Gana Degenkolb y siempre gana la Milán-Sanremo

Spring Cleanout Ending wk13 - 728x90
Sanremo2015
Oss y Thomas en el llano entre la Cipressa y el Poggio

De las 6h y 45´ que duró la Sanremo 2015 (43´27 km/h de media) al menos seis horas se disputaron bajo una persistente e intensa lluvia; no fue tanto como el año pasado, pero por algo el ciclismo es el deporte más duro, la Sanremo la carrera que mejor encarna lo de ser un deporte de resistencia, y la gloria que otorga la mayor posible tras el Tour de Francia. Ningún otro deporte de alto nivel ofrece tal variedad de recorridos, circunstancias, entrega y vértigo. Eso por delante. Ayer fue un monumento de carrera, y no una carrera-monumento, que sólo puede traer nuevos aficionados a este deporte centenario.

Cuando la televisión conectó quedaban 100 km. para meta, y los ciclistas todavía lucían los aparatosos ropajes para combatir la lluvia. Alguno los lució hasta la Cipressa, 80 km. después, cuando ya splendeva il sole sobre la Riviera ligur y la carrera se estaba decidiendo. La fuga del día llegó hasta ahí, representada por el corredor del Lampre Matteo Bono, uno que también fue fugado en 2014, y que era toda una avanzadilla de lo que hace su equipo.

CaídaSanremo
Caída de Puccio que arrastra a Costa y provoca el corte

A 50 km. de meta el Sky empezó a pasar al frente del pelotón con Stannard, pero no fue hasta el descenso del Capo Berta cuando tomaron el completo mando de la situación. Anteriormente ya se había caído en uno de los capi Jacopo Guarnieri, en una circunstancia que se convirtió en vital para el desenlace de la carrera. Luke Rowe, Geraint Thomas y Ben Swift iban perfectamente acoplados bajando el Capo Berta, cuando el cuarto Sky Salvatore Puccio se fue al suelo, llevando consigo a Rui Costa -ojo a como iba situado el corredor que mejor se coloca en el pelotón- y el danés Jensen. Lejos de esperar, los tres Sky siguieron con su apuesta atacante, creando una situación de carrera francamente curiosa.

Llegaron destacados a los pies de la Cipressa, y si la diferencia no fue a más se debió al esfuerzo del Orica. Neutralizados, Swift se reservó para el sprint, pero su compañero Nordhaugh puso un ritmo muy fuerte para evacuar a los sprinters puros del tren delantero. Lo consiguió parcialmente, puesto que Greipel o Cavendish ya iban a caer por sí solos en el Poggio, y los que realmente se descolgaron solo contaban en las fantasías de algunos, como Lobato. El gaditano ha dejado una imagen patética, abrigado como un pingüino -orejeras incluídas- y con pinta de ir cocidísimo.

Pozzato, otro Lampre, se puso en cabeza en el descenso, y lo hizo tan lento -Gilbert se quejaba en meta de la ralentización del ritmo que eso supuso, tanto Van Avermaet como Stybar atacaron en la subida, Arredondo iba trabajando para Cancellara- que permitió la reintegración de todos los hombre rápidos cortados, desde los ya citados a sus compañeros Bonifazio y Cimolai. Guarnieri también hubiese estado ahí. En el falso llano saltaron Oss y, de nuevo, Geraint Thomas, autor de una sensacional carrera.

El duo de rodadores llegaron a tener un hueco de 30″ en el llano que hay entre Cipressa y el Poggio, aunque en el inicio de la subida la diferencia ya había bajado a 17″. Si llegan a haber tenido esa diferencia inicial, Thomas hubiese ganado la Sanremo. El galés subió de una manera sensacional, encabezó el grupo durante todo el descenso y, una vez en las calles de Sanremo y a 2 km. de meta, volvió a tirar del grupo en beneficio de su compañero Swift. Se puede decir que hizo los últimos 40 km. de carrera en cabeza. Si alguien puede volver a ganar esta carrera en solitario es él. Sería la victoria más justa para alguien que lleva años de sacrificios al máximo nivel, incluyendo a jefes de fila tan ruinosos como Flecha (Flandes 2011, esperándolo en el Muur)

Poggio2015
Paolini, en plan Freire en Verona 2004: exagerado

En el Poggio apenas hubo ataques: lo intentó Gilbert, pero la subida se hizo tras la moto de Paolini, el barbudo de 38 años que parecía que iba conduciendo una moto derny. Aflojaba y apretaba el ritmo a su antojo, de tal manera que el valón apenas se separó del pelotón 5 metros. Y, por supuesto, siempre viendo a Thomas a una distancia segura. Por la cima del Poggio, que esta vez no tuvo la imagen de cámara fija que nos permite ver la posición de los ciclistas, pasaron más de 40 corredores.

En la bajada Gilbert se salió en una curva, arrastrando consigo a Kwiatkowski, Stybar y un enfadadísimo Ciolek, que estampó su indemne casco contra el suelo en gesto de rabia. Había subido magníficamente situado el Poggio, y se entiende su rabia pasajera, como demuestra el buen rollo con Gilbert en este tweet. El campeón del mundo polaco no tuvo necesidad de hacer eso: el casco le salvó de un percance mayor, y dejó un tweet aún mejor sobre este elemento imprescindible del ciclismo, y sobre su descenso.

No hubo más: la Sanremo, en el año sin Le Manie y archivada -lo volverán a desempolvar, seguro- la locura de Pompeiana han llegado al sprint un grupo numerosísimo de corredores, incluyendo a Alejandro Valverde, que coronó el Poggio en cuarta-quinta posición, para después llegar al sprint rodeado de dos corredores del CCC polaco. Habrá presiones en este larguísimo año que queda hasta la próxima edición de Sanremo para “endurecer” una carrera que ya es dura de por sí, y que ha vuelto a regalar un soberano sprint que no tiene nada de Lotería, al contrario. Este tipo de declaraciones del organizador suenan como el presidente del balompié asegurando a un entrenador tras una derrota.

Paolini
Leeds 2014 [no soy el de la camiseta]
Paolini llevó a los corredores en fila india hasta los últimos 300 metros, con su jefe de filas Kristoff perfectamente soldado a rueda. Le han llovido los elogios por su trabajo -ni una mención a su pasado de drogas y chulería, por supuesto-, pero el caso es que lo hizo mal en el momento decisivo: dejó a su jefe muy expuesto para el tramo decisivo de la Sanremo, que una vez más no es la Cipressa ni el Poggio, es la recta de meta.

Kristoff hizo un magnífico sprint, pero una vez más, como en K-B-K, no fue suficiente. Quizás de haber estado Jacopo Guarnieri -su lanzador entonces- hubiese sido diferente, un último hombre que lo hubiese acercado más a meta, pero esto es la Sanremo: suerte de que haya un lanzador en el km. final. Paolini dejó a su líder a 300 metros de meta. A Kristoff le sobraron 50 metros de los 292 km. de la Milán-Sanremo. Así es esta carrera.

Por la derecha del noruego surgió Degenkolb, que no contaba entre los favoritos para la victoria a pesar de sus cualidades, o de que hubiese sido 5º en la carrera en 2012. Unas carreras de preparación discretas, sin apenas victorias, y se olvida al polivante corredor alemán, uno que pelea su victoria hasta el último metro, como demostró a Demare en la G-W del año pasado. Demaré, pobre, caído subiendo la Cipressa, otra oportunidad perdida.

A base de aporrear sus pedales, con ese pedaleo tan característico que bien podría pasar por batería de un grupo de hard-metal, el joven corredor de 26 años relegaba a Kristoff a la segunda posición, porque está bien recordar que desde Merckx solo dos corredores han repetido triunfo consecutivamente en la clásica de las clásicas: Fignon y Zabel, ambos muy superiores al noruego. Degenkolb se llevó la manos a la cabeza en gesto de incredulidad, y después lloró en el podio. “De pequeño veía a Freire ganar aquí”. Tiene 26 años y cinco clásicas: Frankfurt, Hamburgo, G-W, Paris-Tours y esta Sanremo. También nueve etapas en la Vuelta. Y un 4º puesto en el Mundial 2012. Y un 2º en la Roubaix 2014.

Freire, sí. El joven australiano de 24 años que en la víspera llamó al tricampeón del mundo para asesorarse fue tercero, un resultado brillantísimo que no le satisface. Subió el Poggio en cabeza, e incluso salió a rueda de Gilbert en su ataque. Muy exagerado, incluso cuando en Paris-Niza comió una papelina de algo sin identificar: las cámaras de alta resolución nos van a dar episodios de este tipo a tutiplén. Por algo McQuaid se negaba a las cámaras en las bicis, y Cookson lo está retrasando.

Cuarto Sagan, que nada más bajar el Poggio se puso en cabeza a hacer el…Sagan; nervioso, mirando a todos lados, perdió la cabeza en vez de coger una rueda buena. En el momento resolutivo solo pudo ser medalla de chocolate, mientras su compañero Breschel hacía un 12º que no sirve para nada, más o menos como el 4º puesto de su jefe de filas. Algo parecido pasó con el Lampre (Bono y Costa ya han salido citados, vaya carrera): Bonifazio 5º, sprintando con su diminuto cuerpo tras Kristoff, y su compinche Cimolai 8º, al lado pero sin ayudar. Bonizafio es de San Lorenzo al Mare, a 4 km. de Sanremo, y tiene 21 años. Desde 1983, cuando lo logró Vanderaerden, no había alguien tan joven en el top-five de Sanremo. Se fue Matxín, pero dejó su fórmula. Paradigmáticamente, Modolo ni tomó la salida. Modolo, el que el año pasado llevaba cinco o seis victorias a estas alturas.

LaPrimavera
Un poco cursi, la verdad

Sexto Bouhanni en su primera Sanremo, y también decepcionado con el resultado y diciendo que había sprintado solo: como todos, menos Kristoff. Y son cosas consustanciales a fichar por el Cofidis. Séptimo Cancellara, apeado del podio de una carrera monumento por primera vez desde 2010, fuera del podio de Sanremo por primera vez desde 2011: lo intentó por las vallas, pero era uno de 34 años contra gente que no llega a 30 años, todos los seis primeros. No es lo único destacable a nivel estadístico: por primera vez desde 1989, ninguno del podio viene de Tirreno-Adriático; es más, salvo Sagan y el propio Cancellara, todo el top-nine proviene de Paris-Niza.

Degenkolb empezó la jornada con una tira de esparadrapo en la potencia del manillar indicando los hitos de la carrera, a la manera ciclista, y la acabó siete horas después alzando un nuevo trofeo de aire retro-Liberty. Otro cambio sutil: a Zabel le daban un copón, a Freire una estela de vidrio que parecía sacada de una tienda de todo a cien. El nuevo trofeo de la Sanremo, una victoria alada con la inscripción La primavera es el recuerdo duradero de que en este caso lo importante es la carrera com´era e dov´era, porque es la Sanremo y no necesita más ingredientes que su propia historia y su kilometraje.
***
Qué vergüenza lo de hoy en la Volta a Cataluña. En breve, en este mismo espacio, detallada cuenta.
***
Jon Ander Insausti, el joven corredor del continental Murias, consigue un gran resultado al quedar segundo en el GP Cholet-Pays de Loire. Solo tiene 22 años y un gran futuro por delante. El triunfo fue para el veteranísimo Fedrigo, 14 años mayor, que entró en solitario.
***
El Museo a mayor gloria del Oligarca Asturiano, completado después de siete años de obras. No hay nada que no sea posible cuando hay unas elecciones a la vista. Se ha pagado con dinero público. Este país no tiene remedio #MafiAsturias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

62 comentarios en “Gana Degenkolb y siempre gana la Milán-Sanremo

  1. Muy buenas,

    Nunca he entrado a comentar, así que antes de nada felicitarte por tu blog.

    Pero en la imagen de la “papelina” de M. Matthews, se ve claramente que es una emisión de la TV francesa, en la que aparece hasta la información de un maillot verde que puede que sea el que esté vistiendo. Así que dudo que sea de esta edición de la Milano-Sanremo.

    Un saludo!

     
  2. Excelente post. Fue un carrerón, con un vencedor que, por fin, p no desentona con la historia de la carrera.

    Yo diría que la foto de Matthews (mira que me caen gordos los australianos, pero por este siento debilidad) es de la Paris-Niza, por los rótulos en francés.

     
  3. Efectivamente, Paolini hizo un grandísimo trabajo. Es un lujo que algún esprinter disponga de un lanzador tras bajar el Poggio. Kristoff lo tuvo, y bastante hizo Paolini con llegar hasta allí tras el enorme desgaste anterior. Ningún reproche para su enorme labor.
    Degenkolb fue claramente el más fuerte en un sprint que, como señalas, para nada fue una lotería. Puso a todo el mundo en su sitio.
    A lobato la MSM le queda aún grande. Veremos en el futuro.
    El asunto de la “papelina” me recuerda al tema de los batidos de fresa del Valencia CF, es decir, no me dice nada.
    Saludos. Me gustó mucho tu artículo.

     
  4. Lo más bonito de todo es que viene una nueva hornada que nos va a dar una primaveras cojonudas. Degenkolb, Mathews, Kristoff, Bouhanni, Cimolai, Bonifazio, Sagan, Thomas, los que me falta por decir, y todos los que ayer no estaban, la cuadrilla de belgas por ejemplo. Esta Sanremo me ha dejado un buen cuerpo que no me dejaba ninguna carrera desde hace mucho tiempo.

    Lo de Cataluña ha sido una vergüenza. Tras moto brutal, ¿no? Si no no se explica…

     
    • Más que tras moto yo creo que simplemente ha sido dejadez del pelotón. Hay que recordar que en la Volta no hay sprinters, y seguramente ni Sky ni Tinkoff querían darse el palizón de tirar desde el principio.

      Sinceramente, me hace más gracia una Volta que se juegue entre Paterski, Rolland y De Clercq que entre Froome, Valverde y Contador.

       
      • No, no, me refiero a tras moto colectivo del pelotón. Se me hace difícil creer que la referencia en el último puerto, a falta de 18 km fuera de 6:55, y después en meta 2:45, cuando una buena parte del terreno era una bajada en la que no se podía pedalear demasiado. Además, sólo se han visto imágenes de la cola del pelotón y de los escapados, en ningún momento se ha visto nada de la cabeza del pelotón. De ahí mis sospechas.

         
  5. Lo de Lobato era de esperar, quería ganar la MSR sin pasar ni por TA ni por PN, eso sí habria sido un hito, alguien lo ha conseguido?. Además, en febrero estaba ya demasiado bien.

     
  6. Si en una edición como la de este año con lluvia,el sky a “full gas” a 50 km de meta y al final llega un sprint de casi 50 corredoress, en mi opiníon hay que meter algo más dureza en la prueba ya sea Manie,Pompeiana o lo que haya por la zona.
    Cuanto tiempo hace que no se ve un ataque en condiciones en el Poggio.
    Yo no veo mal que algún año pueda llegar un sprint a meta pero creo que gente como Kiwi,Van avermaet,Gilbert el mismo Valverde deberían tener alguna opcion en esta prueba y con el recorrido actual no la tienen.

     
    • Demasiada gente delante?, pero resulta que ganan los mejores, dónde está el problema? Los monumentos tienen una fisonomía y no se trata de cambiarla pq haya estos u otros corredores. Son ellos los que tienen que explotar sus virtudes y los puntos débiles de los rivales. Estrategia, táctica y control del tempo. Te garantizo que el Valverde del Kelme habría hecho de los 3 primeros.

       
        • Valverde iba a la MSR como quién va a la clásica de Alcobendas. No iba con intención de mojar. El domingo llegó con las perneras.

           
            • Yo es que creo que todos estaban a la expectativa del ataque del campeón del mundo…, al caerse todos se quedaron sin plan.

               
            • Siempre estás con lo mismo de Valverde. Le tienes entre ceja y ceja. No se puede meter en el sprint, para que se va a colocar. Su opción pasaba por el Poggio o la Cipressa no por una llegada masiva.

               
          • Yo he visto en directo Valverde disputarle (y ganarle un criterium de Alcobendas) a Contador. Ya sé como funcionan los criteriums, pero aquel día al vegetariano de Pinto se le quedó una carita de algo humano me ha derrotado que no veas.

             
            • El de pinto tiene esa cara de serie, no creo que llegue a ser tan obtuso de creer que le puede ganar un criterium donde lo que vale es el sprint a Valverde.

               
  7. Una gran carrera y una gran edición. Me quedé pensando en qué hubiera pasado si los 3 Sky hubieran tirado con más decisión desde el primer momento relevando los 3…

     
  8. Buena crónica aunque con alguna imprecisión a las que no estamos acostumbrados: Bonifazio fue el 5º y Cimolai 8º.

    También echo en falta una mayor mención al ataque de Van Avermaet, que no paró hasta rebasar a Thomas aunque después no le sirviese de nada. Sabía que con gente más rápida no tendría posibilidad de victoria así que probó desde lejos. Admiro de este corredor que nunca se esconde y siempre que tiene fuerzas lo intenta, a pesar de errar en su objetivo más de lo que le gustaría.

     
  9. Hay que admitir que tu amigo Paolini realizó un carrerón, si llega a dejar a Kristoff a 150 m de meta hubiera sido como sacar un corner y rematarlo. Se le podrán echar en cara mil macarradas, pero el domingo, junto al ganador y el galgo de Cardiff, fue de los mejores en carrera.

    Como bien apuntas, fue raro que no dieran la clásica toma del cruce del Poggio, una de las imágenes de la temporada.

    Por otra parte, que gozada ver sprintar a Degenkolb, parece que va a reventar el pedalier de la potencia que desarrolla. Es de esos sprinters que, al contrario de otros velocistas más mcewenianos como Sagan, transmite el esfuerzo que realiza. Ojo con él en el velódromo de Roubaix …

     
  10. Sigue siendo una de las pocas carreras que me sigue haciendo que me levante del sofa como un tifossi, una delicia.

     
  11. Creo que si retransmitiesen 150 km. los vería enteros, es de las pocas carreras que merece la pena ver entera. En caso contrario no se entiende el final. Muy brillantes en TDP preocupados por la colocación de Kristoff en la Cipressa. No saben aún lo de que en esta carrera solamente se tiene una bala.

    Independiente de pasados y equipos: Paolini, Oss y Thomas… yo hubiera querido ser como ellos. Pufffff

     
  12. Una San Remo bastante buena, pero esta carrera está desequilibrada a favor de los que corren como Degenkolb lo hizo ayer. Hay que mover un poquito el punto de equilibrio, sólo un poquito, para que vuelva a haber victorias a lo Fignon, pues sin eso la carrera no es com’ era e dov’ era . Que vuelvan Le Manie o que pongan unos kilómetros más. O las dos cosas. Pero lo del domingo es muy mejorable. Si las bicis de hoy no son como las de Fignon, el recorrido no puede ser igual.
    Por cierto, después de haber glosado una carrera con tantas caídas como la de anteayer, quedarás como un botarate si no escribes en el mismo tono acerca de caídas en Strade Bianche u otras carreras. Bastante buen artículo por lo demás.

     
  13. Sigo sin asimilar que un superclase como Gilbert no pueda ni tan siquiera salir de un grupo comandado por un señor de 38 años con una buena paliza encima. Si no hubo más ataques en el Poggio fue porque Paolini los traía con las orejas tiesas.

    El sprint fue espectacular. Comandado inicialmente por Kristoff hubo un momento en que cuatro flechas salieron de sus flancos como cuatro cazas en una exhibición aérea para finalizar ocupando todo el ancho de la calzada en un sprint extremadamente limpio y estético.

     
    • Sí, la foto ha quedado magnífica, también ayuda esa celebración tan de Degenkolb de subir lo más arriba posible sus brazacos. Ha sido una gran Sanremo.

       
  14. Buenas Sergio.

    Gran análisis de la carrera.

    A mí, en especial,me llaman la atención dos aspectos.

    a) Los Lampre llegan a línea de meta con dos efectivos y no sacan ningún tipo de tajada de esa opción. No hay sacrificio de uno para otro y, al final, pelea entre ellos por el “puestómetro”.

    b) Paolini se exprime tanto en el Poggio como en el último kilómetro. Es cierto que, al final, no puede (no creo que sea error, es que no da más sí) “encapsular” a Kristoff para permitirle una salida en tromba hacia línea de meta.

    No me sorprende que Valverde ni entrara al sprint. Hay una toma en la que se le ve casi a cola del grupo cabecero cuando quedan unos 400 metros (y eso que era la primera ocasión en la que el murciano había corrido con cierta cabeza y disposición táctica).

    Imagino que se habrá señalado ya (no he tenido ocasión de leer los comentarios), pero la ingesta de la papelina no era en la MSR.

    Abrazo.

     
  15. La carrera estuvo muy bien, pero es que el 90% de las veces llegan a sprint. A mi en particular no me gusta eso y prefiero recorridos mas selectivos como Lieja o Roubaix…. Es cierto, no es un sprint masivo de estos de etapa de Tour que se tocan la pirindola hasta 30 km del final y despues pone un equipo a tirar y llegan los 9 del equipo en cabeza a falta de 2 km a meta. Hay mucha seleccion y no gana el mas rapido, gana el mas rapido tras 300 km… Supongo que todo tipo de corredor merece “su clasica” y en ese sentido esta bien que La San Remo se quede como esta, pero nunca sera mi favorita.

     
    • Coincido plenamente con tu comentario. La carrera está muy bien como está y no tiene por qué añadir ni quitar nada a su actual recorrido (en la parte final, sobre todo).

       
      • La unica salvedad es que todas las clasicas forjaron su leyenda como carreras que no solian acabar al sprint. Lo que pasa que la cada vez mas igual condicion fisica de todos los participantes y gregarios, mejoras de las bicis, asfaltos, tacticas, pinganillos… todo eso va aplanando el perfil, y al final la San remo es una carrera llana.

        Si lo que quieren es preservar el espiritu, no veo mal un pelin de aumento de dureza.. Si ser clasico es preservar el recorrido, entonces hay que asumir que el tipo de corredores que la ganen ahora no tengan nada que ver con los que la ganaban antes. Yo por mi que la dejen como esta, pero en ese caso mi favorita nunca puede ser San Remo

        Saludos

         
      • Lo que pasa es que mi modesta aficion al ciclismo no me viene de haber competido o de estar metido en el mundillo, viene de ver a Indurain en el Tour… Y tengo metido en la cabeza que un sprinter es un vago que nunca ataca, que se pone a chupar rueda y le hacen todo el trabajo hasta el remata a 100 metros del final. Para mi siempre los escapados eran los buenos y el peloton el malo de la pelicula. Mis carreras y recorridos favoritos son los que hay grandes posibilidades de atacar y romper el grupo.

        Una llegada al sprint tras 300 km, o un final en alto en el que se atacan en las vallas para coger la bonificacion es para mi un fracaso de los buenos de la pelicula

         
    • MSR es la clásica para sprinters,300 kms que raramente evitan la victoria de un sprinter puro,a veces hasta 2os espadas como Ciolek,Goss,etc.Poquisimas veces gana alguien en solitario,Cancellara y Pozzatto rompieron en el ultimo km,supongo que remontandonos atrás habrá más casos.A mí tampoco es la Clásica que más me guste,250 kms de desgaste,esperando que pase algo en Cipressa o Poggio,y raramente ocurre,ojalá Thomas hubiera llegado,esa sí es una victoria de las que crea afición.

       
  16. Por una vez BMC corrio bien. Oss ataco cuando debia (menudo inicio de temporada el suyo). Van Avermaet, igual. Vino luego la mala suerte de la caida de Gilbert.

    No entiendo la tactica de Valverde (y de paso la de Cancellara). Si repasais la repeticion se ve que cuando se acaba la bajada del Poggio hay un momento en el que un corredor con fuerza puede intentarlo y, con suerte, llegar en solitiario. Meterte 293 kilometros para quedarte en el peloton en un sprint en el que no tienes nada que hacer no tiene ningun sentido. Era un ahora o nunca.

     
    • Lo de Cancellara creo yo que tiene fácil explicación: ya no es el que era. Me atrevo a aventurar que este año no subirá al pódium ni en Flandes ni en Roubaix

       
    • BMC por una vez pareció tener una táctica clara, aunque cada uno fuera a su bola, 1° ataca, uno, luego otro y Gilbert para el final aunque la mala suerte y falta de fuerzas no le permitieron más. Bien Sky aprovechando las circunstancias de carrera, con un Thomas valiente. Lampre también muy entonado con 2 al sprint, Pozzato llevando el tempo y Costa caído pero hasta entonces ahí delante. Y Paolini brutal…sin entrar a juzgar antecedentes hizo una subida que ahogó las posibilidades de cualquier valiente y luego en el llano no se le puede reprochar más, suficiente con aún dejar a Kristoff a 300m. El sprint fue totalmente de colocación y medir distancia, no creo que Degenkolb fuera el más rápido (fuerte sí que un día va a cascar las bielas) y es que ha sido un sprint bastante igualado tras 300km. Justo y digno vencedor. Y Sagan…ya no sabe que hacer, si atacar, guardar,…se vió en el llano a 2km de meta que se quedó 20m por delante y dudó, y el que duda pierde el bocado

       
  17. La MSR es en definitiva para corredores del perfil Degenkolb, Matthews, Kristoff…o en su momento Zabel o Freire. Sprinters con fondo y capacidad de pasar puertos delante. Los Gilbert, Van Avermaet, Thomas, Cancellara, son rápidos pero no son sprinters y con el recorrido tal y como está parten en desventaja. En su mano y en la de sus equipos está revertir la situación, endurecer, atacar y sacrificar corredores para cocer al máximo al resto.

    Degenkolb por capacidad estaba entre los favoritos, pero llevaba un 2015 muy malo, Lobato le pulió en Andalucía y en Paris Niza hizo buen prólogo y estuvo mal en las llegadas. Pero ahí está, ganador de San Remo y a ver qué tal este año en el adoquín donde el año pasado ya se le vio muy bien, sorprendentemente bien.

     
  18. Una de las imagenes que más me ha gustado de la MSR es cuando, después de la Cipressa, donde Kristoff lo pasó mal, Paolini se va a cola de pelotón y se reúne con Kristoff y otros dos compañeros y van avanzando posiciones hasta coger la cabeza al inicio del Poggio. Luego Paolini pone ritmo de seguridad para Kristoff y hasta la cima. Tremendo trabajo del italiano.

     
      • Todos somos conscientes de lo que es Paolini. Pero eso no significa que no se le pueda alabar cuando lo hace bien y, en mi opinión, lo hizo casi perfecto el domingo. Lo único que le faltó fue aguantar 50 metros más en la recta de meta. Que si, que lo importante es la recta de meta y bla, bla, bla, pero, quizás, si no llega a ser por el trabajo de Paolini no se hubiera llegado al sprint.
        Podemos comparar su actitud con el trabajo de otros gregarios como, por ejemplo, Breschel, que no hizo nada por Sagan en toda la carrera, todo para garrapatear un 12º.

         
  19. Hola,

    Respecto al tema principal, ha sido una edición de la Milán Sanremo excelente. Sin pronóstico claro por momentos, emocionante, intensa y con un sprint final tremendo. Yo realmente pensé que Oss y Thomas llegarían. No era solo deseo (llevaba a Oss en el Tropela jeje), sino que viendoles pedalear se me hacía muy difícil pensar que alguien les recortase los 30 segundos que llegaron a alcanzar. Muy bien Paolini, todo hay que decirlo.

    Respecto a La Volta, y sin querer ponerme una medalla, yo ayer en mi TL ya pregunté por la posibilidad de que la chapucera organización hubiese hecho el pleno confundiendo con las referencias al pelotón. Y parece que así ha sido según comenta el Trek.

    Si finalmente eso se confirma, me parece que es suficiente ridículo para que se tomen medidas y, o bien los responsables de la organización se van, o bien la UCI mete en la nevera un añito a la Volta para que reflexionen, porque es muy difícil organizar un evento ciclista peor de lo que se vio ayer.

     
  20. Me gustaría añadir que el problema del ciclismo no es el esprint en sí. El problema es presentar una carrera en la que la única posibilidad es el esprint. Pero la MSR nunca defrauda, llegue un grupito, un tío solo o haya esprint. El momento crucial en el que Paolini revienta y Kristoff, solo en cabeza, mira a un lado y a otro y piensa si esperar esos 30 o 50 m donde llega su distancia y se da cuenta de que si espera perderá la posición y la inercia y no podrá remontar. Entonces se pone de pie y empieza a mover los riñones con el típico gesto repetitivo de los esprinters, a la desesperada, ansiando romper la bici con sus brazos, descargando la rabia de tantos entrenos con frío, con lluvia… Y todo en una décima de segundo. Ese momento mágico en el que sabes que tu única posibilidad es huir hacia delante y aun así esa decisión te puede acarrear la derrota. No hay otro deporte como el ciclismo.

    Alberto

     
      • Copenhage 2011, Flecha le deja el 3° tras 2 ¿australianos? que se apartan al ver a quien llevan a rueda, pierde inercia, posición y adiós al 4° mundial. Hay que “llegar y no estar” que decían

         
    • Enhorabuena Por el comentario. Emocionante.

      No se puede explicar mejor.
      Todo eso que relatas, además, pasa en un espacio de tiempo mínimo y con un nivel de esfuerzo máximo.
      Kristoff Muere en la orilla, pero no le queda otra. Lo da todo, hasta el punto de tener que sentarse, un instante antes de lo necesario.
      Degenkolb, resiste ese dolor, (sale un poco más tarde) y gana perfecto. Bellísimo espectáculo.

       
  21. Muy buen post sobre una de las mejores Milán-Sanremo de los últimos años. Esta es de las que crean afición, las de la lucha constante entre sprinters y rompedores.

    Sobre Paolini, mirándolo friamente es cierto que no lanza el sprint correctamente a Kristoff. Lo deja demasiado lejos y por ese motivo no gana. Eso es el dato frío. Pero si se mira bien el video, Paolini se pasa los últimos 200m antes de apartarse pedaleando de pie sobre la bicicleta. No estaba sprintando, solo estaba poniendo una marcheta alta, no extraordinaria, que el resto acepta de cara al sprint… ¡y el terreno era llano! Eso solo quiere decir una cosa y el que ha pasado por ese trance lo entiende a la perfección: iba reventado.

    Se aparta porque está muerto. Realmente se podría haber muerto un poco más tarde, pero era un zombie desde hacia metros y esto viene cuando viene. A Kristoff ya se le empezaban a subir a la chepa los otros sprinters (el ritmo no era super, se aceptaba tácitamente) y su opción era o perder la iniciativa del sprint o lanzarlo. Tomó la mejor opción, dadas las circunstancias.

     
  22. Ver rodar a ciclistas a 50 km/h por una carretera junto al mar es de por sí mismo puro espectáculo. Si a eso le añadimos 300 km y casi 7 horas de carrera (el pasado además bajo la lluvia), no veo la necesidad de incluir ninguna dureza añadida. El rodar de los últimos 50 km y un sprint bajo esas características es lo suficientemente bello. Ya hay carreras a lo largo de toda la temporada donde se deciden en puertos, muros o tachuelas. Para terminar: a nadie se le ocurre exigir en la Roubaix la inclusión de un muro de las características del Tour de Flandes. Es Roubaix una carrera llana, de tramos de pavé y de eliminación. San Remo son 7 horas a una velocidad endiablada y el sprint más importante del año junto al Mundial.

    Viendo cómo Kristoff flaqueaba en la Cipressa y cómo dialogaba con Paolini en el llano posterior, yo lo consideraba eliminado al igual que Cavendish (menos mal, hubiera sido bochornoso para este deporte tras su “stage” en Sudáfrica) y Lobato (efectivamente, asfixiado bajo el gorro).

    La táctica de Katusha fue excelente, con Paolini controlando la subida al Poggio para que no se sucediesen ataques. En cambio, no creo que el ritmo fuese endiablado como se ha comentado en multitud de lugares. A mí me pareció que hizo una labor de control excelente. Si hubiese lanzado un poco a Kristoff este hubiese ganado, pero tras 300 km y esa subida al Poggio…

    La ansiedad pudo una vez más a Sagan. Se sabía fuerte, hábil en el descenso complicado, excelente rodador en el llano hasta meta y menos rápido que los hombres que le precedieron. Es difícil saber qué hacer en esos momentos.

    Me gustó Valverde, más atento de lo que nos tiene acostumbrados. Me esperaba un movimiento suyo porque no se iba a meter en el sprint. Mención también para Ion Izagirre, carrerón el suyo.

    Y una pena no dar el plano más clásico de toda la temporada ciclista.

     
  23. Un comentario sobre la retransmisión:
    No sé si es porque JC García está acostumbrándose a retransmitir en solitario, pero cada vez que MA Iglesias empezaba ha comentar algo (dejando de lado lo acertado o no del comentario), le cortaba todo el rato.
    PD. El hard metal no existe, o hard rock o heavy metal. Supongo que aplicando el símil baterístico, querrías decir heavy metal. Con esas patorras lo mismo te hace un blastbeat http://es.wikipedia.org/wiki/Blast_beat con la minga!

     
  24. Pues a mi me aparecido ver a kristoff bastante fondon por no decir gordo,todo lo contrario que Degenkolb que lo he notado menos musculado que el año anterior me parece un mas que digno ganador…

     
  25. Actuaciones increíbles de Paolini y sobre todo de Thomas.
    Respecto a este último corredor creo que su grandisima clase y estilo ofusca una realidad: son precisamente in-creibles.

    Lo de Sagan empieza a ser crónico y mental. A falta de kilómetro y medio se quedó solo al frente con un ligero corte de ventaja, y no lo quiso ver. Era extremadamente difícil, pero si la otra opción es jugártela con Kristoff y Dagenkolb…

     
  26. Gran crónica. El domingo tuve la sensación de estar viendo un auténtico Mundial, celebrado en una de las catedrales del ciclismo. Ver a los mejores clasicómanos del mundo -a excepción de los flamencos- peleando a brazo partido en una última vuelta imaginaria con el ascenso/descenso del Poggio y el llano final, es un recuerdo que me va a durar años.

     
  27. La carrera me gustó, y tengo debilidad por Degenkolb, pero igual como en otras ocasiones me he quedado con la sensación de que se ha llevado la MSR alguien que ha sacado petroleo de la nada. Es decir, me ha dado la sensación que Giant apenas había trabajado (Dumoulin, último del pelotón principal) y se ha llevado la victoria. En cambio, Sky o BMC han trabajado a destajo para nada. El año pasado tuve la misma sensación con Katusha y Kristoff. Quizás sí que el tramo decisivo de la MSR son los últimos 300-500 metros y no los 292,5 anteriores… :(

     
    • Lo que comentas es el ciclismo! Equipos que luchan y no consiguen nada y estrellas de este deporte que sacan petróleo de mínimas oportunidades. Así hizo Freire lo que hizo!

      Y en esta carrera, para que sean decisivos los 300-500 metros finales como comentas, los 294 km que se han hecho antes han hecho su papel. Díselo a Lobato, Cavendish y otros muchos…

       
  28. Por si te interesa….el corredor del Murias Jon Ander Insausti (Izaguirre) es primo de los hermanos Izaguirre del movistar.

    Osea que casta y genética tiene,su tío José Ramón Izaguirre padre de gorka y Jon ya fue campeón de Espaňa de ciclocross en su día.
    Osea que en esa familia se respira ciclismo por todas las esquinas.

    un saludo.

     

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *