El camino hacia el Giro (II): Scarponi no llega tras ser asesinado

C-1wAJrWsAA09DK
Hubo que borrar el nombre del usurpador y poner el del campeón del Giro 2011

El lugar sería para hablar del Giro del Trentino, la otra carrera de preparación para el Giro, y que este año ha superado por amplio margen a Romandía. El problema es que todo lo que hubiese podido pasar en carrera palidece ante lo que pasó el día siguiente a su conclusión, en el primer año en que duraba cinco días y se llamaba pomposamente Tour de los Alpes.

Scarponi, un veterano de mil batallas y de mil procesos de dopaje -con el reglamento en la mano, tendría que haber dejado de ser ciclista profesional en 2012, cuando incurrió en su segunda sanción- había ganado la primera etapa del Trentino, después de imponerse de manera muy solvente en un sprint en cuesta nada menos que a G. Thomas, Pinot, Formolo, Pozzovivo y su compañero Cataldo.

Era su primera victoria en cuatro años, porque así es la vida del escalador puro. Semanas antes había recibido la noticia de que, a su improbable edad (37 años), iba a ser el jefe de filas de Astana para el Giro, tras la baja de Aru por sus problemas físicos y mentales. Desde luego, sin el objetivo de ganar la carrera, porque el equipo kazajo se arrastra esta temporada -solo dos victorias, ninguna WT-, en esos movimientos pendulares tan propios de este deporte.

Su misión era simplemente estar ahí, como ha estado todos estos años como uno de los mejores escaladores de su generación, bastante mejor en palmarés que Frank Schleck, por poner un ejemplo: un Giro, una Volta, una Tirreno y tres etapas de alta montaña en la carrera de su país. El clásico palmarés de gran escalador, uno de los pocos capaces de romper el pelotón, como demuestra su acción decisiva en el Mundial 2013 -provoca el corte de los que se jugarían las medallas-, su increíble subida a la Cipressa en la Sanremo 2012 y tantos otros momentos, ninguno en el Tour. Por supuesto. Porque también sabemos de qué se alimentaba.

C-JLIbJXgAIdqPd
La puta vida y sus paradojas

Ahora es inútil pensarlo, pero quizás sin la responsabilidad sobrevenida de ser jefe de filas, a lo mejor Michele Scarponi no hubiese salido aquella mañana de sábado a las 08:00 de su casa en Filotranno, en medio de ese paisaje característico italiano de casas unifamiliares esparcidas por las colinas de las Marcas, su región natal. Algunos idiotas piensan que nuestro destino está escrito, y que Scarponi tenía que morir ese día.

Lo cierto es que el camión no respetó el ceda el paso y, en un recorrido hecho mil veces por Scarponi, bajando velozmente de las colinas de su pueblo, se topó de frente con la mole. Si eso es destino escrito, que le jodan al destino: las señales de tráfico, y especialmente las prioridades, están para respetarse. Aquí lo único escrito -en pictogramas e iconos- son las señales de tráfico, y lo están de tal manera que las puede entender hasta un analfabeto. Porque sabemos perfectamente que tipo de gentuza puede haber tras un volante.

Muerte instantanea, y gran conmoción en el mundo del ciclismo, porque era un personaje muy querido, uno de esos italianos un pò pazzo, que en la peculiar cultura transalpina significa bromista, gesticulante, que no se toma nunca nada en serio, y que en la cultura popular se puede identificar con lo que representa Roberto Benigni, pero ya les digo que es bastante fácil toparse con personas equivalentes.

Sin embargo, como este es un deporte lleno de agujeros negros y desazonadoras, no pasando las primeras horas ya salió la podredumbre que nos rodea. Scarponi no murió de muerte natural, aunque por sus prácticas dopantes hubiese coqueteado con la muerte en múltiples ocasiones. La muerte de Scarponi era evitable, y la ocasión brindada por la fatalidad de perder de manera súbita a un representante destacado del pelotón se malogró una vez más.

Leyendo los tweets publicados por sus compañeros de dorsal -de profesión sería mucho decir, porque hasta en el ramo de los teleoperadores parecen tener más solidaridad profesional- parece que el pobre Scarponi se hubiese muerto por…por…¿una maceta caída del cielo? Disculpen la frivolidad, pero lean una pequeña selección de la inmensa montaña de mierda que inundó twitter durante las siguientes horas al, digamóslo ya, asesinato de Scarponi.

 

 

 

Son solo cinco ejemplos, en orden creciente de imbecilidad, sobre la muerte de Scarponi. No “se va”, lo han matado. Asesinado, puesto que la responsabilidad del conductor del camión esta fuera de toda prueba. Como en tantas otras ocasiones, el ciclismo pierde la oportunidad de enarbolar la bandera de la seguridad, y es algo atribuible a sus compañeros de dorsal y también a los periodistas, más preocupados de hablar de un puto loro que de las trágicas y evitables circunstancias de su asesinato.

Porque eso vende más, la clásica historia del animal que sigue esperando al ser humano incluso cuando este ya está muerto, como si nos importase el puto bicho y no la vida perdida prematuramente. Ni un solo reportaje de cómo los profesionales se juegan el pellejo todos los días por simplemente ir a ejercer su profesion (entrenar) en un contexto de sálvase quien pueda y de ley de la jungla en las carreteras. Eso no vende, no. Otra cosa sería si hubiese vídeo del momento del impacto de Scarponi contra el camión.

Todo, absolutamente todo lo que ha rodeado la muerte de Scarponi provoca nauseas, y ha sido mejor esperar un tiempo prudencial a verter los pensamientos que todavía rondan la cabeza. Parece que es más destacable que Valverde donase los premios de la Lieja, disputada al día siguiente, que un posicionamiento fuerte por la seguridad de los ciclistas en las carreteras. Porque no lo ha habido. Busquen, busquen por ahí, que no lo encontrarán.

En el fondo y la forma, la reacción del pelotón -el minuto de silencio en la salida de Lieja, y a correr- recuerda poderosamente que los ciclistas son apenas soldados, peones de un espectáculo no muy diferente al circo de gladiadores romanos, dispuestos a morir por ganar carreras -y de eso Scarponi y sus bolsas de sangre criogenizadas sabía mucho- y también a ser muertos por vehículos motorizados, las modernas cuádrigas con los ejes con cuchillas.

Por eso la tremenda ironía con la que se cierra este tristísimo episodio de la tristísima historia que es el ciclismo profesional: Scarponi fue enterrado vestido de ciclista. Exactamente igual que como se entierran a los soldados muertos en combate.
***
Clásico artículo-basura que se lee en medios digitales. Un profesional de hacer tweets de esos que se propagan perpetra un artículo sentimentaloide y lleno de mentiras sobre los ciclistas asesinados y la mongolada de las “bicis blancas”, que cuantifica en “cientos”. Y no pone “cienes” porque se lo habrán corregido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

47 comentarios en “El camino hacia el Giro (II): Scarponi no llega tras ser asesinado

  1. Si el conductor de la camioneta al saltarse el ceda, hubiese atropellado a un niño o hubiese chocado contra otro vehículo matando a su conductor, ahora tendría la consideración de asesino. Como ha sido un ciclista, y el “destino” de estos es morir (¡culpa suya, que no salgan!), pues aún hay que apiadarse del conductor, por el mal trago.

    Qué asco.

     
    • Sin quitarte la razón, creo que incluso si fuera un niño u otro coche apenas tendría transcendencia (una noticia de relleno en las noticias y yau). Somos demasiado tolerantes con los excesos al volante, el alcohol y otras sustancias; y seguimos teniendo una actitud fatalista ante las desgracias en la carretera cuando en la mayoría de ocasiones hay un culpable claro.

       
      • “somos demasiado tolerantes con los excesos al volante”

        Viví durante 7 años en una capital de provincia (Da igual cuál). Allí había un recinto ferial donde iban miles de jóvenes cada fin de semana, entre ellos yo, a mamarnos como monas. A la salida de este recinto había una rotonda de unos 4 carriles e inmediatamente después, una recta de un km aproximadamente. ¿A que todos ustedes pueden adivinar fácilmente cuántos controles de alcoholemia ví en esa rotonda o cuantos controles de velocidad en la recta?

        Es sólo un ejemplo pero es que es la jodida verdad, nos tomamos la carretera como un juego y los excesos ya no es que no se penalicen, es que no se persiguen directamente en algunos casos.

         
    • Quien tiene que darle la consideración de asesino es la justicia, no esperes que lo hagan los medios de manipulación y servicio al morbo. Como menciona Sergio hablar del loro de las narices y no de las causas y de pedir soluciones dice todo de los que esperas que traten de asesino al conductor

       
      • Hola,
        mi comentarío va más por la autocrítica que por buscar que los medios de comunicación impartan penas (que no era la intención en absoluto). Esta claro que es necesario endurecer el código penal en estos casos, pero si además de castigar (cosa que se realiza a posteriori) nos concienciaramos, sucesos así no sucedería. Por desgracia, algunos sólo entienden la letra si es con sangre y para ello harían falta sanciones.
        Pero a lo que me refiero es a que no podemos llenarnos la boca llamando asesinos a esta gente, si luego en la carretera nos toleramos determinados excesos. Si te consientes un par de copillas de más tras una reunión familiar, un “yo controlo” o cosas así, puede que seas quien dé muerte al próximo Scarponi.

         
  2. Hemos,o han conseguido asociar a la bicicleta el riesgo de atropello como algo normal,como una posible consecuencia de salir a pedalear,como un pinchazo o una salida de cadena…y no coño!

     
  3. A ver estoy de acuerdo en que no debe quutarse el foco de un conductor negligente que provoca la gente de una persona.
    Ahora, no estoy de acuerdo en cuestionar los tweets de condoloncia de sus compañeros, cada uno vive la situación a su manera y la expresa a su manera, no necesariamente tiene que hablar de las condiciones de seguridad, tiene toda una vida para hacerlo, pero solo unos días para recordar a Scaponi.
    Respecto a que se juegan la vida por ganar carreras, también discrepo, se la juegan por la pasta (que se lo digan a Riccó), sería como decir que cada albañil que muere en los andamios lo hace por construir casas. Personalmente, salgo en bici regularmente, por carreteras gallegas (no precisamente las más seguras, ni con los conductures octogenarios más capaces), y en mi opinión habría que reclamar tanto la concienciación con los ciclistas como la de su uso por parte de nuestra clase política (menos coches oficiales y más bicis oficiales) con ello pronto mejorarían las infraesteucturas para la práctica y los políticos ganarían en salud, evitando muertes “súbitas” tras lingotazos de wisky como Rita Barberá

     
    • Por supuesto que cada uno vive la situación a su modo y ese tipo de mensajes, ya se sabe, son más protocolo que otra cosa, aunque sea sentido, como en los velatorios, costumbres que tenemos.

      Yo pensé algo parecido cuando los leí, sin embargo si analizas la reflexión que haces, parece que los albañiles se caigan del andamio porque es algo inherente a su trabajo, es lo mismo. La mayor parte de los accidentes de trabajo son por negligencia, casi siempre evitable, y sería triste, y sucede, que los compañeros miren a otro lado, le den dos besos a la familia y a seguir, que no nos toque la próxima vez.

       
  4. Millones de euros perdidos en carrilles bici en un montón de ciudades españolas. Carriles mal diseñados y que en casi todas las ocasiones no son ciclables en muchos tramos debido a algún “hinjeniero” que no sabe que la bici es un vehículo que cuenta con una cierta velocidad y no hace las curvas a 90º como las motos de la película Tron.

    Todo ese dinero inútil tirado a la basura que se podría haber empleado en campañas para mejorar la coexistencia en las carreteras entre las bicis y los vehículos a motor. Mejorar infrasestructuras y señalizaciones. Pero claro, las carreteras son el limbo de los ayuntamientos, son el más allá de la administración. Esas carreteras que si no son de gestión privada no interesan y se llevan un pico del presupuesto si en algún momento hay algo que arreglar o modificar. Con lo que cuesta eso.

    Yo vivo en la sierra de Madrid. Llena de carreteras preciosas y parajes únicos. Carreteras tranquilas entre semana, normalmente. Pero llenas de estúpidos que se apropian de ellas como si nadie tuviese derecho a circular los fines de semana y días de fiesta. Esos paletos de la urbe que suelen apoderarse de todo lo que tocan. Vivimos, en la sierra, casi exclusivamente de ese turismo. Pero necesitamos que se capte el mensaje de la indefensión del ciclista. Donde grupetas de aficionados coinciden para disfrutar de la montaña de “otra manera”.

    Y no es un problema de falta de educación (vial) si no algo más allá. Es el poder que se puede ejercer frente a la debilidad. Es la violencia que se practica contra el ciclista desde un coche, desde una carrocería de más de 1 tonelada.

    Difiere mucho entre encontrarte a un vehículo a 20 km/h como a otro a 50 km/h. Como también varía mucho ese cabreo si se trata de un ciclista, de un caballo o de un tractor. Porque a nadie en su sano juicio se le ocurre rebasar un tractor pegadito a su rueda izquiera por lo que le pueda pasar a su coche. Pero si lo hacen para/con un ciclista. Total el daño es mínimo para el conductor. Pese a que ese ciclista quizás ruede más rápido y está en una posición de indefensión mucho mayor que un gran vehículo más lento. En el fondo la conciencia siempre es arrogante, estúpida y muy muy egoísta.

    La conciencia del mostrenco que vive su felicidad invadiendo el espacio de los demás porque como estoy de “finde” me da lo mismo lo que pueda pensar el personal. Yo quiero comer mi cochinillo, bañarme en mi pisicina o llegar el primero al parking de la Morcuera porque tengo una ruta que hacer con los colegas. Pero tú, como vehículo usuario de una vía pública te vas a joder porque eres la última mierda, de este mi día. Eres ciclista, lo más bajo de la escala en la carretera. Y eso será siempre así, por los siglos de los siglos, Amén.

    Saludos.

     
    • A mí toda esta idea de “compartir la calzada” me hace mucha gracia, como si no pasase nada por mezclar personas en vehículos de 10 kg a 15km/h con salvajes en vehículos de 2 toneladas a 70 km/h. Los aviones también son vehículos, ¿no? que despeguen y aterricen en la calzada, es su derecho legítimo!!!!

      En cuanto a lo de Scarponi, pues lo de siempre. Otra oportunidad perdida para reclamar más seguridad. Si no se hace nada con la muerte de un profesional famoso y reconocido, nunca se hará por muchas muertes anónimas que haya. Al final acabaremos dejando de salir en bici y a nadie le importará.

       
  5. Valverde dio el premio a la familia, si. Creo que fue durante la Vuelta 16 se invito al equipo Movistar a unirse y firmar el manifiesto “Por una ley justa”. Se negaron, dijeron que era “politica” y que en eso no se metian. Como si todo esto no fuera con ellos. En fin….

     
  6. No hace mucho escuché a Alix hablar al hilo de un atropello, de los ciclistas que se saltan un semáforo. Aparte de su cantinela constante sobre no vestir de oscuro. No lo dijo explícitamente, pero me sonó a eso tan manido del “algo habrá hecho”, que siempre es una justificación velada a agresiones nazis, a violaciones… Una vez más, se revela la verdad de uno de tus lemas, Sergio: El enemigo está dentro.

     
  7. Escribí en su día, y copio ahora en relación al correcto titular referido al asesinato:

    ¿Un accidente más? ¿o un asesinato más? ¿Estamos todos preparados para manejar armas de cuatro ruedas? ¿Es mala suerte o es imprudencia? ¿Respetamos la vida ajena? ¿Nos educan correctamente? ¿Conciencian desde la DGT como se debe? o ¿los ciclistas no les importamos? Esa es la impresión al ver la evolución en España según datos oficiales de la DGT:

    ANÁLISIS VÍCTIMAS

    AÑO 2000: 79.057 víctimas totales en carretera, de las cuales 840 eran ciclistas, un 1,06 %.
    AÑO 2015: 54.028 víctimas totales en carretera, de las cuales 2.173 eran ciclistas, un 4,00 % .
    Las víctimas en 15 años son 15.000 menos, pero en cambio las víctimas ciclistas son 2,58 veces más.

    ANÁLISIS MUERTOS

    AÑO 2000: 4.706 muertos totales en carretera, de los cuales 61 son ciclistas, un 1,29 %.
    AÑO 2015: 1.248 muertos totales en carretera, de los cuales 48 son ciclistas, un 3,85 %.
    Los muertos en 15 años son 3.500 menos, una reducción del 73 %, sin embargo la reducción en ciclistas no es nada proporcional, tan sólo un 21 %, 3,5 veces menos que la reducción total.

    Reflexionemos cada uno de nosotros antes de salir a la carretera, y hagamos reflexionar a quienes desde arriba pueden hacer mucho más y no lo hacen.

    De nada me sirve educar ingenieros que hacen coches con airbags hasta en los cojones, sino educamos en lo sencillo, en el RESPETO.

    D.E.P uno más, D.E.P Scarponi

     
    • Efectivamente, yo competí hasta 1999 y antes cuando salías a entrenar (cuantas veces sin casco, saltándonos casi todos los semáforos, etc) no tenías la sensación de inseguridad que existe hoy en día. Volví a coger la bicicleta de manera ocasional (más bien en verano) hace 3 años y aun a pesar de ir más “protegidos” (prendas reflectantes, luminoso intermitente en el sillín, casco ligero y seguro, parando en todos los semáforos, etc) uno va literalmente acojonado.

      ¿Cuál es para mi una de las principales causas? Yo achaco muchos de esos atropellos al uso indiscriminado del teléfono al volante, hace 15 años no había whatssap ni gps, ni pantallitas de colores en el salpicadero del coche. Por trabajo me paso muchas horas a la semana en la carretera y ves auténticas barbaridades, así que por desgracia mientras no haya una ley más severa en cuanto a consecuencias penales y no simples juicios de paripé y “libertad sin cargos” veo difícil una solución a corto plazo.

      Y falta mucha, mucha educación y civismo. “Algo haría…”, “las carreteras son de los coches”, “es que no pagan impuesto de rodaje”, “es que van sin matrícula”, etc…

       
  8. Estoy de acuerdo con la visión de Sergio respecto a la falta de denuncia por parte del gremio, pero a la vez también disculpo que las reacciones ante la pérdida de un compañero y/o amigo sean diríamos, personalísimas -como se diría en derecho-.

    Lo que no disculpo es que, posteriormente y tras la debida reflexión, no haya un movimiento colectivo y organizado a nivel de los profesionales para atajar esta sangria.

    A nivel personal, cuando hago carretera me siento totalmente cosificado. Para bastantes conductores (aunque solo fuera uno cada ruta ya implicaría peligro) soy un obstáculo que rebasar a toda costa. Trato de no pensar en ello. Aplico el principio de confianza ciega en los conductores y en la divina providencia.

     
  9. Pues ha sido una pena lo de Scarponi y me acordé de como el año pasado esperó a Nibali en la etapa del Agnello para precipitar los acontecimientos tras la caida de Kruijswijk.-
    Mas allá de las sombras del personaje, es muy curioso como un deporte de equipo, sea para los temas que no les interesan tan individualista (dopaje, seguridad vial, motos en carrera etc….) aunque no deja de ser un reflejo de la sociedad donde cada uno va a lo suyo, y cuando acecha la tragedia sólo se piensa: “me he librado por poco, suerte que no me ha tocado a mi”
    Por circunstancias accedo habitualmente a informes patrulla, y no deja de sorprender como a pesar de las campañas y de la relativa dureza de las sanciones, la gente sigue conduciendo después de haber tomado alcohol, dando algunas tasas importantes.-
    Por otro lado, suele haber casos reincidentes, de gente ya sin puntos y sin licencia que sigue poniéndose al volante de un arma de matar como es un coche.-
    Algo tan sencillo como pasar una banda magnética y abrir una puerta no debe ser complicado de instalar en los coches y que cada la asuma como suya e intransferible.-
    Resulta incompresible como con temas con los que todo el mundo está de acuerdo no sea posible hace acciones que sean efectivas y acaben de una vez con esta clase de muertes.

    Aunque no sea el momento mas oportuno, tendríamos que hacer determinada autocrítica, porque como ciclista y sobre una bicicleta veo a veces algunas conductas y actitudes que me han dado cierta vergüenza pedaleando como uno mas, sobretodo cuando un pelotón se lanza a increpar, amenazar y casi llegar a las manos sin asistirle la razón. Somos la parte mas débil, pero no siempre tenemos la razón.-

    DEP Scarponi.-

     
  10. Yo creo que habria que diseñar iniciativas para endurecer las penas a los automovilistas que agreden en cualquiera de sus formas a ciclistas porque sinceramente los lamentos de nada valen. Manifestaciones, recogida de firmas, entrega de firmas en el parlamento , ayuntamiento etc, exigencia simultanea de carriles bici, incluso bloqueos de calles donde se producen accidentes exigiendo tambien carriles de separacion. Blogs como el tuyo serian excelentes para intentar movilizar a la gente con estas u otras iniciativas, que seguro tendrian gran seguimiento entre todos los que amamos la bicicleta.

     
  11. DEP Scarponi. Es muy triste lo sucedido, lo suyo y lo de muchos otros ciclistas y peatones anónimos que sufren los abusos de los conductores. Aunque no compense a nadie ya ojalá tenga el merecido castigo el culpable.

    En todo este tema de los accidentes, está el eterno problema de la convivencia en la carretera de los vehículos a motor con las bicicletas, ciclomotores, agrícolas, peatones, etc. Las carreteras están pensadas para los vehículos a motor y punto, los otros por los arcenes no preparados en casi ningún caso y a velocidades inferiores a las mínimas de las vías, en mi opinión convivencia imposible en las carreteras actuales, es duro pero es así. El ciclista se mueve en un limbo circulatorio en carreteras y en ciudades, salvo por los escasos km de carril bici mal diseñados en su mayor parte y que casi nadie sabe utilizar.

    Es un problema que se debería atajar de otro modo, en mi opinión una solución pasaría por empezar a dar a la bicicleta (también a la bicicleta eléctrica y algún otro similar) relevancia como medio de transporte real, no algo pintoresco, vacacional o “moderno” mal entendido. Esto pasaría por adaptar carreteras y ciudades al uso de las bicicletas. Cada calle o carretera que se arreglase debería incorporar un carril bici adecuado, no es ninguna barbaridad de inversión y si el problema son los anchos, si esto pasase por eliminar un poco de aparcamiento o expropiar unos mínimos de terreno tampoco sería tan grave. A partir de ahí, permisos obligatorios para circular en bicicleta, (sí con examen, gratuito por supuesto, discriminación positiva) y obligatoriedad del cumplimiento de las normas de tráfico.

    Para continuar con el fomento del uso de la bicicleta, tampoco estaría de más rebajar el IVA de las bicicletas y desgravar en IRPF o algún tipo de bonificación similar. Esto eliminaría vehículos a motor, redundando en mayor seguridad, salud y beneficios al medio ambiente.

    Mientras se mire para otro lado, todo este tema seguirá tal y como está, dando bastante asco desde todos los puntos de vista.

     
  12. Como no sé si habrá otro artículo de previa al GIRO comento un par de temas que se salen un poco por la tangente y no quiero quedarme sin conocer vuestras opiniones.

    Lo de Aru, que mala pinta tiene. A mi me parece uno de los corredores más sospechosos del pelotón en un equipo sospechoso habitual, pero que mala pinta. Después se saldrá en el Tour o en la Vuelta.

    Lo de los Yates, eso ya no es que huela, eso apesta. El famoso chiste de cual de los dos es el bueno ahora mismo es de película de terror.

    Espero que Quintana no arrase en el Giro porque lo veo muy abierto.

    Menuda burrada de 4ª etapa, si se la toman en serio creo que más de uno lo va a pasar muy mal y todavía tendrá mucho camino por delante para recuperar.

     
  13. Me ha encantado el post, con las muchas luces y algunas sombras(OP) de Scarponi pero centrándote en el triste suceso. Murió asesinado.

    Todo el mundo dice que era muy abierto, espontáneo y gracioso. Como ciclista me gustaba, sobre todo porque cuando fue perdiendo fuelle se reconvirtió en uno de los mejores gregarios del pelotón.

    Terrible que sigan pasando cosas así.

     
      • No entiendo.
        Primero te quejas de que nadie diga nada al respecto, y cuando uno lo hace, dices que es un personaje repelente.
        Creo que aquí te puede tu animadversión previa hacia Carlos Verona, porque no me parece que el mensaje tenga nada especialmente repelente.
        Un saludo

         
        • Aparte de cursi, que lo es un rato, suena bastante ambiguo respecto a lo que realmente ha sucedido: un conductor se ha cargado a un ciclista por incumplimiento básico de las normas de conducción.
          Verona no se moja, habla de que se ha ido para siempre​, etc. Tiene una oportunidad única en Facebook ante miles de seguidores para denunciar algo que, por otra parte está él mismo expuesto, que algún salvaje se lo lleve por delante y , una vez más no haya consecuencias a la altura del delito.

           
          • Os compro lo de “cursi”, pero yo creo que sí se moja.
            Copio y pego de su texto:
            “quiero pedir a ciclistas y conductores que cuando vayamos en una bici o en un coche estemos con los cinco sentidos puestos en la carretera, no en el móvil, el GPS, la reunión de después o la lista de la compra. Un despiste puede acabar en tragedia, especialmente cuando hay un ciclista de por medio, ya que nuestro chasis es nuestra piel.
            El ciclismo es un deporte maravilloso que como todo en la vida implica sus riesgos, accidentes hay y habrá, pero sinceramente creo que si los coches se condujeran con más atención, y sobretodo si calara en la sociedad el mensaje de respeto a los ciclistas, que tan bien está difundiendo la DGT, pero que por desgracia aún no ha ocurrido, ya que algunos nos siguen viendo como un estorbo inerte en el arcén de sus carreteras… las cosas podrían ir mucho mejor, y habría muchas menos tragedias que lamentar.”

             
            • Copio de nuevo la DGT y sus datos, de los cuales jamás han hablado, analizado e intentado solucionar. Yo como además como he tenido malas experiencias con una directora provincial de tráfico con su “puestazo” por enchufe, que comunica suspensión de pruebas ciclistas por motivos personales y vacacionales…Si esperamos que gentuza desde sus puestazos mueva el culo por los ciclistas apañaos estamos. Estoy seguro que si le pones a la DGT este análisis de datos en su mesa respecto a los ciclistas, dirán que se debe a que la gente ahora hace más deporte y monta más en bici, lo típico de yo soy responsable de lo bueno, pero de lo malo son los demás.

              “el mensaje de respeto a los ciclistas, que tan bien está difundiendo la DGT”
              para mí esto es repelente, por no decir otra cosa

              ANÁLISIS VÍCTIMAS

              AÑO 2000: 79.057 víctimas totales en carretera, de las cuales 840 eran ciclistas, un 1,06 %.
              AÑO 2015: 54.028 víctimas totales en carretera, de las cuales 2.173 eran ciclistas, un 4,00 % .
              Las víctimas en 15 años son 15.000 menos, pero en cambio las víctimas ciclistas son 2,58 veces más.

              ANÁLISIS MUERTOS

              AÑO 2000: 4.706 muertos totales en carretera, de los cuales 61 son ciclistas, un 1,29 %.
              AÑO 2015: 1.248 muertos totales en carretera, de los cuales 48 son ciclistas, un 3,85 %.
              Los muertos en 15 años son 3.500 menos, una reducción del 73 %, sin embargo la reducción en ciclistas no es nada proporcional, tan sólo un 21 %, 3,5 veces menos que la reducción total.

               
  14. Primer comentario pero este tema me ha tocado de lleno.
    El 11 de noviembre me atropello un coche que se dio a la fuga. Me desperte en un box de urgencias. El duro diagnostico fue 3 vertebras machacadas y clavicula rota, poder andar un milagro. El 15 me colocaron dos barras y nueve tornillos de titanio. De la D11 a la L3. Hago vida, normal no porque no se cuando podre volver a coger la bici. Y llevare las barras el resto de mi vida

    Que quede claro, son asesinos, macarras al volante.

     
      • Gracias!
        Por azares de la vida sucedio en Riad, en el magnifico reino de Arabia Saudita. Un grupo de intrepidos ciclistas españoles pedaleamos cada viernes por el desierto de roca y arena. Puedo dar fe que los vendavales del tour de oman, abu dhabi o qatar son el pan de cada fin de semana…

        Por suerte ahora me encuentro down under y espero que en Sydney pueda recuperar mi pasion en unos meses.

        Y yo tambien tengo hijos, y son una pasion y mas bien lo que hago es enseñarles lo que significa esa pasion ciclista…

         
  15. Hola
    estamos ante un asunto muy complejo: la relación entre ciclista, conductor y peatón. Soy las tres cosas. Realmente, es algo muy complicado. Sin ir más lejos, este finde subí por el carril Colmenar hasta su final, en Soto. En los últimos 5-6 kmts hay varias cruces entre el carril y desvíos de la carretera general y no está clara la prioridad. No hay ninguna señal, sólo el carril está señalizado con líneas discontinuas a través de la carretera que cruza. Yo, por si acaso, paré siempre. Unas veces me cedió el paso algún coche, otras pasaron y tuve que esperar. Me fijé a ver si había señales para los coches o las bicis y nada.

    Por cierto, bajando ese carril, en las cuestas abajo de Colmenar en las que se puede coger 60 por hora o más, he visto alguna vez controles de policía municipal diciendo a los ciclistas que no corran tanto e incluso había alguna parada. Ahí entrena mucha gente con triatletas, van grupetas súper preparadas; gente con maquinones de más de 6.000 euros…

    En los aledaños del anillo ciclista, si un coche te ve en la calzada es frecuentísimo que te pite y te grite “vete al carril!!!!” cuando la existencia de un carril bici no suponer ni mucho menos la obligatoriedad de usarlo: la bicicleta tiene los mismos derechos y obligaciones que un coche en la calzada urbana. Incluso mismos límites de velocidad y alcoholemia.

    Los pasos de cebra son otro de los grandes problemas: la ley dice que se deben cruzar andando y empujando la bici pero ¿en el anillo? ¿sabes cuantos pasos de cebra hay?

    Este puente he ido a comer a El Pardo uno de esos buenos días que ha hecho. Había un auténtico enjambre de ciclistas por la carretera que aprovecharon el buen tiempo, junto a un enorme número de domingueros, entre los que me encontraba. La circulación era muy complicada y habría sido muy fácil un accidente. Yo no habría salido a pedalear por ahí ese día ni en broma. Un simple descuido y…

    En los carriles de Colmenar y San Martin de la Vega, totalmente cerrados a cualquier tráfico que no sea ciclista y sin margen pintado para viandantes (no así el anillo ciclista, donde hay arcén para peatones), no paro de ver gente haciendo footing, paseando, o incluso ¡paseando carritos de niño!. Una colisión entre una persona y una bici que va a 30 o 40 por hora puede ser terrible.

    Igual de complicada es la relación en Madrid Río entre peatones, ciclistas, patinadores, personas en sillas de rueda, abuelitos…

    Como conductor, reconozco que me pone del hígado tener un ciclista que ralentiza el tráfico y que, una vez adelantado, vuelvo a tenerlo delante al siguiente semáforo, otra vez ralentizando.

    Como peatón, me parecen un error terrible algunos carriles bici como el de Serrano incrustados en la acera para que vayan por ahí las bicis eléctricas. Raro es que no haya habido más accidentes.

    Como ciclista, me pone enfermo que me piten los coches por que sí. Si voy por la derecha, les molesta, especialmente cuando giran a la derecha. Si voy por el centro también y si es una gran avenida de tres carriles y voy por la izquierda, para sortear la doble fila y no obstaculizar los giros a la derecha… también les molesta y me pitan igual. Ir por la calzada y que no te piten es virtualmente imposible: siempre hay alguien a quien le molesta el ciclista.

    Como conductor y ciclista, me da por saco ver que los ciclistas se saltan los semáforos a la torera, como si fueran algo que no va con ellos. No tienen bula. Cuando yo paro en uno, saco los zapatos de las calas y espero a que se ponga verde, y de repente me pasan tres ciclistas, cuatro… parezco el gili de la calle.

    Evidentemente, si hay un atropello y el conductor del coche da positivo de algo, es para matarle.

    Debería haber campañas de concienciación y formación, de conductores, ciclistas y peatones.

     
    • Hola:

      Primero saludos a todos, es mi primer comentario.

      Estoy completamente de acuerdo contigo, a mi lo que me molesta especialmente son los ciclistas circulando por las aceras y cruzando pasos de peatones montados como si fueran tales, no es culpa de ellos sino de quien se lo permite, ya que la vista gorda que se hace con este tema es total. Algunos incluso parecen que van compitiendo, ya que vas por una acera, mal hecho, por lo menos adaptate a la velocidad de los peatones. Lo mas fuerte es circular con bici por las aceras y manejando el movil con una mano, eso ya no tiene nombre.

      Como conductor me aguanto ya que estan en su derecho, solo los adelanto si veo poco riesgo, si me tengo que quedar detras no me molesta especialmente, ahora si en la siguiente parada de semaforo se me cuelan delante ya me empieza a irritar pero paciencia y me sigo aguantando, nunca se me ocurria putear ni arrimar el coche a un ciclista en venganza porque me haya hecho una putada, lo mismo hacen los motoristas, y las motos de poca potencia estorban mas que las bicis, es una batalla perdida.

      Por ultimo aunque ya lo han comentado otros, una bici es un vehículo igual que un coche, una furgoneta o un camión, si reclamamos mas dureza con el respeto a las normas de circulación los ciclistas estan incluidos. Leña a todos los cafres tras el volante o el manillar o simplemente caminando.

       
  16. Muy buen post, cierto que la comunidad de ciclistas profesionales parece resignada y rendida ante estos incidentes.

    Saludos.

     
  17. Las escasas muestras de respeto al ciclismo por los ciclistas profesionales vuelven a quedar de manifiesto.
    1. Desde mi punto de vista los ciclistas profesionales no tienen ningún “peso” más que el espectáculo y sus tweeter y sus facebooks. Son puras marionetas en un circo mediático. Les gusta, se mueven por cómo les reconocen. Viven en su burbuja y desde mi punto de vista, y con mi respeto, muestran mucha incultura en muchos aspectos.
    2. No están unidos como colectivo. Ejemplos, ya los he indicado en alguna ocasión… Tour de Francia o la ridiculez de no salir en el Campeonato de España en Móstoles en el 2006 por la OP.
    3. ¿Qué ciclistas ofrecen su imagen para apoyar la seguridad vial? ¿Dónde salen las campañas de seguridad vial? … en Youtube tal vez, o en los consejos de la ACP.

    Entre otras propuestas que ya habéis comentado (endurecimiento de la ley y una mejor concienciación ciudadana) habría que añadir:

    Las infraestructuras de las ciudades… Madrid al menos es inviable como está planteada y las empresas tampoco fomentan el uso de la bici (¿cuantas empresas tienen duchas para sus empleados que vengan montando en bici?).
    Carriles bicis dentro de las ciudades y más aparcamientos…
    Como he dicho imagen de un ciclista representativo del ciclismo en los medios de comunicación. Todavía muchos conductores creen que está prohibido ir en fila de 2 en 2.
    Y sobre todo unión y expresión de los ciclistas. No existe.
    Ahora resido en Londres… aunque parezca mentira es cuando más estoy disfrutando de montar en bici (a pesar de las muertes por atropellos por camión que está habiendo).
    Por tanto, si la gente va a trabajar en bici… cuando coja un coche sabrá que es esto del ciclismo.
    Saludos.

     
  18. Ese sabado me levanté a las 9 de la mañana cogí a mi hijo de 6 meses y fui a comprar el pan, en la panadería abrí el movil y vi la noticia, miré al pequeño y pense hoy toca paseo, la bici no puede separarnos. Es muy triste tener que pensar que una de tus pasiones pueda llegar a arrebatarte otra. No es justo yo quiero salir a disfrutar de mi pasión sin miedo. Mañana saldré. Descanse en paz, Scarponi y otros muchos mas. Gracias por este bloc, y perdon por el desahogo

     
  19. ni con 2 pelucas.

    Tampoco los ciclistas somos ejemplos de respecto de las señales en la carretera.

    Deberíamos aplicarnos el mismo respeto que pedimos a los conductores al volante..

    Cuando vamos en bici nos cagamos en todos los coches que nos rodean, pero cuando vas en coche mecagoentodos los ciclistas que hacen lo que les da la puta gana. Cosa que es cierta.

    Levantamos la mano como eh más respeto, será gilipollas mientras nos saltamos un ceda o un stop.

    Al que se la suda todo conduciendo, se la suda todo en bicicleta o paseando con la parienta.

    Ni unos angelitos ni otros asesinos.

     
    • Habla por tí. Yo hago ciclismo y a veces pillo el coche para desplazarme y en ambos casos respeto las señales de tráfico. Yo creo que el que es ciclista, probablemente sea conductor y conduce con mas prudencia que el que es un macarra poligonero de mierda.

       
    • Claro que puedes ir, en grupos de hasta 50 y si quieres, acompañados por un coche.
      Siempre que respetes el Reglamento de circulación, ya sabes: máximo de 2 en 2, por el lado derecho de la vía o por el arcen si es transitable y haciendo caso a las señales y demás normas.

       
  20. Hay muchos asesinos al volante, de hecho el desprecio del hombre por sus propios congéneres es lamentable. Un desprecio total a la vida. Pero por desgracia es una muestra mas de la sociedad de la que formamos parte. Quizá sea un pesimista, pero cada vez que cojo la bici pienso”…y si no vuelvo” y al momento borro es pensamiento e intento disfrutar. No te ensañes con el animal, quizá muchos deberían aprender de ese pobre loro que solo espera a su amigo.
    Un saludo

     
  21. Yo no creo que este sea “un tema muy complicado” sobre el que haya que discutir mucho. Ni que hiciese falta montar un brainstormin de esos, tamaño copón bendito. Basta con la amenaza de retirar el permiso de conducir, de modo fulminante y definitivo, a quien mate a alguien conduciendo beodo o drogado. Y luego que venga el juez a dictaminar la pena que corresponda.

    Es la única forma de actuar con chusma así. Porque quien es lo bastante irresponsable como para ponerse al volante sin estar en condiciones para hacerlo (no olvidemos que es una decisión voluntaria; nadie te obliga a conducir así), no merece otra consideración que la que corresponde a un asesino de mierda. Y con gente así no vale otra que la mano dura, cuanto más mejor. Las campañas de “conicienciación” no sirven para nada. Al contrario: se las pasan por el forro.

     

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *