho de que su equipo no lo llevase al inminente Tour de Francia. Por supuesto, el resto de la temporada no ha hecho nada, como si esa forma espectacular de junio y en los grandes puertos alpinos fuese y viniese como un yo-yo.

Padun, de faralaes

Para rematar la faena, se rumorea que el equipo lo quiere largar, el mismo equipo que también despidió a Dennis por un extraño suceso en pleno Tour de Francia (¿ha abandonado? ¿donde está? No lo encontramos) después de haber sido segundo en la Vuelta a Suiza más montañosa que se recuerda. ¡Esas formas de junio! ¡Son como los resfriados! ¡Se cogen que ni te enteras! ¡Y se pierden igual!.

Se cierra de esta manera esta edición VII del Premio Zakarin™, con un ganador que sí, solo habrá ganado una carrera esta temporada, pero que puede cerrar el año muy satisfecho con otro triunfo, mucho más esquivo. Un triunfo que le acompañará durante su longeva y apenas iniciada carrera profesional. ¡Larga vida al Premio Zakarin™! ¡Hurra!

***

Interesante publireportaje sobre Bob Jungels, operado este temporada de la vena iliaca. Cuenta que llevaba dos años y medio con el problema, que lo padece en ambas piernas, y que patatín-patatán.

***

Kennaughqué quiere volver al pelotón. Al final si que va a ser verdad eso de que tiene problemas mentales, además de los otros consustanciales a haber sido ciclista.

***

Buen artículo en el medio de ultraderecha El Confidencial sobre el uso de la bici en Madrid, su ciudad. En el mismo medio aparece también este otro reportaje sobre periodistas que se han fugado a Internet, entre ellos Nico Abad. Aunque cuentan bien que están ahí porque ya no rascan bola en medios tradicionales, pasan por alto que el caso de que Abad llegó a la tele por ser hijo de un jefazo de Prisa. No deja de ser paradójico que Juan Manuel Castaño, su pareja en deportes Cuatro cuando empezaban en la tele, haya tenido una carrera más próspera. Y no dejen de leer las opiniones de Javier Ares, aludiendo a sus queridas manos negras entre las sombras.

***

Irene Veleta Lozano sigue cambiando de cargo y encargo cada año, de media. Memorable su paso por el CSD, del que se dio buena cuenta previa aquí. En el fondo y forma, mantiene una dura pugna con su antiguo compañero de siglas y compañero vitalicio de chaqueterismo Toni Cantó a ver quien encarna mejor la decadencia del Régimen del 78.

***

Ya me dirán ustedes si no será mejor comprar una de las equipaciones residuales del #maillotciclismo2005 o cualquier aparato obsolescente de esos que se estilan. Lo primero es imperecedero, lo segundo sale con fecha de caducidad. No lo duden y dense una vuelta por el espacio habilitado para los saldos finales de colección a ver si queda su talla.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

73 thoughts on “Proclamado con inasequible desaliento el VII Premio Zakarin™

  1. No era mi favorito, pero creo que es un digno ganador.

    Me gusta especialmente que el premio vaya al ciclismo británico, como poco tan falto de autocrítica como el español o el italiano, pero con mucho más mano en la uci para hacer lo que les salga de las narices. Un ejemplo de este mismo año es la victoria de Lizzie Deignan en la Paris Roubaix femenina, sin haber ganado casi nada en todo el año, se escapa sola a 82 km y gana. Y cero comentarios en cyclingnews al respecto de sus tres controles antidopaje saltados justo antes de los juegos olímpicos de Londres. O muchos otros ejemplos que los seguidores del blog conocemos después de muchos años…

    God save the King Zakarin!

     
  2. Gran post como colofón de una temporada muy intensa y exigente del blog. Lo he disfrutado mucho, como tantos otros. Gracias y enhorabuena

     
  3. La resurrección de Cavendish se merecía más. Cavendish o Colbrelli, pero sobre todo Cavendish.

     
    • Cavendish se dio un buen castañazo en los 6 días de Gante. Por una vez no fue culpa suya sino auténtica mala suerte, o karma. Se ha roto dos costillas, pero puede que renueve con QuickStep.

       
  4. Quizás no era el gran favorito del público general, pero a nadie puede sorprender esta tremenda victoria. Muy digno ganador y buen merecedor de tan bizarra distinción. ¡Larga vida al Premio Zakarin™!

     
  5. Tras leer lo de que mide 1,70 fuí inmediatamente a procyclingstasts, por que me sonaba haber leído ahí que medía 1,58, pero no, 1,70 dicen, quizás me lié con el peso, pero juraría que alguna vez leí que medía 1,58 y pesaba 50kg…

    Con respecto a ese tiempo de los 5km corriendo, creo que no es cierto, en un artículo reciente en cyclingnews decía algo así como que fuera un error de la aplicación, y que lo colgó en las redes en plan coña, y que se diera cuenta Michael Woods ( que fué buen atleta), ya que ese tiempo estaría muy cercano al récord británico de la especialidad.
    Por cierto, hablando de cyclingnews, me parece que lo han puesto de pago, tipo Lo País, te dejan leer un número de artículos al mes…

     
    • Buah, pues yo con Lo País muchos meses me quedo dejando dos o tres artículos de margen…con cyclingnews ni te digo.

      Yo eso del 1´58 también lo he leído, y te juro que este año en la Vuelta pasó al lado mío y no medía ese unosetenta ni de coña.

       
      • Siempre nos quedarán las ventanas privadas de firefox.

        Es que si lo de 1,58 fuera cierto, estaríamos hablando de un Rujano, y que con ese físico sea capaz de hacer lo que hace tela…

         
          • Otra forma es configurar el navegador para que elimine las cookies de estas páginas cuando cierras el navegador. De esta forma vuelves a reiniciar el contador y evitas los bloqueadores que a veces se implementan para detectar que entras en incógnito y no te dejan leer.

             
              • La versión cutre:
                Borrar manualmente los datos: Hacer clic en el candado de la barra de direcciones -> hacer clic en limpiar cookies -> refrescar.
                https://i.imgur.com/ZjdGsYC.png

                Versión “sofisticada”:
                Hacer clic en las tres rayas de la derecha (en la barra de direcciones) -> Preferencias -> Sección “Seguridad & privacidad” -> Bajar hasta la sección cookies. Aquí surgen dos opciones:
                1 – Marcar el check para borrar todos los cookies cada vez que cierres el navegador.
                2 – Hacer clic en administrar permisos. Si eliges esta última, se te abre una nueva pantalla, insertas la url de tu perriodico favorito y haces clic en bloquear.
                https://i.imgur.com/ji7jtCE.png

                 
                • Dios te guarde en gracia y te proporcione una prole abundante y fuerte, cuya hégira se extienda desde Ulan Bator a Sarajevo pisando los huesos de sus enemigos sin tocar jamás la tierra.

                   
                • Gracias Marianico por la explicación.

                  Sergio, también para Firefox hay extensiones del tipo ‘Hide Private Mode’ las cuales (tal y como su nombre indica) evitan que las webs detecten que estás en incógnito.
                  En caso de que utilices utilices Firefox para android está bastante más limitado y la eliminación selectiva de cookies no está disponible (pero si que puedes indicar que borre todas las cookies al cerrar la app).

                  Saludos!

                   
      • Yo también había leído lo del 1,58.

        No le he visto en directo pero yo creo que 1,70 no mide.

         
  6. Ya se está notando el efecto Enrique Arnaldo en el jurado.

    Enhorabuena al ganador. Como ha dicho otro lector más arriba, tampoco era mi favorito, pero la victoria final de Tom Pidcock no me ha pillado por sorpresa.

    Ser multiherramienta o polivalente está muy de moda.

     
  7. ¡Albricias! ¡Por fin se ha fallado el Premio Zakarin!
    La verdad, creo que ninguno de los lectores habituales contaba conque fuera Pidcock el ganador. Dicho esto, un Hurra por Pidcock y larga vida al Premio Zakarin.
    Por cierto, Nico Abad no es hijo de un jefazo de Sogecable, sino sobrino. Su momento más recordado en TV fue cuando se puso a gritar “Márquez, Márquez, Márquez, Márquez” por un adelantamiento del susodicho a Andrea Dovizioso en el Gran Premio de Francia de 2013, por cierto dándole unos porrazos tremendos a una mesa a medida que iba gritando.

     
    • Bueno, parentesco más o menos estrecho. Es increíble que a alguien le puedan gustar las motos hasta el punto de ponerse así.

       
      • No sé si le gustaban las motos, lo que sí sé era que le gustaba el salseo típico de Deportes Cuatro en particular y Mediaset en general: vídeos peliculeros, pegar voces, burlarse y faltar al resto de pilotos, menospreciar y tratar mal a los colaboradores que no pensaban como él, hacernos creer que Márquez era poco menos que Dios disfrazado de piloto… en fin, esas barbaridades tan típicas de Mediaset. Sólo faltó que hicieran un Sálvame MotoGP por la época.

         
        • Seguro que se hubiese presentado voluntario. Mi recuerdo más patente de ese tolay, además de cuando vacilaba al Castaño por las cosas que yo señalaba sobre él, es cuando presentó la Euro 2008 en Cuatro con Àngels Barceló, donde hacía de hincha.

           
  8. Yo sí lo tenía en cuenta para el premio, siempre he sostenido que Bernal y Carapaz eran parches provisionales hasta la aparación del próximo anglo prodigio. Si pudieron con Tao, Wiggins o Geraint, qué no harán con un chaval moldeado desde cero.

    Con todo, me da que Pickock va a hacer muchos más méritos para el premio en el futuro. Salvo que se desgracie tipo John Lee Augustyn.

     
    • Tiene toda la pinta. Y a ver si alguien nos explica como alguien de esa estatura y escasa corpulencia puede mover esos vatios después de una carrera como el Mundial.

       
      • ¿Esto es como los trofeos de los deportes de equipo que si ganas tres Zakarin seguidos te lo dan en propiedad?

         
      • No hay que mirar los vatios movidos, hay que mirar la relación w/kg, y para eso da absolutamente igual lo que midas. A vatio bruto seguro que Cavendish mueve muchos más, y segun Google solamente es 5 cm más alto que Pidcock.

         
        • Buebas,
          Los w/kg son muy importantes en subidas, donde la resistencia principal es la fuerza de la gravedad, pero en una crono llana, donde la resistencia es el aire, creo que son mucho más importantes los w absolutos que los w/kg .
          Un saludo,

           
          • W/Kg oimos hablar y no sabemos de que.

            En llano lo que mas cuenta es los watios absolutos. De ahi, que en llano se destaquen las moles.

            No obstante no hay que saber de Marginal Gains para darse cuenta de eao. Simplemente conocer el ciclismo.

             
  9. Leo el titular y el anuncio: “pero cómo?? Qué pasó con Cavendish? (Inicio de protesta con antorchas)”.

    Leo los argumentos y son incontestables. Larga vida al Zakarin!

     
  10. Bueno, después de leer el artículo, es posible que alguno de los dos que se han roto la camisa se hayan vuelto a recomponer y estén cosiendo los botones con una sonrisa en su cara mientras piensan en el justo ganador.

    Ánimo al resto de competidores, el año que viene volved a intentarlo. Es un premio luchado, pero al menos, el paso de los años no penaliza tanto como en el resto de competiciones.

     
  11. Siempre me rindo con el ganador ante el jurado, esta vez también. No entiendo cómo puede haber ganado Colbrelli la encuesta como dice Sergio. Coño, el lombardo no será una leyenda como Boonen, pero lleva más de un lustro en el top ten de las grandes clásicas (4 o 5 veces en San Remo) y cuenta con un saquito de victorias como Brabante, Lugano o Sabatini. El nuevo Van Avermaert y el Zakarin ™, agua y aceite!

     
  12. ¿Se podría hablar ya de la época del imperio de los yogurines?

    Bernal y Pogaçar batiendo el récord histórico de juventud del Tour uno seguido al otro (se obvia para el caso lo de 1904), Vingegard, Pidkock…

    ¿Todos tan jóvenes destacando a nivel top y en una misma época, como si fuese una moda?¿Es normal sacar tu máximo rendimiento a tan temprana edad?Que lo haga uno que sea un portento, pero ¿Y que lo hagan varios?¿Tan seguido? Otro aspecto nuevo que encarna a mi entender muy bien el ciclismo que cambia, coronado por el Zakarin hoy de Pidkock.

    ¿Por qué a los jóvenes? Se me ocurre que a lo mejor son más inconscientes y pueden aceptar mejor las “preparaciones” salvajes que se necesitan para ganar y seducidos por un buen dinero para disfrutarlo con mucha vida luego por delante, retirados antes de los 30, a lo A. Schleck.

    Y a por los siguientes”cachorros”.

    Saludos.

     
    • Todo parece indicar que con la implantacion de los pasaportes biologicos es mas facil venir ya con gasolina super desde joven que empezar a tomarla con 23 años…

       
      • Amen. Ese es el motivo. Por eso decía Landa que ante los jóvenes no les iban a quedar ni las raspas. No son los jóvenes sólo, si no también los newcomers como Roglic. En menos que canta un gallo la mitad retirados por arritmias.

         
  13. Estoy indignado, se vislumbra un claro episodio de soborno al jurado. Han robado el premio al pobre Colbrelli.
    Este tongo no hace sino equiparar el premio a otros como el balón de oro, el laureus o el principe de Asturias.

     
    • El Laureus… Menuda mafia hay allí montada… A Lindsey Vonn le birlaron dos premios, el de mejor deportista femenina en 2012 (otorgado a Jessica Ennis porque era de la misma ciudad y cobraba de la misma marca que Sebastian Coe) y el de mejor regreso no sé si en 2015 o 2016 (que se lo dieron a un jugador de rugby neozelandés). Son sólo dos ejemplos, pero que ejemplifican a la perfección la mafia instalada en este tipo de premios. Sin embargo, creo en la honestidad del jurado del Premio Zakarin.

       
  14. Y se me olvidaba, Juanma Castaño no tiene la carrera de periodismo, pero si está donde está es por una sencilla razón: es asturiano, concretamente de Gijón. Vamos, que su caso es otro claro ejemplo de #MafiAsturias: en este caso, la periodística.

     
    • Si, lo adoptó como mascota Paco González, lo vendían entre risas como el sobrino del gallegazo insufrible “Pepe” Domingo Castaño, por la coincidencia de apellidos.

       
      • Es raro que a Nico Abad nunca le adoptaran, estando ahí Jorge Javier Castaño, Alcala, Gallego, “Romerito”… vaya fauna!

         
        • Es ajeno a ellos. Es pijo de cabo a rabo, y los otros son poligoneros o, directamente, de aldea, como el fuerzagallinas de Jaraicejo (aunque se quedase en la SER espiritualmente siempre estará con ellos)

           
    • Yo siempre he pensado que al periodismo se le queda grande la categoría universitaria. Con algún máster o módulo superior de un par de años para aprender la parte técnica, va que chuta.
      Eso sí, es conveniente que el periodista esté formado tanto en ciencias como humanidades y CC sociales; y eso lo da cualquier estudio universitario y sobre todo la inquietud cultural e intelectual del individuo.
      Aunque supongo que para ser “periodista” deportivo, con saber tragar el brandi con el palillo en la boca sin que este se te caiga de la comisura de la boca, basta.

       
  15. Llevaba semanas esperando el anuncio del Zakarin y no llegaba. Cuando por la mañana he leído que el velo d,or iba para pogacar ha cuadrado todo. El premio importante sé concede el último!!!

     
    • ¡Sin duda! ¡Hasta ahora no había fecha fija para el Zakarin™, pero quede establecida una fecha entre el Velo d´Or y el Black Friday! ¡Así sea!

       
  16. Yo como los políticos actuales, me niego a acatar el premio. O como Contador con el cómputo de sus grandes vueltas ganadas.

    Para mí, el Zakarin’21 es de Colbrelli, y quién diga lo contrario miente. Ese estado de forma durante taaaaanto tiempo…

    Un saludo a todos, y buena temporada invernal. Nos leemos en primavera.

     
  17. Pidcock no es el vigente campeón del mundo de e-bikes, lo es el francés Jerome Gilloux. Lo de creerse que corrió los 5 km en 13 minutos es de cuñado máximo. Solo había que ver la actividad que subió a Strava para comprobar que estaba repleta de errores del GPS.

     
  18. Yo veo cierto paralelismo de Pidcock con Quinn Simmons del Trek; primer año de pro espectacular… y es más joven que el británico! Ojo con el!

    Saludos

     
  19. Mi fallida predicción para ganar el mundial era Pidcock, así que me gusta la decisión del jurado. Cuando vi cómo ganó el citado sprint al belga me pareció increíble, y en ciclismo, cuando algo parece increíble es que no es creíble. Lo del oro en la olimpiada, con esa facilidad hasta casi ridiculizar a los demás… en fin, que es un veredicto más que justificado por méritos del ganador.

     
  20. En el mundial tenía piernas para ganar; por esperar o no salir al corte bueno no pudo acabar más adelante. Ya habría sido el acabose.

    Me generan mucho escepticismo estos de la última hornada. Como se viene avisando por este espacio, todos estos que ahora destacan con 20 años, ya veremos como llegan a los 30.

     
  21. Este Zakarin será como el Mundial de Verona de Freire, cobrará todavía más sentido en el futuro. Aplaudo la decisión del jurado.

     
    • Estoy de acuerdo. Cuando ganó “Freire Gómez” en Verona nadie veía lo que había por delante. Aquí ha ganado “Thomas Pidcock”, y dejate que en 2022 no gane ya un Monumento, una vuelta de mediano prestigio, y un final en alto.

       
  22. Se nota que es el premio más preciado del ciclismo: ¡es más difícil repetir triunfo que en el Tour o en el Mundial!

     
  23. He de reconocer que me ha sorprendido la resolución del Premio Zakarin de este año porque así como otras temporadas el ganador estaba claro (Yates, Bettiol, Hayman), en 2021 ha habido una tremenda lucha por encumbrarse ganador que ha deparado ciclismo que cambia para dar y regalar. Igualmente me sorprende que Kamna no haya tenido su público ni si quiera para defender un posible accésit a su favor, especialmente por las palabras que le dedicaste en el post de A temporada pasada, creo recordar que no estaba ni en la encuesta sobre el ganador del Premio. En lo personal, soy de los que confiaba en Colbrelli como vencedor, sí es cierto que treintañeros que suman puestos y pruebas menores hasta la temporada-campanazo los ha habido siempre, como Van Avermaet, pero en ese equipo y con las prestaciones de los Mohoric, Padun, Caruso…no sé. Duele ver que otro año más un danés se va con las manos vacías, especialmente este año en que Fulgsang ha estado muy por debajo de su nivel ferrariano de estos últimos años y tantos compatriotas han cogido su testigo; confiaba mucho en Asgreen con esas exhibiciones en Harelbeke y Flandes, en especial por el referido asunto cardíaco de Stybar en la víspera de esta última carrera. El Giro de Castroviejo también es como para echarse a temblar, aunque no se recuerde tanto como las exhibiciones del Bahrein.

    En cuanto a Pidcock, pues es un nombre en boca de quienes viven del ciclismo desde que corría en categorías inferiores y que yo no lo he visto la presente temporada. Su sprint en Brabante y bueno también en la Amstel fue uno de los Momentos Romandía del año (propongo llamar de esta guisa a las prestaciones más destacadas del ciclismo que cambia, como lo fue la carrera suiza para que el grande de Ilnur se alzara con el premio en la I edición). Es cierto que tiene unas hechuras más típicas de escalador sudamericano que de rodador, pero también Evenepoel con una estatura y peso no muy superiores fue subcampeón del mundo en contrarreloj; supongo que, si Eros Poli pudo ganar en el Ventoux, o que si Luigi quiso convertirse en vueltómano pero gracias a la Operación Puerto se quedó en clásicomano, en un equipo con los medios del Ineos podrán hacer el proceso inverso para un ciclista con esa morfología. No pude ver su rendimiento en los JJOO, pero la temporada de clásicas de primavera del británico es muy respetable, de estar a un paso de los de CX y del corredor predestinado del Deceunink para cada carrera, al igual que el Mundial; aunque más impacto me causó Sagan en aquella París-Niza de su debut en que ganó dos etapas y anduvo cerca del top ten de la general; su rendimiento en la Vuelta tampoco es tan sorprendente, Arensman hizo una Vuelta más brillante el año pasado a su edad. En definitiva, hay argumentos sólidos para considerar a Pidcock un justo ganador, pero otras opciones tampoco hubieran desentonado.

    Ahora que parece que hay fecha fija para el Zakarin, puede organizarse una gala en condiciones como la de los Oscar, ya que en el mundillo ciclista abundan personajes para hacer del típico host payaso de este tipo de eventos (a Pereiro le iría que ni pintado) y al recoger el galardón quizá el ganador desvele al mundo el secreto de su éxito, como en el Premio Planeta de este año.

     
    • El host debería ser Landa. Resultón, dado a payasadas y que ambicionó públicamente el galardón, pero parece que ésta sería su única oportunidad de tenerlo en sus manos durante unos minutos.
      Aunque también podría serlo el propio Ilnur.

       
  24. El día del segundo triunfo consecutivo del increíble Padun en Dauphiné, imagino a este convencido de haber conseguido un puesto en el equipo para el Tour, un buen contrato en Bahrain para el 2022 y, seguro, el Zakarin 2021.

    Debe haberse quedado, ahora sí, hecho polvo. Ni salió en el Tour, Bahrain se lo quita de encima, y se queda sin Zakarin. Qué va a ser de él…

     
  25. Pidcock es aceptable como vencedor, pero el tiempo dara la victoria moral a Padun, eso si que nos traslado a los golden age de Rinero o Rodolfo Massi.
    Pidcock seguramente se labre un palmares consistente que con el tiempo lo veamos menos zakarillo.
    En cuanto a los votantes de Cavendish, que sea un corredor totalmente repugnante, no quita que cualquier sprinter normalillo gana esas etapas con una pierna, si tenia que frenar el lanzador a veces.

     
    • Decisión sorprendente pero justísima, que además clarifica el carácter del premio. Creo que muchos asocian el Zakarin con un eventual premio sputnik a la mayor bomberada, pero me alegra que el jurado resista a presiones y se mantenga fiel a las claras bases del certamen:
      “El caso de Pidcock apela a la raíz misma de el ciclismo que cambia.”

       
      • Muy bien visto, es así. El Premio Zakarin™ no es incompatible con la mayor exhibición hemodruídica de la temporada, pero no es su objetivo.

         
  26. Un relato con mucho humor y contenido; para mí ha resultado tan atractivo como una buena carrera. ¡Bravo bravissimo! Y con el desenlace ideal: cierta dosis de sorpresa pero también de justicia, tal vez más profética que poética. Aplausos al joven ganador del Ineos. Impagable esa escena con dos seguidores arrancándose la camisa, “uno de ellos con cinta de pulsómetro”. ¿Tifosis de Colbrelli?

     
  27. Aqui hay un aroma a corrupción en el jurado. Sin negar los meritos del ganador, a mi me gustaría saber cuanto dinero ha aceptado el jurado para proclamar este resultado.

     
    • Hombre, dinero, dinero…esto es como lo del impresentable de Enrique Arnaldo: no es lo que pueda haber recibido, es los favores que va a hacer una vez que lo han aupado a un sitio al que jamás podría haber aspirado.

       

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *